Publicidad

Uso y abuso en KickStarter: desde pedir millones de euros y no cumplir los objetivos más caros hasta usar el mecenazgo para ganar visibilidad (sin necesitar el dinero)
Industria

Uso y abuso en KickStarter: desde pedir millones de euros y no cumplir los objetivos más caros hasta usar el mecenazgo para ganar visibilidad (sin necesitar el dinero)

KickStarter ya no es lo que era. Pero no lo decimos porque no siga habiendo proyectos de éxito (que los hay), sino porque su impacto mediático ha dejado de ser el mismo, salvo honrosas excepciones. Su mejor época la experimentó hace un lustro y ahora es una herramienta más... que no siempre se usa con cabeza.

Casualmente, esta semana hemos visto dos ejemplos de lo que no se debe hacer ante esta clase de financiación colectiva, porque empañan la imagen de un servicio que se creó para ayudar a los estudios a llevar a cabo sus sueños con el beneplático de la gente. Proyectos, en muchos casos, arriesgados, que sirven como escaparate para saber si son viables o no. Pero hoy toca la cara amarga.

¿Cinco millones de dólares sin modo roguelike?

Bloodstained: Ritual of the Night

Yo fui uno de los que puso dinero (tan solo 60 dólares) para que se financiase Bloodstained: Ritual of the Night, más por corazón que por cabeza tras saber que era lo nuevo de Koji Igarashi y por lo mucho que me sigue flipando Castlevania: Symphony of the Night. El resultado, a la vista está, no fue el deseado, pese a ser un metroidvania notable y bastante adictivo, aunque a la sombra de su maestro.

Tan solo financié tres juegos, de hecho (los otros fueron el regreso de Giana Sisters, por ser amiguero desde que nací, y el español Crossing Souls), sin contar la antología de la banda sonora de Turrican, pero en todos los casos me he arrepentido al final y llevo desde 2015 sin financiar nada más, curiosamente a raíz de Bloodstained, por el riesgo que entrañan este tipo de proyectos, que no siempre cumplen con sus objetivos ni con las grandes expectativas despositadas en ellos.

Ver cómo un juego por el que puse 60 dólares y que finalmente llegase a las tiendas por menos de 40 euros, pese a que en mi compra estuviese el extra de la precuela (Bloodstained: Curse of the Moon), a la postre mejor que el juego que había financiado en primera instancia, es algo que me fastidió. Pero no me quiero ni imaginar lo que sucede con esa gente que puso dinero expresamente por ver un modo roguelike para Bloodstained: Ritual of the Night, como es el caso del "superbacker" (persona con al menos 25 proyectos financiados) David Stephens.

Esto me pone muy triste. Literalmente, era la característica por la que estaba más entusiasmado y la razón por la que había financiado el proyecto hasta ese nivel (poniendo mi granito de arena para cumplir ese objetivo) para tener finalmente una experiencia a lo Castlevania: Symphony of the Night con una rejugabilidad infinita a través de castillos nuevos. Lo del modo "Randomizer" es algo muy flojo en comparación a un castillo con toques de roguelike.

Porque IGA y su equipo, más allá de pedir tan solo 500.000 dólares para financiar el proyecto, se pusieron como objetivo cinco millones de dólares (sí, un cero más a la cifra de antes) para poder garantizar un modo roguelike. Fue su penúltimo objetivo, de hecho, haciendo pleno con todos al alcanzar la friolera de 5.545.991 dólares de financiación. Sin embargo, ni los tres millones y medio de dólares han servido para que saliesen las conversiones para Wii U y PS Vita (canceladas las dos), ni los cinco millones para ese modo que le insuflaría de mucha más vida.

Otros usuarios no han sido tan educados como Stephens, estando el caso de un tal Craig que no ha parado de insultar con decenas de mensajes ofensivos, a modo de protesta (y porque le borraron su primer mensaje, probablemente con más insultos), sabiendo que puso 200 dólares para que se financiase el juego.

O usarlo de escaparate cuando no necesitas dinero

The Wonderful 101

Luego está el caso de PlatinumGames con la remasterización del magnífico The Wonderful 101 de Wii U, uno de mis favoritos de esa consola de Nintendo.

Independientemente de que no me parezca ético pedir dinero por una simple remasterización con casi nulos extras respecto a una obra original (un spin-off en 2D y poco más), máxime viniendo de un estudio consagrado y prestigioso como el de Hideki Kamiya (sin contar el impulso económico tras su acuerdo con Tencent), todo ha perdido su credibilidad al conocer sus motivos en KickStarter.

Efectivamente, no necesitaban tanto el dinero (pese a que en el FAQ de KickStarter hayan dejado claro desde el principio que lo de Tencent vino después y que el capital del gigante chino no se usará en este proyecto), sino tan solo usar el mecenazgo para generar atención mediática, como reconoció Atsushi Inaba:

La verdadera razón por la que decidimos hacer una campaña de Kickstarter no fue para nada la financiación, era más por medir el interés en The Wonderful 101. Es un juego que siempre hemos querido revisitar, así que pensamos que era una buena oportunidad para acercar a los fans, para unirlos, y medir interés. Y en esencia, para lanzar el juego. Así que no fue por la financiación en absoluto, fue por la autopublicación, unir a los fans y revisitar The Wonderful 101.

Pese a que las intenciones de su productor sean buenas, de esta forma se vuelve a poner de manifiesto el mal uso que le dan ciertos estudios a este tipo de mecenazgo, donde se "tapan" proyectos más humildes al no generar la misma atención mediática y necesitar realmente el dinero para lanzar sus videojuegos.

Y eso que la respuesta de los fans ha desbordado sus previsiones al no pertenecer a un género mayoritario en comparación a lo que se ve (como un Pikmin pasado por el filtro del sentai, con héroes y mechas de gran tamaño) en la actualidad, donde abundan los shooters. Porque superar el millón de dólares en menos de 24 horas no es moco de pavo, aunque con el paso de las semanas se haya calmado la cosa y su recaudación actual sea de "tan solo" 1.746.256 euros.

Por desgracia, ni con semejante dinero han visto viable (por ahora) adaptar una versión para Xbox One, pese a que la consola de Microsoft nunca haya estado entre los objetivos prioritarios de PlatinumGames. Y todo porque el motor original del título es muy diferente al de Xbox One y sería "algo muy costoso de hacer y no tienen la suficiente habilidad para hacerlo". Declaraciones (o excusas) aparte, The Wonderful 101: Remastered saldrá en mayo en Nintendo Switch, PS4 y Steam.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios