Publicidad

Ahora que ya conocemos los diseños de PS5 y Xbox Series X, hablemos del tema
PS5

Ahora que ya conocemos los diseños de PS5 y Xbox Series X, hablemos del tema

Sólo hemos visto unas pocas imágenes tanto de la PS5 como de la Xbox Series X y ninguno de los que formamos el equipo de VidaExtra somos expertos en diseño, pero está claro que llegados a este punto cada uno empezamos a tener preferencias y unas primeras sensaciones a raíz de lo visto.

Con esto bien claro y sabiendo que los análisis más sesudos sobre las consolas, incluidos sus diseños, llegarán a su debido momento, hemos decidido reflejar aquí nuestras primeras opiniones en caliente sobre cómo lucen las consolas de nueva generación. El debate está abierto, los memes con el aspecto de la PS5 han sido muchos y muy graciosos y los comentarios son todo vuestros para que nos digáis qué os parecen a vosotros ambos diseños.

R. Márquez

Entre la extravagancia y la pomposidad. Justo ahí veo el diseño de la nueva PS5, como uno de esos edificios que sorprenden desde fuera pero luego resultan ser un sindiós más enfocado a la expresión artística que a la funcionalidad por dentro.

Lo comentaba hace unos días en el recopilatorio de cosas que le pedíamos a la nueva generación más allá de los gráficos, prefería la vida útil a largo plazo que un diseño bonito y, viniendo de la cuestionable ventilación de PS4, me asusta que PS5 tome el mismo camino.

Aún queda verla más en profundidad y desde todos los ángulos, pero la estrechez que presenta y los tímidos huecos de ventilación superiores no me invitan a soñar con una máquina que no se caliente en exceso. Menos aún si, por espacio, toca tirar de la máquina en horizontal en vez de en vertical.

Luego está el diseño, y ahí ya es cuestión de gustos. Los míos me dicen que limpiar todas esas pequeñas ranuras es siempre un dolor de muelas, que el blanco debería quedarse para los médicos y que el satinado ya demostró en anteriores máquinas ser un imán para el polvo.

Prefiero con creces el diseño de Xbox Series X. Allí mi único miedo está en si los huecos superiores pueden ser un problema a nivel de porquería, pero por lo demás me parece mucho más elegante y coherente con la línea que lleva Microsoft en sus últimos diseños. Son como la noche y el día.

PS5

Jarkendia

No podían haberme gustado más los diseños de PS5 y Xbox Series X, lo voy a dejar claro desde el inicio. Me gusta que tanto Sony como Microsoft se hayan arriesgado por ofrecer algo distinto y sobre todo a diferenciarse la una de la otra: la torre que parece un PC de Xbox y el diseño futurista y con curvas de PS5.

No sé cómo las organizaré en la estantería cuando salgan a la venta, pero por todos es sabido que el blanco y el negro combinan a la perfección, así que no tendré problemas si las pongo juntas. Lo único que me preocupa es el tema de la ventilación en la consola de Sony, puesto que los de Redmond ya dejaron claro que Xbox Series X iba a estar muy preparada al respecto. Y tampoco podemos obviar lo que sucede con PS4 Pro, ya no digamos a nivel de ruido estratosférico...

En parte, veo lógico el rumbo que ha tomado cada compañía, puesto que por todos es sabido que desde que Phil Spencer está al frente de Xbox se ha apostado por la unificación entre Xbox y Windows. No hay más que ver lo logrado con Xbox Play Anywhere. Al final Xbox Series X será como tener un PC en casa, casi de modo literal... porque tan solo falta que se haga oficial el soporte a lo grande (sin remilgos, como en Xbox One) del teclado y ratón en todos los juegos que salgan en PC y Xbox. Aquí, además, me gusta el soporte para SSD externas, como si de memory cards se tratase. Sólo espero que el precio y capacidad acompañen.

Por otro lado, Sony sorprende con un diseño futurista de lo más arriesgado que me convence más a nivel estético, por mucho que parezca un router de nueva generación capaz de salir volando de la habitación a la mínima que te despistes.

Es curioso, porque ambas consolas se han presentado verticalmente y la única que uso en esa posición es mi Xbox One X. Lo que no me ha gustado, por mucho que lo vea lógico teniendo en cuenta la corriente actual, es que vaya a haber un modelo sin lector de blu-ray. Ya lo hizo Microsoft con su Xbox One S All-Digital Edition para potenciar su servicio Xbox Game Pass, principalmente. Y es que no me gustaría nada que al cabo de unos años se prescindiese del formato físico.

Xbox Series X

Frankie MB

Dicen que para gustos están los colores, y lo cierto es que en cuestión de diseño las nuevas consolas de Microsoft y Sony son el día y la noche: Xbox Series X apuesta por la sobriedad, la sencillez y el minimalismo absoluto, lo cual parece tener un propósito bastante práctico de cara a la ventilación, mientras que PS5 ya nos adelanta que no desea pasar inadvertida, arropando lo que parece ser una forma tradicional y sin bordes con dos láminas ondulantes que le otorgan un extra de carácter.

Si bien el catálogo de juegos es lo que de verdad cuenta, confieso que siempre preferí que las consolas tuviesen un diseño con carácter. Con suficiente personalidad y magnetismo como para encontrar su sitio en lugar de camuflarse modestamente con la decoración. Y en ese aspecto, PS5 tiene la batalla ganada. Pero, claro, ¿el sonido de su ventilación nos acompañará en las partidas? Sin tenerlas delante, me da la impresión de que Microsoft ha tenido eso un poquito más en cuenta.

