La evolución de Ratchet & Clank, historia viva de todo un icono en las consolas PlayStation
Aventura - Plataformas

La evolución de Ratchet & Clank, historia viva de todo un icono en las consolas PlayStation

Es motivo de celebración que estemos a punto de recibir Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte en PS5, al ser la nueva entrega de una saga con mucha solera dentro de (casi) todas las consolas PlayStation. Y decimos "casi" porque tan solo se perdió la primera PlayStation, al debutar en PS2 en 2002. Sí, casi dos décadas.

Fue el otro gran plataformas que tuvo PS2 junto con Jak & Daxter, aunque en la actualidad le gane por goleada debido al alto número de entregas recibidas desde entonces con esta pareja creada por Insomniac Games. Veamos su evolución.

En busca de la mascota ideal para la consola PS2

Ratchet & Clank

Si bien la época de las mascotas suene viejuna a estas alturas, se podría decir que la primera PlayStation fue la última en sumarse al carro emulando a Nintendo (Mario) y SEGA (Sonic) con la trilogía de Crash Bandicoot, por obra de Naughty Dog. Hubo bastantes pretendientes en aquella época, incluso de la propia Sony (Kuro y Toro; en Japón), pero hay consenso al hablar de Crash como ese icono.

Sin embargo, cada consola de Sony fue variando en cierto modo su mascota, aunque la figura de "mascota" como tal ya no tuviese el mismo impacto o reclamo que en la década de los noventa, la de su mayor apogeo. Y en relación a PS2 dicha disputa la tuvieron las citadas parejas entre Jak & Daxter (2001) y Ratchet & Clank (2002). Es curioso, porque tuvieron un periplo muy similar: protagonismo compartido y cinco capítulos cada uno en PS2. Tan solo hubo un experimento tras la trilogía de Jak & Daxter, al ser el cuarto capítulo un juego de velocidad (Jak X: Combat Racing). Pero volvamos al dúo formado por Ratchet y Clank en PS2.

El primer videojuego de esta pareja creada por Insomniac Games sorprendió al alejarse de los plataformas tradicionales en 3D al introducir elementos de shooter en tercera persona. Conociendo al estudio, no era algo extraño, puesto que su ópera prima fue un FPS (Disruptor) y su anterior mascota (Spyro the Dragon) "disparaba" fuego por su boca al ser un dragón. Así que Ratchet era el paso lógico.

Por un lado teníamos a un humanoide felino de la raza Lombax, que además era mecánico (dato importante, al haber en toda la saga muchas tuercas y tornillos que se usan como moneda de cambio); y al otro lado a un robot diminuto (Clank). Uno aporta la agilidad y la fuerza, mientras que el otro el cerebro. Algo sobre lo que se ha ido haciendo hincapié y puliendo a lo largo de sucesivas entregas.

Su secuela, bajo el nombre de Ratchet & Clank: Totalmente a Tope en España, tardó tan solo un año en salir y superó en todo a su precursor, especialmente en el significativo incremento del número de armas o en los minijuegos disponibles.

Insomniac Games fue a razón de juego por año, viendo cómo Ratchet & Clank 3 salía en 2004 para seguir extendiendo la leyenda de esta pareja, donde sus villanos y personajes secundarios empezaban a cobrar más peso, como el Doctor Nefarius o el Capitán Qwark. Además, seguía potenciándose la posibilidad de mejorar las armas a base de usarlas, lo cuál resultada de lo más adictivo.

Tan solo Ratchet: Gladiator (2005) supuso una ligera decepción para cierto sector del público, al apostar por una tonalidad más oscura, en parte por enfatizar más si cabe su componente de juego de disparos, sin tanta presencia para las clásicas plataformas. Ahora bien, Sony tenía mucho interés en que creciese la saga y de ahí surgió Ratchet & Clank: El Tamaño Importa en PSP en el año 2007, con una conversión posterior a PS2 en 2008. Era el primer Ratchet & Clank para una consola portátil de Sony, siendo de agradecer que se mantuviese el protagonismo conjunto entre ambos personajes, al contrario que Ready at Dawn cuando recogió el testigo de Naughty Dog para crear Daxter en PSP en 2006, en busca de Jak. Eso sí, High Impact Games no desaprovechó la oportunidad de darle el protagonismo a Clank en aquel Secret Agent Clank de PSP de 2008, al estilo James Bond.

