Compartir
Publicidad
Dark Souls y Fire Emblem: vidas paralelas en torno a la muerte
RPG

Dark Souls y Fire Emblem: vidas paralelas en torno a la muerte

Publicidad
Publicidad

El tiempo suele poner a cada uno en su sitio. Por mucho que haya propuestas arriesgadas y únicas que no cuajen de inicio, si se es constante y se cree en el producto, lo más probable es que acaben despuntando después e incluso se conviertan en todo un referente del género, con obras que copian su fórmula.

Es lo que ocurre con 'Dark Souls' y 'Fire Emblem'. Dos sagas a las que les costó encontrar un hueco en el mercado internacional, sobre todo en el caso de la segunda, y que hoy en día se toman como base para definir un estilo de RPG exigente, no apto para todos, y en donde la muerte está muy presente.

Aprovechando que hoy se ponen a la venta en España dos versiones de 'Fire Emblem Fates' (Estirpe, siguiendo a la casa de los Hoshido; y Conquista, optando por los oscuros Nohr), vamos a hacer un repaso por las citadas sagas de From Software e Intelligent Systems y ver qué aspectos tienen en común.

Unos comienzos difíciles, sobre todo en Europa

Al hablar de 'Dark Souls' hay que hacerlo por extensión, lógicamente, no solamente con toda la saga Souls (incluido 'Demon's Souls'), sino también por los 'King's Field', donde todo comenzó, realmente. Hay que remontarse al año 1994 y en su tierra natal, Japón, para descubrir la arriesgada propuesta de From Software con un RPG en primera persona sumamente exigente y en donde no había mapa.

No era el único punto en común con lo que acabarían siendo los Souls, y de hecho en 'Dark Souls' siempre hemos visto algún que otro guiño a los 'King's Field'. Pero a pesar de que en 1995 sí que pudimos ver su secuela por estos lares en la primera PlayStation (bautizado como 'King's Field', a secas; no, los 'Final Fantasy' no son los únicos con esta chapuza numérica al cruzar el charco), no fue un producto de masas. De hecho, ni siquiera el 'King's Field IV' de PS2, que también salió en nuestro país. Siempre ha estado a la sombra de los JRPG de corte más clásico, como 'Final Fantasy', una saga con un peso especial en consolas de Sony.

Con 'Demon's Souls', considerado por sus propios autores como "el sucesor espiritual de los 'King's Field'", sí que se logró cambiar la mentalidad de los aficionados al rol, aunque le costó algo más de un año lanzarse a nivel internacional tras su debut en Japón en febrero de 2009 para PS3.

Por suerte, a base de tesón, tras dos obras posteriores de 'Dark Souls', sucesor espiritual, a su vez, del citado 'Demon's Souls', y de 'Bloodborne' en PS4, From Software ha logrado con 'Dark Souls III' el reconocimiento que merecía, consiguiendo un lanzamiento internacional y multiplataforma.

Nintendo, por contra, no lo tuvo tan claro con 'Fire Emblem' al inicio. Esta saga, una de las precursoras de los SRPG, fue coto exclusivo de Japón durante muchos años. Surgida en 1990 como la vertiente más rolera de 'Famicom Wars' (1988, Intelligent Systems), ha destacado siempre por su alto grado de exigencia y por la muerte permanente de nuestras unidades, mucho antes que el clásico 'X-COM'.

Ninguna de las dos entregas para la Famicom (nuestra NES), ni el otro par de la Super Famicom consiguieron salir fuera de Japón. E incluso tampoco el primer título para Game Boy Advance, traducido por 'Fire Emblem: Sword of Seals' (2002, Intelligent Systems). Hubo que esperar hasta el siguiente, también de dicha portátil de Nintendo, para ver cómo 'Fire Emblem' cruzada el charco por primera vez en su historia, no solamente hasta Estados Unidos, sino Europa también.

Fue en 2004, un año después de su publicación en Japón. Aquí se le conoció por 'Fire Emblem' a secas, aunque muchos lo conocemos por 'Fire Emblem: Blazing Sword' por su traducción del japonés. Desde entonces, esta saga de Intelligent Systems no ha faltado a su cita internacional, tanto en Game Boy Advance como en Game Cube, Wii, Nintendo DS (ahí salió el remake del primero, protagonizado por Marth) y ahora Nintendo 3DS, ganando más y más reconocimiento dentro de un género marcadamente nipón. Porque allí los SRPG son religión.

El poder de la muerte en Dark Souls y Fire Emblem

200516 Soulsmuerte

Aunque donde de verdad se parecen 'Dark Souls' y 'Fire Emblem' es en el poder que ejerce la muerte sobre nosotros. Tanto From Software como Intelligent Systems no se andan con medias tintas. Nos ponen en jaque constantemente con una falsa sensación de seguridad: nunca, jamás, podemos estar tranquilos.

Un pasillo que esconde un enemigo que nos puede tirar al abismo, una trampa que surge de la nada... O tropas que se nos presentan de golpe por la retaguardia en el siguiente turno. Son juegos que exigen máxima concentración y el saber dominar todas las habilidades. Y también, toda una prueba de resistencia.

En este sentido, 'Fire Emblem Fates: Conquista' es más duro que cualquier Souls. Lo comentábamos en nuestro análisis: ya no es simplemente la idea de la muerte permanente, el diseño de los niveles, con muchas trampas, los refuerzos para el enemigo o muchas misiones con límite de turnos; es también que cualquier enemigo cuenta con varias habilidades que nos bajan la fuerza, la defensa y otros parámetros del combate, teniendo que medir más que nunca cada movimiento.

En un 'Dark Souls' si nos matan, volvemos a la Hoguera y lo máximo que vamos a perder son las almas o también nuestra humanidad. En un 'Fire Emblem' la muerte es permanente (pese a que en las últimas entregas, por eso de llegar a más público, se pueda desactivar si así lo deseamos), complicando ostensiblemente el devenir de las misiones posteriores al contar con menos efectivos. Además, tanto en uno como en otro, nos pueden matar con pocos golpes. Ahí su grandeza.

En una industria que llevaba tantos años criticando las facilidades en los juegos, 'Dark Souls' y 'Fire Emblem' son toda una bendición y nos recuerdan por qué nos gustan tanto. Y esto no tiene visos de acabarse. Mirad el 'Nioh', por ejemplo.

Ya no son coto exclusivo de PlayStation o Nintendo

200516 Fire

Como hemos visto al principio, 'King's Field' ha estado ligado al nombre de PlayStation casi en exclusiva (porque en Japón ha visto adaptaciones para PC y móviles), manteniéndose con 'Demon's Souls' (PS3, 2009), hasta que pasó a ser multiplataforma con el primer 'Dark Souls' en 2011, saliendo a la vez en PS3 y Xbox One, y un año después en PC. Con el reciente 'Dark Souls III' se ha producido el primer lanzamiento simultáneo en tres sistemas distintos.

'Fire Emblem', por su parte, es coto exclusivo de Nintendo, aunque dejará de serlo tarde o temprano debido al cambio en el modelo de negocio de la Gran N al expandirse al mercado de los móviles. Porque 'Animal Crossing' y 'Fire Emblem' serán los siguientes. Y no sé vosotros, pero yo veo mucho peligro en la combinación móvil + 'Fire Emblem'. Para la batería y nuestra vida social.

Más sobre Dark Souls y Fire Emblem en VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos