Compartir
Publicidad
Esto quería ser un recopilatorio con lo mejor de Nintendo en el E3, pero la gran N nos ha fallado
Listas

Esto quería ser un recopilatorio con lo mejor de Nintendo en el E3, pero la gran N nos ha fallado

Publicidad
Publicidad

Ya habrá hueco más tarde para contar por qué no entiendo el entusiasmo generado por este E3, que pese a tener grandes juegos en las presentaciones no ha conseguido volarme la cabeza como lo hacía antaño. Pero ahora toca centrarse en la última conferencia grande que nos queda por repasar, la que ofreció Nintendo a través de su Direct.

El problema, como de costumbre, viene por culpa de las expectativas generadas. Ya lo contamos en nuestro post sobre qué podíamos esperar, que las ausencias iban a ser lo importante de la conferencia, y así ha sido, y a un nivel aún más preocupante de lo que esperábamos. Hay ideas detrás de lo que Nintendo tiene preparado para los próximos meses, pero no todas las que confiábamos ver y ni de lejos todas rayando al nivel que esperamos de la gran N.

Star Fox Zero, Zelda y Mario

Empezaron con ese 'Star Fox Zero' que ya estaba en boca de todos antes incluso de que estuviese en desarrollo, y la noticia de que PlatinumGames también ha metido mano en un lanzamiento que tenemos a la vuelta de la esquina (antes de 2016 estará entre nosotros) era todo lo que necesitábamos para engancharnos al Direct.

Desde ahí suponíamos que todo iría cuesta arriba, y el anuncio de un 'The Legend of Zelda: Tri Force Heroes' que llegará en otoño a 3DS pretendía mantener ese ritmo. A un lado queda lo entusiasmados que podamos estar por él queriendo tener a tiro de piedra algo más grande como el Zelda de Wii U que no quiso aparecer por sorpresa pese a que habría venido de perlas para que el sabor de boca final fuese otro.

Sí hubo hueco para demostrar que 'Hyrule Warriors' había funcionado lo suficientemente bien para ganarse una réplica en portátil, pero que algunos le tengamos más ganas al musou que al invento de subirte a hombros de otros Link dice mucho del empujón que necesitaba la saga en este E3.

Una presentación para olvidar

No había decepción en los anuncios anteriores, tal vez ganas de un más y mejor que acabó destrozando nuestras ilusiones cuando Nintendo decidió meter en su presentación a 'Metroid Prime: Federation Force'. Un drama de proporciones catastróficas que demuestra que Nintendo puede ser capaz de lo mejor y lo peor a partes iguales, que aún no ha entendido a qué juegan el resto porque realmente no lo necesita y que meterse en camisas de once varas tiene como resultado un experimento de fútbol futurista que a más de uno seguro le dejó con ganas de darle al stop y darle al play del Direct del E3 del año pasado para quitarse el mal sabor de boca.

Anuncios de novedades es lo que te pide un evento como este, y aunque siempre está bien recordar qué es lo que se nos viene encima en los próximos meses y darle algo de protagonismo a algo tan prometedor como 'Fire Emblem Fates', siempre habrá hueco más adelante para un tráiler así. El resumen de esto es que dejar espacio a las sorpresas siempre será más satisfactorio que enseñar un juego una y otra vez.

Lo digo, entre otras cosas, porque lo bien que lucía 'Xenoblade Chronicles X' en la presentación choca directamente con lo quemado que empieza a estar el juego antes incluso de salir. Ya tuvo su Direct, ya sabemos que llega en diciembre de este año y volverlo a poner en la palestra denota que no hay mucho más que enseñar.

Nintendo en modo sacacuartos

Cada cosa en su sitio, y un E3 no es lugar para intentar vender 'Animal Crossing: Happy Home Designer' a un público que tenía ganas de Zelda, Mario y al que acabas de romper el corazón con un nuevo 'Metroid' que no está a la altura de lo esperado.

Rizar el rizo en la mala dirección es mostrar 'Animal Crossing: Amiibo Festival' con la aclaración de "necesitas los Amiibo para jugar". Primero porque otro 'Mario Party' tan cerca del anterior no tiene ningún sentido en el catálogo de Wii U, segundo porque demuestra que el negocio de la marca ahora mismo son los muñecos y van a hacer lo posible por exprimirlo hasta la saciedad al más puro estilo guitarras de plástico en la pasada generación.

Hubo hueco para 'Yoshi's Woolly World' (también con Amiibo, faltaría más) cuando estamos a una semana del lanzamiento. Entiendo la estrategia, pero me niego a creer que este espacio en una conferencia del E3 vaya a ayudar a que el público se decida por comprar el juego. Otra vez más, aquí hacía falta otra cosa.

Y cerraron con 'Super Mario Maker', con una lección de diseño de videojuegos de la mano del propio Miyamoto que fue lo mejor de la conferencia y la idea de que esto es todo lo que se necesita para celebrar el aniversario de Mario. Nada más, ni el Mario tocho que cabía esperar ni el remake HD de 'Super Mario Sunshine' con el que se habrían conformado todos los fans de 'Splatoon'.

¿El resultado? Una conferencia flojísima con la que parece que Nintendo está echando balones fuera para guardar lo gordo para su nueva consola. Muchos nos quedamos con la sensación de que Wii U queda abandonada a su suerte después de esta presentación y que al nuevo Zelda bien podría ocurrirle lo que pasó con 'Twilight Princess'.

Zelda

En VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio