Kim Jung Gi, el maestro de la ilustración a vuelapluma que deslumbró a Blizzard, Riot o CD Projekt RED
Industria

Kim Jung Gi, el maestro de la ilustración a vuelapluma que deslumbró a Blizzard, Riot o CD Projekt RED

Riot cuenta con algunos de los mejores artistas y dibujantes de la industria del videojuego. Basta con pasarse por los retratos de personajes y echarle un ojo a sus ilustraciones oficiales de League of Legends o Valorant para ver el nivel. Pero cuando tocó celebrar el 10.º aniversario de LoL la posibilidad de crear un exquisito mural conmemorativo se le ofreció a Kim Jung Gi, un artista que en lugar de carísimos editores digitales usa pinceles Pentel recargables, bolígrafos Bic y simples rotuladores. Con solo eso, y su talento, es capaz de dejar embobado a cualquiera.

Ver a Kim Jung Gi hacer su magia era perderse en un océano de inspiración. Es quedarse hipnotizado ante su destreza con el pincel. Su técnica era tan sencilla como increíble: sin patrones definidos, borradores ni más guías que las referencias de su móvil para que no se le escapasen los más pequeños detalles (en caso de necesitarlas), de su imaginación y la punta de sus pinceles brotaban espectaculares escenas protagonizadas por Geralt de Rivia de The Witcher, los héroes Overwatch o impresionantes reuniones de campeones de League of Legends. Pero, como dicen, las luces que brillan con más intensidad se consumen antes.

Kim Jung Gi nos dejó por sorpresa el 5 de octubre de 2022. Solo un poquito antes había realizado una espectacular ilustración previa al partido del PSG en París, y fue en el aeropuerto, de camino de vuelta a su estudio, cuando vistió de luto a todos sus apasionados. Los artistas formados y en formación. Los devotos de su trabajo y, por supuesto, a todos los estudios de videojuegos, pequeños y grandes que colaboraron con él o deseaban hacerlo.  Su técnica es irremplazable, pero su legado y su talento vivirán para siempre.

El irrepetible estilo de Kim Jung Gi

Fd1bn4avuaqpmak

Ver dibujar a Kim Jung Gi resultaba tan fascinante como contemplar el dibujo terminado. Su estilo combina influencias del cómic europeo y del manhwa, pero lo verdaderamente fascinante es cómo plasmaba escenas extremadamente complicadas sobre la marcha de memoria, sin la ayuda de guías, referencias o bocetos. Con la misma soltura con la que alguien escribe sobre el papel. Con errores menores y muy ocasionales que a veces aprovechaba para darle un giro a su idea original y otras, en ocasiones contadas, solventaba con un rotulador de color blanco o un corrector.

El resultado: un verdadero festín visual de negro sobre blanco en el que su dominio de la anatomía, las proporciones y la perspectiva logran que el espectador se pierda con la mirada. Porque el logro de Kim Jung Gi no residía únicamente en su manera de plasmar aquello que deseaba representar en un lienzo en blanco, sino en las composiciones complejas que, contra toda lógica, realizaba a vuelapluma. Mirando de reojo de vez en cuando su móvil o alguna referencia para que ningún pequeño detalle se quedase fuera.

Y, para muestra, aquí puedes ver el proceso de creación del referido mural del 10.º aniversario de League of Legends. Convenientemente acelerado para mostrarse en poco más de un minuto, pero no por ello menos hipnótico.

Eso sí, más allá de sus colaboraciones puntuales con estudios de videojuegos todos los calibres, la obra de Kim Jung Gi es prolífica y está llena de influencias propias. Nació en 1975 en corea del sur y cursó bellas artes en la Universidad Dong-Eui de Busan. Ya apuntaba maneras a sus 17 con una técnica espectacular e incluso su servicio en las fuerzas especiales del ejército durante más de 2 años lo acabó integrando en su repertorio de recursos propios a la hora de dominar la técnica al dibujar vehículos y armas. No mucho después, inició su carrera como ilustrador profesional y también dibujante de cómics.

