He pasado la noche buscando cómo los NFT y el blockchain pueden mejorar el mundo del videojuego: sólo he encontrado dinero y especulación
Industria

He pasado la noche buscando cómo los NFT y el blockchain pueden mejorar el mundo del videojuego: sólo he encontrado dinero y especulación

La llegada de los NFT a los juegos es el futuro. El blockchain transformará la industria del videojuego. La siguiente gran revolución del juego online... He perdido la cuenta de las veces que he escuchado frases similares. Dos años después de haber leído sobre ello por primera vez, aún no sé cuál es ese supuesto gran salto que promete cambiar la forma en que jugamos.

Con los NFT y el blockchain sonando cada vez con más fuerza de la mano de compañías como Ubisoft y su Quartz, pero también de juegos más independientes como STALKER 2, he querido adentrarme en el pozo para comprobar qué hay realmente detrás de esas skins vendidas a precio de oro y promesas difusas. Esto es lo que he encontrado.

¿Qué es un NFT?

Le hemos dado tantas vueltas a este asunto que voy a pasar por él lo más rápido posible para no repetirme en exceso. Las siglas de NFT responden a Non Fungible Token. Un token, en este caso un código, no fungible. 

¿Qué entendemos por no fungible? Digamos que si yo tengo un billete de 10 euros y tú tienes otro, los podemos intercambiar sin problemas. Eso sería un bien fungible.

Pero si en mi billete de 10 euros resulta que Leonardo Da Vinci pintó una Gioconda enseñando los dientes, entonces el valor de mi billete no es el mismo que el del tuyo, por mucho que ambos sean de 10 euros. Lo mismo para algo que, por ejemplo, tenga un valor sentimental para ti. Mi billete de Da Vinci sería un bien no fungible. Es algo único que no se puede intercambiar por otro que tenga aparentemente el mismo valor.

A partir de esa idea se ha creado un mercado que, como en el caso de Da Vinci y el mundo del arte, el componente único de esos certificados digitales ha despertado un negocio que asciende a millones de euros. Por un lado, los artistas digitales ven una forma de convertir su arte en algo exclusivo. Por el otro, los inversores han visto una forma de especular con ese valor digital para sacar rédito.

NFT

Bajo la idea de comprar barato y vender caro, el mundo de los NFT se ha convertido en una subasta en la que certificados digitales asociados a una imagen digital se venden por miles de euros y, bueno, quienes ya hacían negocio con bienes digitales han visto ahí un filón.

“Son el futuro de nuestra industria, pero todavía es pronto para saber cómo va a funcionar”.
- Andrew Wilson · CEO de EA

Los NFT hoy

Parece que hay gente que tiene muy claro cómo va a funcionar. Dicen que es el futuro de la industria del videojuego. No sólo se lo hemos escuchado a EA, ojo, también hay comentarios similares de otras grandes compañías como  Take-Two o Ubisoft, que ha sido la primera en animarse a dar el paso y empezar a ofrecer bienes NFT en sus juegos.

De la mano de la plataforma Ubisoft Quartz, la versión de PC de Ghost Recon Breakpoint ofrece un sistema en el que poder adquirir Digits, el nombre que ha dado Ubisoft a elementos cosméticos únicos en forma de NFT. Del billete de 10 euros con la Gioconda sonriente saltamos al casco con cuernos para el avatar del juego.

Quartz

La idea es que, además de crear un mercado de compra venta de objetos únicos del que Ubisoft se llevará un porcentaje de las transacciones, dichos objetos únicos mantengan estadísticas y logros personales tanto de un usuario a otro como de un juego a otro.

Dicho de otra forma, que si compras la skin de un arma que ha utilizando Ninja para ganar un torneo, puedas llevártela a otro juego para aprovecharla también allí y, el día de mañana, puedas venderla manteniendo ese componente único al decir que fue de Ninja y que el comprador pueda autentificarlo. Si además resulta que la vendes el día que Ninja se retira o le da un parraque, pues a lo mejor puedes ganar el doble de lo que pagaste mientras Ubisoft se frota las manos con la idea.

“Tal y como puedes ver, la industria está cambiando constantemente con nuevas revoluciones. Nosotros creemos que el blockchain es una de esas revoluciones”.
- Yves Guillemot · CEO de Ubisoft

El futuro de los NFT en el mundo del videojuego

Visto lo visto, es fácil intuir que esto va de ganar dinero y especular con bienes digitales. Más o menos como el que subía su cuenta de World of Warcraft y luego la vendía al mejor postor. La única diferencia parece ser que, más allá de eso, lo único que consigues son elementos cosméticos. A priori únicos hoy por su diseño exclusivo, y más únicos mañana por las estadísticas de otros jugadores asociadas a ese certificado digital.

Es fácil ver qué quiere hacer Ubisoft con ello, o cómo podría estar interesada Epic Games en abrirle las puertas a este tipo de negocios en su tienda tras la negativa de Valve. Si me apuras, incluso puedo adivinar por dónde van los tiros de EA respecto al mundo de los NFT.

La idea de un FIFA Ultimate Team basado en NFT, con jugadores exclusivos participando en una liga exclusiva, suena -además de elitista- un buen negocio para quienes ya han demostrado que se puede crear un gran mercado digital con el que hacer mucho dinero.

FIFA

Esa precisamente es la excusa que llevo leyendo artículo tras artículo. Quienes apuntan al videojuego como el futuro del NFT lo hacen a sabiendas de que, además de en el mundo del arte, en la industria del videojuego es donde más fácil puedes encontrar usuarios que ya hayan tenido cierta relación con bienes digitales y monedas etéreas. Ha sido parte del negocio desde que a alguien se le ocurrió poner una armadura a un caballo.

"Sabemos que a la gente le encanta coleccionar cosas. Sabemos que la gente valora la rareza. ¿Qué convierte en valioso algo coleccionable? Una mezcla de valor, calidad y rareza. Los NFT pueden ofrecer eso. Pueden ofrecer una versión digital de ello. No hay duda que la gente valora los bienes digitales. Son digitales, raros y coleccionables".
- Strauss Zelnick · CEO de Take-Two Interactive

¿Qué puede hacer el blockchain y el NFT para revolucionar los videojuegos?

La sensación es la de que nos la quieren colar. Que somos el globo sonda desde el que abrirse a otros posibles mercados, pero como no quiero ser malpensado y en realidad desconozco el plan a gran escala del que se habla, he decidido buscar qué es lo que prometen quienes afirman que el blockchain y los NFT son el futuro del mundo del videojuego.

A continuación encontraréis una completa recopilación de todas las razones que he encontrado por parte de expertos en la materia sobre por qué los juegos asociados al blockchain son una revolución.

Respuestas bastante comunes entre los distintos medios y compañías consultados (Binance, Analytics Insight, Zipmex o Cointelegraph) a la pregunta de qué puede hacer el blockchain y el NFT para revolucionar los videojuegos y, más importante aún, por qué debería importarme como jugador.

Digit

La economía de los juegos puede crecer de forma natural

  • Lo que dicen: Los usuarios pueden ser recompensados por su participación en los juegos, ganando así activos digitales que luego pueden vender o intercambiar por otros activos digitales o criptomonedas.
  • Lo que veo: Más allá de esa certificación digital, esto es como vender cromos de Steam o skins de Counter-Strike. Sabemos los problemas que hay detrás de algunas de esas prácticas y, aunque cada uno es libre de hacer lo que considere para ganarse las habichuelas, no veo por qué algo que ya existe necesita una capa más de inversión tecnológica, contaminación del planeta y más vías de entrada a la ludopatía. Más allá de dinero y especulación con bienes digitales, no veo que pueda suponer un gran cambio para el mundo del videojuego.

El mercado está descentralizado

  • Lo que dicen: Los jugadores podrán intercambiar, vender o comprar assets sin intervención de la desarrolladora. Estos últimos se valen de mercados centralizados para modificar el ratio de aparición de cierto ítem o modificar de forma artificial la economía del juego.
  • Lo que veo: No sería la primera vez que alguien modifica de forma artificial cualquier economía, es tan simple como especular con los bienes ofrecidos o incidir sobre la opinión pública para modificar la oferta y la demanda. Más o menos lo que ya hemos visto con tuits de grandes corporaciones haciendo que acciones y precios de criptomonedas suben o bajen. En cualquier caso, volvemos un poco a lo mismo, es otra forma de ganar dinero que no beneficia en nada a la experiencia como jugador. Quizás, tal vez, a su bolsillo.

