Windows 11 + Xbox Game Pass: así es el plan de Microsoft para continuar dominando el videojuego en PC
PC

Windows 11 + Xbox Game Pass: así es el plan de Microsoft para continuar dominando el videojuego en PC

Microsoft tiene la declarada intención de hacer que Windows 11 sea el inicio de una nueva era a la hora de jugar en PC, y el brutal ecosistema ensamblado en torno a la marca Xbox, su propia división de videojuegos, será una pieza clave de cara al proyecto. La gran promesa: el nuevo sistema operativo ofrecerá más poderío técnico y visual a los jugadores, así como una experiencia de navegación y gestión de contenidos más sencilla y adaptada a las nuevas necesidades de los usuarios.

Poderosos reclamos de Windows 11 de cara a competir con el que podemos considerar su rival más directo: el propio Windows 10. Si bien, en plataformas como Steam los sistemas operativos de Microsoft se imponen con notable holgura al resto de alternativas en cantidad de usuarios y catálogo de juegos, los de Redmond tardaron una barbaridad en darle el relevo a Windows 7 y 8.

Dicho lo cual, hay que admitir que Microsoft ha sabido hacer las tareas para lograr que el salto a Windows 11 no sea un simple trámite, sino algo realmente atractivo. Especialmente, si somos jugadores de PC y todavía más si estamos suscritos al Xbox Game Pass.

A fin de cuentas, la estrategia de cara a lo que se ofrecerá en Windows 11 es la consumación de un plan mayor que comenzó con la UWP (Universal Windows Platform) y el objetivo de difuminar cualquier línea que separe a los jugadores de sus propios videojuegos, incluyendo el propio hardware.

Una jugada que entonces era valiente y revolucionaria, que hoy ya es una realidad y que a partir del 5 de octubre, fecha de lanzamiento del nuevo sistema operativo, dará un nuevo paso al frente en beneficio de los jugadores de ratón y teclado. Casualidad o no, en vísperas del lanzamiento del muy esperado Age of Empires IV.

Lógicamente, todas las promesas que se nos hagan son bienvenidas siempre que éstas sean para mejor y se acaban cumpliendo. Pero, como jugadores, quizás ha llegado el momento de ponernos más pragmáticos: ¿qué me voy a encontrar al arrancar mi juego favorito en Windows 11?

En qué beneficia Windows 11 a los jugadores de PC

La propia Microsoft ha definido Windows 11 como el mejor Windows para disfrutar tus videojuegos favoritos, y más pronto que tarde le tomaremos la palabra. No obstante, lo que verdaderamente nos interesa saber antes de dar    el salto al nuevo sistema operativo es cómo funciona esa mejora mágica que experimentaremos en los videojuegos y con qué ventajas nos toparemos al mover el ratón por la pantalla.

Integración total de DirectX 12 Ultimate

Presentado en marzo de 2020, DirectX 12 Ultimate llegó con el propósito de ser el nuevo estándar abierto a todos, la nueva versión del conjunto de APIs para desarrolladores de videojuegos busca ser el salto de calidad a la hora de abordar las experiencias audiovisuales de vanguardia, apostando fuerte por el trazado de rayos.

Microsoft ha descrito DirectX 12 Ultimate como uno de los pilares fundamentales de Windows 11 a la hora de abordar el videojuego, pero también es una ventaja adicional que beneficia a sus consolas: facilita a los desarrolladores de juegos crear juegos en PC que usan menos recursos y simplifica la adaptación a Xbox de los juegos de escritorios, así como que veamos juegos de consolas Xbox en PC.

Básicamente, porque ya dijo nuestro compañero Javier Pastor en Xataka, PS5 soporta ray tracing también, pero no a través de DirectX 12 Ultimate. Y eso a la larga juega en favor del ecosistema de Xbox.

Auto HDR, o cómo convertir los paisajes de tus videojuegos en cuadros en movimiento

Lo primero es lo primero: los videojuegos creados en DirectX 11 en adelante recibirán un empujón visual gracias a la funcionalidad Auto HDR. Como su nombre ya deja entrever, los juegos que solamente contaban con Standard Dynamic Range (SDR) ahora contarán con las mismas mejoras automáticas de alto rango dinámico (HDR) de Xbox Series X y Xbox Series S.

Una pasada. Y como referencia, aquí tienes un ejemplo comparativo.

Auto Hdr Side By Side

A efectos prácticos, la tecnología HDR amplía los valores de brillo y colores, generando en pantalla una mayor de riqueza así como un incremento en la profundidad a la imagen.

DirectStorage Optimized, el nuevo sello a tener en cuenta al renovar PC

Que los juegos luzcan mejor es un avance, desde luego pero la promesa de que estos se ejecuten a velocidades sin precedentes en PC gracias al sistema operativo resulta todavía más atractiva. Es ahí donde entra la otra tecnología a tener en cuenta en Windows 11: el DirectStorage.

Según la propia Microsoft, DirectStorage permite cargar juegos nuevos más rápido, sacando un mayor rendimiento NVMe SSD y drivers adecuados. El ejemplo ofrecido para explicar el proceso es que los juegos podrán cargar las imágenes rápidamente en la tarjeta gráfica sin saturar la CPU.

Además, aquellos nuevos equipos que ofrezcan el mejor uso y aprovechamiento de esta tecnología contarán con el sello DirectStorage Optimized.

Otras mejoras de Windows 11 que marcan la diferencia

Lógicamente, Windows 11 no pondrá todos los huevos en la misma cesta y además de promover el uso de DirectStorage se seguirá dando soporte a cualquier tipo de hardware o solución que mejor nos convenga. A lo que hay que sumar la integración total con sus propios periféricos, incluyendo el mando de Xbox o el control adaptativo de Xbox que abre las puertas a nuevos perfiles de jugadores.

En este aspecto, Microsoft ha diseñado el nuevo sistema operativo para ofrecer más recursos y herramientas de accesibilidad en los videojuegos y prácticamente cualquier programa o aplicación. Desde ajustes de texto y visuales a un narrador e incluso filtros de daltonismo. Algo que muchos agradeceremos. 

Accessibility Settings Home 1600x900 X5

Por otro lado, la tienda de juego también recibirá un rediseño que no solo facilitará -y promoverá- su uso, sino que hará más sencillo que las apps de Android lleguen a Windows 11. De hecho, el replanteamiento de la tienda también busca ofrecer nuevas oportunidades a los desarrolladores, los cuales se beneficiarán como es lógico, de las ventajas propias del ecosistema Xbox ya disponibles, incluyendo Play Anywhere, Guardado en nube y juego cruzado.

Store Home Standalone 1 1600x900

Con todo, y como es de esperar, Windows 11 servirá para entrelazar definitivamente la experiencia de juego en PC con el colosal ecosistema Xbox  que también abarca consolas, móviles y hasta navegadores web a través del juego en la nube. Y el epicentro de ese proyecto, el Xbox Game Pass, será la pieza clave del conjunto.

Disfruta de más de 100 juegos de alta calidad, de Xbox Live Gold y de una suscripción a EA Play por un bajo precio mensual. Consigue el primer mes de Ultimate por 1 euro.

Disfruta de más de 100 juegos de alta calidad, de Xbox Live Gold y de una suscripción a EA Play por un bajo precio mensual. Consigue el primer mes de Ultimate por 1 euro.

Windows 11 + Xbox Game Pass: una combinación ganadora en PC

Hero Win G

El Xbox Game Pass es el caballo de batalla de Xbox. No como consola, que también, sino como la nueva manera de entender los videojuegos y nuestra manera de acceder a ellos. De llevar nuestros progresos y juegos favoritos a prácticamente cualquier dispositivo, pero también improvisar partidas a juegos que se presentan de maravilla a ser compartidos, como Sea of Thieves, Streets of Rage 4 o el DOOM clásico.