Antes de que nos diésemos cuenta, Kim Jung Gi ya era un invitado habitual y recurrente en eventos de primera línea en el mundo del arte como las Comic-Con de ACE , San Diego o Nueva York, la CTN Expo y, por supuesto, sus propias exhibiciones repartidas a nivel mundial. Incluso dió un Tour Europeo. Siendo único y magistral dibujando tanto a Batman como a Tintín. Incluyendo a todo el universo de Marvel en 2016 con la que hoy es una portada histórica.

Ofreciendo conferencias, mesas abiertas, impartiendo master class en vivo y, en la gran mayoría de ocasiones, regalando a los asistentes con algo que ya no veremos: su inimitable proceso de creación de una ilustración a vuelapluma y con un puñado de pinceles y rotuladores. Porque la creación de arte, en cualquiera de sus disciplinas, es lo más parecido a la magia real que muchos veremos en vida.

Kim Jung Gi nos dejó algo más que sus numerosas ilustraciones y nada menos que siete libros de sketches y arte, incluyendo Terada Katsuya + Kim Jung Gi Illustration Book,  una obra hoy todavía más imprescindible dibujada en conjunto con el dibujante japonés Katsuya Terada. Su legado seguirá vivo a través de sus propios cursos online. Una manera extraordinaria de continuar inspirando a futuras generaciones de dibujantes a través de genuino arte encapsulado en el tiempo.

Kim Jung Gi y los videojuegos

Fd1bp3huoaipax5 1

Nuestro repaso al arte de Kim Jung Gi estaría incompleto, especialmente en VidaExtra, si no hacemos referencia a su trayectoria en el mundo de los videojuegos. La primera colaboración con Blizzard surgió en el año 2018, con motivo de la Blizzcon, dejándonos un mural impresionante en tamaño y composición que representaba el eterno conflicto entre la Horda y la Alianza. Eso sí, su carrera viene de muy atrás.

El debut editorial de Kim Jung Gi, según la biografía de su propia web,  fue nada menos que en la Young Jump a través de las historias cortas de Funny Funny. Alternando su labor de dibujante de manhwa con la enseñanza en varias escuelas y universidades privadas. Alternando colaboraciones con escritores de su corea natal como Seung-Jin Park con autores internacionales como Bernard Werber.

Fd1bq8nuaaa3tpe

El estilo y su técnica no pasaron inadvertidos, especialmente en el mundo del videojuego,  donde pasaron de ser una declarada inspiración para compañías como Blizzard o Riot a dar clases a los artistas de CD Projekt RED, regalándoles ilustraciones para Cyberpunk 2077 o The Witcher que hoy, sencillamente, no tienen precio.

Los pinceles y rotuladores de  Kim Jung Gi nos dejan piezas de arte sencillamente espectaculares a los apasionados por los videojuegos. De manera directa con colaboraciones con Overwatch, League of Legends y muchos más títulos, pero también de manera muy indirecta como fruto de su pasión por personajes y eventos muy afincados en el terreno de los videojuegos como Batman, a quien retrató en incontables ocasiones, los héroes de Marvel o el fútbol de FIFA 23 y eFootball 2023. Porque todo lo que dibujaba Kim Jung Gi se le daba demasiado bien.

Fegdarduoaeculx

El mundo del arte en todos sus matices, incluyendo el del videojuego, perdieron uno de los dibujantes más queridos e influyentes. No veremos más ilustraciones con la firma de Kim Jung Gi. Pero su obra seguirá creciendo: una nueva generación de artistas inspirados en su legado aspirarán a estar a su altura. Preservando su obra con vida durante generaciones. Con el suficiente esfuerzo y técnica es posible que algunos igualen si destreza. Su talento es y será irrepetible.

Temas
Inicio