Pagos optimizados para todas las transacciones

  • Lo que dicen: Los protocolos blockchains pueden reducir las comisiones y acelerar transacciones financieras.
  • Lo que veo: Sería más interesante si se hablase de eliminar las comisiones, pero entiendo que ahí está el negocio de Ubisoft Quartz y que, sin ellas, la entrada en el mundo del NFT interesaría bien poco. En cualquier caso sigue sin ser algo que me interese lo más mínimo como jugador.

La posibilidad de impedir fraudes

  • Lo que dicen: Al ser una red descentralizada los pagos son más seguros y ágiles, impidiendo que la información del usuario pueda verse comprometida o que sus datos de la tarjeta de crédito puedan ser vendidos en el mercado negro.
  • Lo que veo: Vale, eso ha escalado rápido. En primer lugar decir que, afortunadamente -toquemos madera- nunca he tenido un problema de este ámbito. En segundo lugar, en realidad el mundo del NFT ya se ha visto salpicado por fraudes a la hora de vender obras de arte que no pertenecían al vendedor, falsificaciones o estafas. El último punto de control sigue siendo el usuario, más o menos como ahora.

Assets únicos, escasos y propietarios

  • Lo que dicen: Al ser juegos basados en blockchain, los activos digitales del juego se poseen de forma permanente y tienes un control total sobre ellos, permitiendo así que puedas comerciar con ellos y se mantengan en una red distribuida.
  • Lo que veo: No hace falta darle demasiadas vueltas a esto, en esencia es añadirle una capa más de FOMO a lo que ya es un problema hoy en día, el elitismo generado a raíz de críos que pueden permitirse comprar una skin de un juego y los que no. Si bien es una forma de que la desarrolladora pueda autofinanciarse, no entiendo qué aporta al jugador esa capa de exclusividad más allá de fomentar ese clasismo, y menos aún qué tiene de revolucionario.

Los juegos con blockchain están abiertos a todos

  • Lo que dicen: Al ser proyectos abiertos basados en protocolos blockchain, cualquier jugador con un teléfono móvil podría acceder a ellos el día de mañana.
  • Lo que veo: Entiendo que aquí hablan de juego en la nube accesible desde un navegador, o un juego para navegador propiamente dicho. Lo de que esté abierto para todos suena regular teniendo en cuenta que dependerá del tipo de conexión que tengas o si tu móvil puede correr ese juego sin problemas. No veo por qué el juego blockchain va a aportar algo distinto a lo que ya hay hoy en día porque, más allá de esa tecnología, el videojuego siempre demandará otro tipo de requisitos.
Metaverso

Cualquiera puede crear juegos en protocolos blockchain

  • Lo que dicen: Al ser abiertos y descentralizados, cualquiera puede crear juegos sobre protocolos blockchain. Los jugadores podrán cambiar entre esos juegos fácil y de forma rápida trasladando sus NFT de un juego a otro. Algo que no es posible a día de hoy.
  • Lo que veo: Bueno, en realidad hoy en día cualquiera puede crear un juego en Unity sin coste, e incluso crear otro juego más y que su perfil en ambos guarde qué skins tiene en uno para replicarlas en el otro. No veo dónde está el salto tecnológico.

Puedes participar en el desarrollo

  • Lo que dicen: Los juegos en blockchain garantizan que tú puedas desarrollar tus propios NFT para comerciar con ellos dentro del juego.
  • Lo que veo: Esto ya puede hacerse en juegos que lo permiten y, aunque el pago no es directo, ideas como los códigos de referidos de Fortnite permiten que el creador pueda ser recompensado por su trabajo. Una venta directa parece más apetecible para el creador, pero ya hay mercados así como la Asset Store de Unity que permiten al creador poner un precio a su trabajo sin necesidad de acudir a estas tecnologías.

Las ventajas en el metaverso gaming

  • Lo que dicen: Dado que los certificados digitales son únicos y de tu propiedad, puedes trasladar esos tokens de un juego a otro dentro del metaverso si están alojados en la misma blockchain.
  • Lo que veo: No acabo de tener claro que quienes hablan de esto sepan realmente cómo funciona la skin de un videojuego, pero imagino que en algún momento se darán cuenta del trabajo que hay detrás para adaptar que un traje chaqueta Gucci se vea bien en un muñeco y, al saltar a otro juego, ese mismo traje chaqueta Gucci se adapte automáticamente a otro muñeco completamente distinto. Lo mismo digo respecto a la idea de una misma red, porque al metaverso de Facebook le seguirá el de Epic Games, y a ese el de Google, y en ninguno de ellos podré hacer nada con esa carta exclusiva de Messi vestido de Papa Noel que tengo en el metaverso de FIFA. De hecho dudo bastante que EA permita que me lleve la carta a cualquier otro juego de fútbol.

Fair play en los juegos

  • Lo que dicen: Al estar construidos sobre blockchain, los servidores de juego serán de código abierto, distribuidos entre los miembros de la red y transparentes para todos. Sólo el voto de la mayoría de la red puede llegar a modificarlos, impidiendo así que hackers o tramposos puedan aprovecharse de un fallo.
  • Lo que veo: No suena mal, pero ya sabemos cómo el sector más troll de internet puede llegar a liarla parda si se le da las herramientas necesarias. Hablemos de las acciones de GameStop, por ejemplo, cuando millones de usuarios modificaron el precio de la acción a base de trampear la oferta y la demanda. No me deja más tranquilo que un gran grupo de trolls decida cambiar el final de Mass Effect sin que los creadores del juego puedan opinar sobre ello.

Juegos vivos para siempre

  • Lo que dicen: Mientras un jugador esté conectado a esa red blockchain, el juego seguirá vivo para siempre, lo que impedirá que la empresa que lo ha creado pueda cerrarlo sin el favor de la mayoría de usuarios de la red.
  • Lo que veo: Entiendo que el mantenimiento del juego también lo realizará ese mismo jugador, porque estar vivo para siempre significa algo más que poder entrar a un lobby vacío. En cualquier caso volvemos un poco a lo de antes, no veo cómo darle el control a la comunidad de jugadores puede ser positivo para un juego que, en esencia, normalmente parte de la decisión creativa de un equipo. Lo que hoy te gusta podría cambiar por completo el día de mañana. Tal vez no por parte de los desarrolladores, sino por esa mayoría de miembros.

Tener perfiles integrados

  • Lo que dicen: Al estar dentro de la misma red blockchain, el usuario puede tener un perfil único con el que saltar de un juego a otro.
  • Lo que veo: Como saltar de jugar Halo en Xbox a jugar a Forza Horizon en PC. Y con el mismo perfil. Si cambio de red blockchain, al carajo el perfil, más o menos como si cambio de una plataforma de Sony a otra de Nintendo -a no ser que sea tu perfil de Fortnite, en ese caso se mantiene incluso saltando de una red a otra-. No veo que haya un cambio lo suficientemente radical como para hablar del futuro del videojuego.

He visto futuros más prometedores

A grandes rasgos parece que lo único que puede prometer a día de hoy el salto del mundo del videojuego mundo del blockchain y los NFT es dinero y especulación, esto último con doble lectura. Que ellos ganen dinero, que tú ganes dinero y que ambos lo hagáis a costa de alguien que lo invierte y/o pierde.

Que especules con bienes digitales con la promesa de ser eternos y revalorizables en un futuro digital compartido que, a grandes rasgos, es también especular con un futuro que ni siquiera las marcas implicadas en este primer paso hacia ese metaverso pueden asegurarte.

Legacy

No es la primera vez que una fuente de ingresos adicional consigue que a directivos de compañías se les llene la boca hablando del futuro de los videojuegos. Ni los micropagos, ni el pase online, ni las loot boxes resultaron ser el futuro.

Nunca digas de este agua no beberé, este cura no es mi padre y este bocadillo no me cabe en la boca, pero algo me dice que el mundo del blockchain y los NFT aún tiene mucho que demostrar para hacerse un hueco en la industria aprobado por la mayoría de sus usuarios.

Temas
Inicio