Combinado con Xbox Cloud Gaming, Microsoft abre su brutal colección de juegos, incluyendo sus propios títulos de Xbox Game Studios desde el día de lanzamiento, a cualquiera que desee acceder a ellos desde sobremesas, móviles, consolas de pasadas generaciones y, por supuesto, PCs. Y, en ese aspecto, Windows 11 se ha creado para aprovechar más y mejor las posibilidades del servicio.

a

De partida, Microsoft ha confirmado que la aplicación Xbox estará completamente integrada en Windows 11 y, en el proceso, se simplificará el acceso a Xbox Game Pass todavía más. Acomodándose al catálogo de juegos y promoviendo funciones clave como el juego y el guardado cruzados para que exprimamos la suscripción todavía más desde nuestro equipo.

Pero ahora hay un matiz todavía más interesante: si bien, ya es posible ejecutar los juegos en la nube a través de navegadores -sin tener que realizar instalaciones o mejoras de hardware- se espera que muy pronto podamos arrancar o retomar nuestras partidas en Xbox Cloud Gaming directamente desde la app de Xbox de Windows 11.

Y teniendo en cuenta la mejora de la calidad de la infraestructura de Xbox Cloud Gaming, actualmente en periodo de beta, las instalaciones de juegos pasarán a ser completamente opcionales y ya no será necesario contar con un equipo de vanguardia para jugar, disfrutar y compartir partidas con otros jugadores. Tanto de los juegos actuales como exclusivos de la nueva generación de consolas. Bastará con una suscripción al Game Pass y Windows 11. Y eso es un enorme avance.

El otro gran plan de Microsoft: llevar a los jugadores de PC más allá de los teclados

a

Cuando se anunció que los grandes exclusivos de las consolas Xbox serían también publicados en PC y de manera simultánea se generaron muchas muecas. Que Halo o la saga Forza llegasen a los equipos de escritorio era un sueño hecho realidad, desde luego, pero ¿cómo afectaría aquello al futuro de las consolas de Microsoft?

Con el plan completamente despegado, un Game Pass imparable y un Halo Infinite asomando, la iniciativa tiene más sentido que nunca. Y Windows 11 es la otra pieza clave de la estrategia.

Microsoft tiene un ecosistema propio muy potente, pero lo deja convenientemente abierto. Sus videojuegos clave como Age of Empires IV, Flight Simulator o Sea of Thieves también se publican en Steam, con lo que no tienes que pasar por la tienda de Microsoft para disfrutarlos si no quieres, aunque la tentación de disfrutarlos todos por el precio de una suscripción siempre está ahí. Y esa no es la única ventaja.

Como hemos podido ver arriba, la gran mayoría de mejoras integradas en Windows 11 son compatibles y están disponibles -o lo estarán muy pronto- en las consolas Xbox. De hecho, gracias al juego en la nube, lo seguirán estando en las Xbox One de primera hornada, las de 2013, cuando llegue el momento de jubilarlas. Es decir, en lugar de separar a los jugadores en función del sistema al que acceden, todos comparten partidas y acceso a los mismos juegos. Y, además,  los progresos que hagamos dónde juguemos siempre están asociados a nuestra cuenta.

La idea general es que Windows 11 refuerce todavía más la marca Xbox, y poder improvisar al instante, sin descargas ni instalaciones y desde cualquier PC una partida de Sea of Thieves con otros tres jugadores que están haciendo de las suyas en Xbox One, Xbox Series X y un móvil ya es un triunfo. La nueva generación no es solo un salto visual y mejores tiempos de carga: es ofrecer una mayor calidad y versatilidad a la experiencia de juego. Algo esencial que Microsoft ha sabido entender y que está canalizando hacia las novedades en materia de videojuegos de Windows 11.

La tecnología de Auto HDR saciará nuestra vista a la hora de volar en Flight Simulator o Forza Horizon 5, la integración total de DirectX 12 Ultimate nos evitará casos de conversiones decepcionantes y las mejoras de accesibilidad que incluirá el nuevo sistema operativo mejorarán la experiencia de juego y la abrirán a nuevos perfiles de jugadores.

Novedades que, de manera intencionada, buscan lograr una transición más rápida del gran público y los apasionados por los videojuegos hacia Windows 11. Y, desde ahí, a que continúen sus partidas en la consola o dispositivos que tengan a mano.

Temas
Inicio