Guía Elden Ring: cómo derrotar al Mausoleo gigante con cuatro patas y una campana que parece de Shadow of the Colossus

Guía Elden Ring: cómo derrotar al Mausoleo gigante con cuatro patas y una campana que parece de Shadow of the Colossus
Sin comentarios

Uno de los enemigos de mayor tamaño, con mucha diferencia, que pueblan las Tierras Intermedias de Elden Ring es el llamado Mausoleo Errante. Puedes verlo por primera vez al sur de Necrolimbo y tu primera reacción sea probablemente la de dar media vuelta al acojonarte tanto su tamaño como los espectros que invoca con su campana. Sin embargo, tiene truco. Y no es un jefe como tal, en realidad.

Si te acercas a este coloso, verás que no tiene barra de vida y que da la sensación de que cualquier golpe que le propines no le hace daño. Ahora bien, el Mausoleo Errante te puede matar con facilidad de un pisotón. Entonces, ¿cómo se derrota? ¿Acaso tienes que subir a su cima y asestarle un golpe de gracia como si fuese Shadow of the Colossus? Porque no parece que haya ningún salto accesible...

Cómo vencer al Mausoleo y qué te ofrece después

Elden Ring

La solución es más sencilla de lo que parece, hallando la pista justamente en la cabaña del comerciante solitario, justo al fondo. Ahí podrás comprar una nota por 600 runas que te dará la clave para derrotar al Mausoleo Errante. Dice lo siguiente:

Para detener los avances del Mausoleo, primero hay que limpiar alrededor de los pies.
Elden Ring

Si te acercas de nuevo a dicho Mausoleo, te percatarás de que, efectivamente, tiene cierta "suciedad" en forma de calaveras incrustadas. Así que tu objetivo ahora será claro: atacar estas partes del Mausoleo sin bajarte de Torrentera para que no te aplaste y te mate al instante, por supuesto. Así en cada pata de la mole.

Lo bueno es que no necesitarás limpiar sus cuatro patas, sino que llegará un punto en el que acabará cayendo por su propio peso cuando lleves un buen número de calaveras destruidas. Y el resultado no será el que te esperabas... O igual sí.

Elden Ring

Y es que como comprobarás al entrar al mausoleo, no habrá ningún jefe esperándote, sino una tumba central en la que podrás duplicar un recuerdo de algún jefe especial, como el alma de Godrick tras derrotarlo en el Castillo Velo Tormentoso, por ejemplo. De este modo no tendrás que elegir entre consumir un recuerdo o canjearlo ante la lectora de Dedos Enia en la Mesa de la Gracia perdida.

Tan solo hay un inconveniente: esta acción del mausoleo tan solo se puede realizar una vez. Lo bueno es que hay más mausoleos por las Tierras Intermedias, pudiendo divisar dos prácticamente juntos frente a la aldea de la Llama Frenética, justo al sur del Gran Elevador de Dectus, en Liurnia, al noroeste de Necrolimbo.

Eso sí, con algunos sí que tendrás que recurrir al salto con Torrentera (mediante un impulso de aire) y limpiar las calaveras incrustadas de su parte superior, ojo.

Más guías de Elden Ring en VidaExtra

Temas
Inicio