PS3 dio pie a gran variedad de Ratchet & Clank

Ratchet & Clank

El relevo generacional se produciría en 2007 gracias al potencial de PS3. Pero Ratchet & Clank: Armados hasta los Dientes no acompañó a la nueva consola de salida (PS3 debutó a finales de 2006), sino que salió justo un año después. Y por suerte fue un salto notable entre generaciones, pese a ese primer periodo en el que Sony apostó de salida por el mando SIXAXIS. Aunque poco tardó este Ratchet & Clank en ser compatible con el más completo DualShock 3, ya con vibración.

La etapa de Insomniac Games con PS3 fue extremadamente productiva, al aportar seis entregas de Ratchet & Clank, salteadas con el nacimiento de otra IP (Resistance). El problema es que con tanto videojuego fue mermando la calidad de la saga poco a poco hasta que necesitó un respiro tras el Ratchet & Clank: Nexus de 2013, el año donde coincidió con Fuse, otro experimento del estudio.

Para ponerlo en perspectiva, Insomniac Games se lanzó de lleno a la competencia (siempre había trabajado casi en exclusiva para Sony), dando un nuevo relevo generacional mediante Sunset Overdrive en 2014 para Xbox One. Un divertido, colorido y reivindicativo juego que suena con fuerza ahora en Sony, irónicamente.

Pero volviendo a Ratchet & Clank, desde 2007 hasta 2013 tuvo seis entregas para PS3 en las que se empezó a notar el agotamiento de la saga al no aportar ideas interesantes, sin ser por ello malos juegos per se. Tan solo Ratchet & Clank: Atrapados en el Tiempo (2009) logró destacar por encima de todos, sin ser una revolución en cuanto a mecánicas, donde Ratchet & Clank: Todos para Uno (2011) se llevó la peor parte, aunque al menos gozó de cooperativo para cuatro personas.

Ratchet & Clank: En Busca del Tesoro (2008) y Ratchet & Clank: QForce (2012), este último también en PS Vita, no lograron brillar aunque tuviesen sus momentos de gran diversión. Es curioso, porque la saga tuvo un mareo de nombres importante entre regiones. Sin ir más lejos, QForce se conoció en Estados Unidos como Full Frontal Assault, mientras que la primera entrega en PS3 se llamó Tools of Destruction, que no se traduce por el "Armados hasta los Dientes" visto aquí.

No olvidemos, en cualquier caso, que PS3 también contó con la remasterización de la primera trilogía de PS2, llegando igualmente a PS Vita dos años después.

Un remake a modo de reboot y un futuro optimista

Ratchet & Clank

Tras explotar la saga en poco más de una década con una docena de juegos (sin contar móviles y la citada remasterización), por mucho que alguno no fuese obra de Insomniac Games, como su debut en PSP gracias al estudio High Impact Games, la saga volvería con mucha fuerza en 2016 mediante PS4 gracias a un remake a modo de reboot en el que se volvió a sus orígenes. Su nombre ya era toda una declaración de intenciones, al llamarse simplemente Ratchet & Clank.

Es más, a este lanzamiento ilusionante, cuya calidad fue innegable, le acompañó una película homónima ese mismo año. Aunque el videojuego fue muy superior, desde luego. A nivel gráfico suponía otro relevo generacional, pareciendo estar ante cinemáticas en movimiento. Pero es que a nivel jugable suponía otro salto importante respecto al primer Ratchet & Clank, que no ha envejecido tan bien como debería, especialmente por el uso de la cámara. Y gozó de muchos extras.

Por desgracia su etapa en PS4 fue de lo más efímera, al ser ése su único juego. Pero esperamos que esa tónica cambie radicalmente tras el lanzamiento de Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte en PS5, que tiene una pintaza tremenda.

Temas
Inicio