Sony quiso llamar la atención de cara a la presentación de su nueva consola y lo ha logrado. Contando, claro, con una ventaja de seis meses para generar cierta expectación frente a una Xbox que prácticamente tenía todas las cartas sobre la mesa en diciembre y que en julio vuelve a tomar la palabra en cuanto su propuesta.

Dicho lo cual, espero que haya al menos una alternativa al color de PS5: he tenido otro sistemas totalmente blancos y, a falta de conocer los materiales, tiene pinta de que habrá que pasarle el trapo más de la cuenta. Lo cual no quita que, al menos para mí, el debate en torno al diseño está en otro punto:  el DualSense frente al nuevo mando de Xbox. ¿Un mando con un sistema de vibración de vanguardia y sticks simétricos o el siempre fiable Xbox Controller, todavía más versátil con la llegada del juego en la nube?

PS5

Jonathan León

Ya tiene que ser fea una consola para que a mí me parezca fea. No digo que PS5 sea un horror insalvable, pero rara vez el diseño de una máquina me deja una sensación tan incómoda.

Por lo general nunca me importa demasiado. Xbox Series X también dio bastante que hablar por eso de ser prácticamente una torre de ordenador, pero dentro de lo que cabe (si es que cabe en algún sitio ese mastodonte) es un diseño sencillo y sobrio. Se siente como si todo estuviera en su sitio.

En cambio, esa PS5 que parece que lleva un cuello abierto como si fuera Drácula me daña la vista. Hay tantas cosas que me parece que sobran en ese diseño. Quizás sea porque me gusta más lo minimalista y lo disimulado en vez de las formas locas, más propias de fotomontajes especulativos que otra cosa, pero me va a costar acostumbrarme a la nueva máquina de Sony.

Peor aún, y esto atañe también a Xbox Series X, me cuesta imaginarme poniéndolas en horizontal. Nunca me ha gustado poner mis consolas en vertical, pero parece que en esta generación ambas están diseñadas de esa manera. Como si trataran de atraer todas las miradas del salón al cacharro. Lo dicho, en lo personal, prefiero las cosas discretas.

Xbox Series X

Sergio Cejas

No sé si fue amor a primera vista, pero lo cierto es que me sorprendió mucho (para bien) cuando vi por primera vez el diseño de la Xbox Series X y anoche el de PS5. En el caso de la consola de Sony me esperaba algo que siguiese en la línea de sus predecesoras, como una especie de caja casi cuadrada o rectangular y de color negro. Quizás sea por eso por lo que en un principio me gustó tanto, por apostar por algo tan diferente.

El problema que yo le veo es que me da la sensación de que es excesivamente enorme y encima yo no soy de colocar las consolas en vertical, así que ahí vamos mal. Aparte, no me termino de fiar mucho de esa peana en la que va sujeta, así que necesito ver bien en persona cómo es para comprobar si realmente la sujeción es buena.

Aun así, por falta de sitio del lugar en el que juego (sobre todo con esas medidas) lo más probable es que la acabe colocando en horizontal, así que necesito ver bien cuánto ocupa antes de decantarme por una posición u otra. Y la refrigeración, cruzo los dedos para que no suene como una turbina como ocurre a veces con la actual consola de sobremesa de Sony.

Por el contrario, ese problema no me da la impresión de que vaya a estar presente en la Xbox Series X. Eso sí, la máquina de Microsoft parece que sí que está diseñada para colocarla principalmente en vertical, pero al menos en este caso su tamaño es más pequeño, así que creo que sí que podría hacerle sitio en algún lado. Por otra parte, a pesar de que su diseño es más minimalista, me gusta cómo es en general porque también es diferente a las anteriores creaciones de los de Redmond.

En cualquier caso, para mí el diseño solo importa al principio cuando estás pensando dónde colocar la consola y haciendo un Tetris en tu habitación, pero con el tiempo pasa a un segundo plano completamente porque lo que realmente me importa son los juegos. Encima Sony se ha subido al carro de apostar por un modelo solo en digital y me siento muy tentado de tomar ese camino que cada vez está más presente en la industria, pese a que siempre me ha encantado el formato físico.

Alex CD

Lo primero que pensé cuando vi el diseño de la PS5 anoche en pleno directo fue “qué cosa más rara”. Supongo que, como a muchos, me pilló totalmente desprevenido. Podría haber sido un diseño de esos falsos que hacen los fans antes de ser desvelado el de verdad. Normalmente suelen ser muy futuristas y con formas un tanto extrañas, la diferencia es que esta vez era real.

No sé si me gusta mucho, poco o casi nada. En un primer momento no mucho, pero a medida que han pasado las horas y he visto más imágenes lo cierto es que no está tan mal. Pero claro, es que la Xbox Series X es un cubo alargado. Viniendo de ahí y teniendo en cuenta también los diseños de la familia PS4 lo cierto es que esperaba algo más sobrio y menos alienígena por parte de Sony, las cosas como son.

El aspecto de la Xbox Series X es, como mínimo, elegante, de eso no hay duda, y quizás es más fácil relacionarlo con un PC que en el caso de la PS5. Dicho lo cual, también es cierto que hay equipos de sobremesa muy chiflados con los que la PS5 podría hacer pareja sin demasiados problemas. A lo que voy es que, así de entrada, para mí es evidente que la PS5 está gritando “soy una máquina para jugar” y la Xbox Series X, en su lugar, algo tipo “soy una consola pero oye, puedo ser lo que quieras”.

En cualquier caso, las ganas por tener ya las dos y probar todos sus juegos son enormes.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios