Compartir
Publicidad
Publicidad
En qué le afecta a Xbox One que Quantum Break salga en Windows 10
Industria

En qué le afecta a Xbox One que Quantum Break salga en Windows 10

Publicidad
Publicidad

Barça o Madrid, Coca-Cola o Pepsi, Goku o Vegeta, Mega Drive o Super Nintendo. No hay tema sobre el que no surjan debates para saber cuál es mejor. Parece que la vida nos ha enseñado a elegir y desprestigiar a la competencia a toda costa. Si se es de uno, no se puede ser de otro. Eso sería una herejía. Si no que se lo digan a los usuarios de PC, PS4, Wii U o Xbox One.

Es una guerra sin cuartel que se repite todos los años, y a la mínima ocasión, ante una debilidad de uno de esos contendientes, los demás le echan leña al fuego en un alarde de superioridad. Es lo que ha pasado recientemente con 'Quantum Break' y esa noticia de su confirmación para Windows 10.

Esto ha llegado a unos límites que personalmente considero ridículos, como este ejemplo:

Como se puede ver, el usuario "The CrapGamer" ha decidido cancelar su reserva de 'Quantum Break' porque ahora va a salir también en Windows 10, a lo que Phil Spencer, jefe de la división Xbox, replica, sorprendido, preguntándose si lo cancela porque otra gente podrá jugarlo en PC.

¿De qué sirve una Xbox One teniendo un PC?

120216 Killer

Ésta es la pregunta que se están repitiendo muchos usuarios de la consola de Microsoft, o los que no la tienen pero aprovechan para mofarse de ella. Phil Spencer, el pasado año, aseguró que se potenciarían las exclusivas de Xbox One, sí, pero que también se le daría mucha importancia a Windows 10 y que empezaría a aprovecharse el juego cruzado entre ambos sistemas.

Una de las últimas "exclusivas" (lo entrecomillamos porque ya sabíamos que era algo temporal) que han perdido las consolas Xbox (porque también ha salido en Xbox 360) lo tenemos en el caso de 'Rise of the Tomb Raider', que no solamente ha salido en Steam, sino también en la mejorable tienda de Windows 10. Y ahora sabemos que 'Quantum Break' será uno de los siguientes, porque no hay que olvidar que el 10 de marzo llegará la tercera temporada de 'Killer Instinct' a Xbox One debutando, a su vez, en Windows 10 y con el citado Cross-Play (y Cross-Buy) entre ambos.

No es la única exclusiva que ha perdido Xbox One en casa, ni será la última. Mirad el ejemplo del 'Dead Rising 3'. A día de hoy tan solo el alocado 'Super Ultra Dead Rising 3’ Arcade Remix Hyper Edition EX + α' sigue siendo exclusivo de la consola. Pero de todas formas, ¿acaso no estamos hablando de Microsoft? Cuenta con su propio Sistema Operativo para PC y su propia consola.

Sería realmente estúpida si no aprovechase una infraestructura tan similar entre los dos sistemas. El que compre una Xbox One debería tener muy presente este hecho y preguntarse si le saldría más rentable comprarse un PC. Aunque lo ideal sería comprarse también una PS4 y una Wii U, sin olvidar las portátiles Nintendo 3DS y PS Vita, y de ese modo despreocuparse de las exclusividades.

En qué ha cambiado el panorama de Xbox One

120216 Halowars

Como decimos, esta noticia sobre el esperado trabajo de Remedy no nos pilla por sorpresa teniendo en cuenta las declaraciones de Phil Spencer el pasado año tan pronto supimos de la existencia de Windows 10. Y no podemos olvidar, por ejemplo, que una de las bombas que nos dejó la pasada Gamescom 2015 fue precisamente ese 'Halo Wars 2' para Windows 10 y Xbox One.

Realmente no ha cambiado nada, aunque sí choca un poco que Microsoft esté tardando más de lo normal en confirmar lo evidente, que tal juego acabará llegando más tarde a Windows 10 (o a la vez que en Xbox One). Acaba de pasar con 'Quantum Break' a menos de dos meses para su puesta a la venta, le pasó meses atrás a 'Gears of War 4' y 'ReCore', y seguramente le suceda lo mismo a 'Crackdown 3' y 'Scalebound', de los que siempre surgen rumores al respecto.

Curiosamente, los 'Forza' son los únicos que permanecen como exclusivos totales de Xbox, sin contar otros que llevan a la venta desde hace tiempo, como 'RARE Replay' o 'Sunset Overdrive'. Pero son la excepción ante una tónica que seguirá aumentando esa dualidad entre consola y Windows 10, y en algunos casos, con fuerte fijación en la convergencia entre ambos sistemas por medio del Cross-Play, como harán los próximos 'Fable Legends' y 'Gigantic'.

Lo que más puede molestar, a mi modo de ver, es comprobar cómo hay ciertos juegos de PC y PS4 que llegan mucho más tarde a Xbox One. Sin ir más lejos, el 'Rocket League'. Aunque esto también ocurre a la inversa con PC y Xbox One. Ahí está el caso de 'Oxenfree', que saldrá más tarde en PS4. O incluso tenemos casos de exclusividades para PC y Xbox One, como 'The Solus Project', uno de los juegos de Realidad Virtual que más darán que hablar en 2016.

¿Y qué pasa con las demás, como Sony y Nintendo?

120216 Tearaway

Hay que pensar, insistimos, que Microsoft es dueña de Windows 10 y de Xbox One, y que por lo tanto vemos lógico, aunque haya tardado mucho tiempo en darse cuenta, que unifique en cierto modo sus dos plataformas por medio de la infraestructura de Xbox. Algo que no logró con Games for Windows Live. De hecho aquello fue un desastre y el servicio echó el cierre.

Con Sony vemos un ejemplo similar con sus consolas. Como Sony no está en el mundo de los PC, se centra en las consolas, y como tiene actualmente tres (PS3, PS4 y PS Vita), siempre que puede ofrece los consabidos Cross-Buy, Cross-Play y Cross-Save. En este sentido, PS Vita, irónicamente, suele ser la mayor beneficiada, porque esos indies que salen en PS4 acaban llegando a Vita con la ventaja de poder disfrutarlos desde cualquier lugar del mundo. O en el baño.

Mientras que Nintendo ha optado por algo parecido con Nintendo 3DS y Wii U. Ahí están los 'Mighty Switch Force!' que debutaron primero en la 3DS y salieron después en Wii U con calidad HD. O 'Mutant Mudds', por nombrar otro entre muchos más ejemplos. ¿Quiere decir que al usuario de la portátil ya no le va a compensar seguir con esa consola pudiendo tener una Wii U? No.

Si esa persona compró la Nintendo 3DS es para disfrutar de su característica principal como portátil, igual que un usuario de Xbox One puede hacerlo para despreocuparse de placas base, tarjetas gráficas y demás componentes. Que un exclusivo salga finalmente en Windows 10 no cambia nada si tenemos en cuenta el cambio de mentalidad por parte de Microsoft desde hace un año. Y esto va a seguir así. La guerra ya no es realmente entre PS4 y Xbox One, si nos atenemos a prestaciones y a lo que dicta la historia, sino más bien a un espectro más amplio.

Y como digo siempre, lo que importan al final son los juegos, vengan de donde vengan.

En VidaExtra | Quantum Break también saldrá a la venta para PC y en Xbox One traerá regalos en forma de juegos

Quantum Break

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos