Por qué los estudios de Xbox, PlayStation y EA están llevando sus juegos a Steam, y los de Nintendo no
Industria

Por qué los estudios de Xbox, PlayStation y EA están llevando sus juegos a Steam, y los de Nintendo no

El PC siempre ha sido una de las plataformas más atractivas para jugar, y Steam es, en muchos aspectos, el epicentro en el que -con notables excepciones- uno lo puede encontrar casi todo: desde juegos clásicos publicados hace más de cuatro décadas a esos futuros bombazos capaces de dejar tiritando nuestras tarjetas gráficas. Y, desde hace relativamente poco, lo más granado de Xbox Game Studios, Electronic Arts e incluso PlayStation Studios.

Hace apenas dos años resultaba muy difícil de imaginar que veríamos asomando por la plataforma de Valve algún juego de la saga Forza, un exclusivo de PlayStation como Horizon Zero Dawn, una entrega anual de FIFA o esa obsesión llamada Los Sims 4. Hoy,  todos ellos están presentes junto con otros vendeconsolas de Xbox y notables títulos de que hasta hace poco sólo estaban disponibles en Origin para PC. ¿Kratos desatando su cólera en Steam? Viendo lo visto, no lo descartes.

Como jugadores, está fuera de duda que todos salimos ganando. La idea de tener que comprarte una consola con el único propósito de disfrutar del juego de moda o seguir de cerca tu saga favorita se está difuminando poco a poco en el horizonte. Otra cosa diferente, claro, es que nuestro PC sea capaz de mover Days Gone o el futuro Halo Infinite con la soltura que requiere cada juego. Pero, ¿qué es lo que ganan Microsoft, Sony o Electronic Arts al publicar sus juegos en plataformas de terceros?

La respuesta sencilla, la obvia, es ampliar los márgenes de beneficios. El ejemplo más claro lo tenemos en Minecraft: diez años después, el juego de Mojang (y Microsoft) continúa vendiéndose como pan caliente en PS4 o Nintendo Switch. Y eso se traduce en ingresos directos, tanto por unidades vendidas como por compras dentro del juego. Y, sin embargo, Microsoft no ha publicado Minecraft en Steam.

Únete al servidor oficial de VidaExtra en Discord

La Gran N, por su parte, sigue confiando en la misma política que tan buenos resultados le ha dado en el pasado y continúa funcionando en Switch: si quieres jugar al clásico Super Mario World o a la secuela de The Legend of Zelda: Breath of The Wild, necesitarás una consola de Nintendo. Y eso nos abre una pregunta interesante: ¿Está perdiendo dinero por no cada día que pasa sin haber publicado Ocarina of Time en PC? La cosa se complica.

La respuesta corta es que cada Microsoft, Sony y EA tienen sus propios motivos para haber dado el salto a Steam, independientemente de que ya contasen con su propia plataforma de juego en PC.  Motivos que, como verás, no coinciden con la visión actual de Nintendo de cara a su legado y sus futuros lanzamientos.

La filosofía de Microsoft: poner al jugador en el centro de la experiencia

Screenshot 4591

Hubo quien interpretó que Microsoft se dio un segundo tiro en el mismo pie cuando anunció que todos los juegos propios y las sagas exclusivas de Xbox -como Halo, Forza o Gears of War- también llegarían a PC. ¿Por qué comprar una consola cuando podrías jugar a lo mismo en escritorios? Pero, claro, la llegada del Game Pass y conceptos como Play Anywhere y Smart Delivery acabaron dando la razón a aquella loca idea avalada por Phil Spencer.

La historia viene de atrás. O, más bien, de arriba. Microsoft inició un proceso de convergencia total (UWP) con Windows como buque insignia y, en lo relativo a los videojuegos, el objetivo era difuminar cualquier barrera que separase a los jugadores de PC y los de consola. Como consecuencia de ello, los éxitos de Xbox comenzaron a llegar a PC y el juego con ratón y teclado a las sobremesas. El objetivo final: que todos jugasen con el Xbox Game Pass dónde quieran y a lo que quisiesen.

Una idea muy ambiciosa, desde luego, que hoy es una realidad. La tienda de Microsoft está unificada en Xbox y PC, aunque -lógicamente- no todo lo que se compra en un sistema se puede seguir jugando en el otro. Y el sistema de juego en nube es una jugada maestra que ya es una realidad tangible. Pero, claro, ¿eso es realmente rentable?

Es lógico pensar que no tiene mucho sentido comprar juegos de Microsoft, o más bien de Xbox Game Studios, en PC cuando todos están disponibles en el Game Pass de lanzamiento, pero las cifras no mienten: la visibilidad un videojuego se traduce en ventas.

Y lo que es más interesante en nuestro caso, eso también incluye las copias vendidas en Steam: a la hora de escribir estas líneas el juego más vendido de la plataforma de Valve es Sea of Thieves. Por encima de un GTA V que, por cierto, también está en el Game Pass.

Screenshot 4597

El juego de Rare no es el único en destacar entre los más vendidos de Steam a nivel mundial: las sagas Age of Empires o Flight Simulator siempre han funcionado muy bien a nivel comercial. Y pese a que es posible adquirirlos en la tienda de Microsoft, ampliar los puntos de venta no solo ayuda a cubrir los desarrollos y generar beneficios , sino que además -y esto es clave- se logra posicionar preferentemente sus propios juegos ante la marabunta de títulos de Steam.

A esto hay que sumar, claro, otras ventajas adicionales como beneficiarse de la mayor actividad de los modos online gracias al juego cruzado y al feedback y la comunicación directa que Microsoft recibe de uno de los activos más valiosos de Steam como plataforma: su propia comunidad de jugadores. Un caudal de información y posibilidades de interactuar imposible de obtener desde otros cauces.

Está claro que la propia comisión de Steam por cada venta de juego o dentro del juego es un factor que está ahí. Pero el estupendo posicionamiento de los juegos de Xbox Game Studios en ventas justifica muy holgadamente la llegada de cada vez más juegos clásicos y lanzamientos de estreno.

¿Y por qué no está en Minecraft? Bueno, realmente no se fragmentaría más la comunidad ya que es una experiencia unificada en todos los sistemas. Pero tampoco lo necesita para seguir generando millones y porque, a su modo, ya es una plataforma de juego en sí misma que está disponible en móviles, Switch y hasta PS4.

Darle una alegría a los fans de FromSoftware puede ser muy rentable para Sony

Screenshot 4592

Los grandes juegos de PlayStation Studios ya se jugaban en PC antes de que Horizon: Zero Dawn y Days Gone llegasen a Steam: a través de PS Now, el servicio de juego en streaming de PlayStation, es posible acceder a un brutal catálogo de juegos clásicos y un muy sugerente número de imprescindibles de PS4. Pero, claro, se trata de un servicio de suscripción y, tal y como está planteado, eso implica que los puedes jugar, pero no los puedes comprar.

PS Now en PC es una ventana a experiencias de debían ser jugadas sí o sí. Desde la trilogía de Uncharted, a The Last of Us. Paradójicamente, si no hubiera sido por las versiones remasterizadas de éstos dos ejemplos, estos cuatro títulos imprescindibles no hubiesen seguido creciendo en público y ventas más allá del ciclo vital de PS3. En cierto modo, ese impulso adicional es lo que busca Sony al llevar sus valiosísimos juegos a Steam.

A diferencia de la actual Nintendo, los grandes bombazos de Sony tienen lo que podemos denominar un recorrido comercial planificado por fases. La fase de lanzamiento, a precio completo, dura aproximadamente entre seis meses y dos años; y es bastante probable que llegados a ese punto podamos encontrarlos rebajados a 20 euros o con una reducción de precio definitiva en PSN. A partir de ahí, cabe la posibilidad de que emerjan con nueva fuerza entre los incentivos de PS Plus.

No es algo exclusivo de Sony: los grandes lanzamientos de Ubisoft, Capcom o Activision siguen el mismo patrón. En Microsoft la cosa es diferente, ya que sus juegos se ofrecen de salida en el Game Pass y eso, lo quieras o no, condiciona la cantidad de unidades vendidas en favor de otras ventajas. Pero la conclusión a la que llegamos es que cada juegazo de PlayStation Studios tiene su momento y luego, como es de esperar, toca hablar del siguiente gran juego de PlayStation.

Así, la publicación de los grandes juegos de PlayStation Studios en Steam, obedece a tres propósitos que pasan a ser absolutamente esenciales dentro del nuevo plan de la propia Sony.

  • Por un lado, sus grandes producciones y sus títulos clave reciben un segundo gran momento. Y eso se traduce en nuevas oportunidades comerciales para juegos, tanto en PC (a precio completo) como en PS4 y PS5 al precio en el que estén disponibles.
  • Por otro, se cumple una de las grandes prioridades de Sony: expandir la marca PlayStation y generar más beneficios con sus licencias clave más allá de las consolas. Algo crucial, no solo de cara a los videojuegos, sino también frente a la producción de películas, series, merchandising, etc. Conseguir que el gran público sepa quién es Nathan Drake o Kratos.
  • Finalmente, y lo más importante de todo, abrirse camino en un nuevo mercado en el que lo tiene todo por ganar: el PC en general. A diferencia de Microsoft, Sony también publicará sus juegos en Epic Games, y lo hace siendo plenamente consciente de que darle una alegría los fans de Dark Souls de escritorio publicando Bloodborne o Demon's Soul es una jugada muy sencilla con un potencial millonario. Y lo mismo se aplica a Marvel's Spider-Man.

Dicho lo cual, ¿qué probabilidades hay de ver novedades de PlayStation Studios en PC? Bueno, que veamos la secuela de God of War o Gran Turismo 7 en Steam  Steam (o Epic Game Store) de lanzamiento, en lugar de pasado cierto margen es algo que Sony debe sopesar a medio plazo. Y tiene serios motivos para dar el paso.

La realidad es que no se está logrando cubrir la demanda de PS5 y eso condiciona severamente las ventas previstas de sus vendeconsolas, y la enorme cantidad de producciones que están en desarrollo, con lo que su lanzamiento en PC es una solución más que viable y, lógicamente, realmente lucrativa.

EA Play: el caballo de Troya de Electronic Arts para sus sagas millonarias ( y el Ultimate Team)

Screenshot 4593

El movimiento de Electronic Arts fue tan sorprendente como interesante: tras años apostando totalmente por Origin, su propia plataforma de juegos para PC, las millonarias sagas de EA Sports, BioWare, los juegos de Star Wars o los incombustibles Sims han aparecido en Steam. Y no solo eso: también el servicio EA Play, con sus respectivos descuentos en compras de juegos y DLCs.

Electronic Arts es una de las editoras más potentes del mundo del videojuego, pero también una de las pocas que mantienen un disparatado ritmo de lanzamientos anuales: cada mes de septiembre llega una nueva edición de FIFA, Madden y NHL y DICE suele tener un Battlefield o un nuevo juego de Star Wars entre manos. Por no mencionar las superproducciones de la casa, como Anthem, Need For Speed o los nuevos Dragon Age y Mass Effect.

Si a esto le sumamos la incorporación de los anuales de Codemasters, llegamos a la conclusión de que se necesita un volumen de ingresos brutal para sostener esa infraestructura de producción y lanzamientos. Y lo mejor de todo es que lo hay: si bien ha habido sonoros batacazos comerciales como Star Wars Battlefront II o el propio Anthem, los ingresos de FIFA o Los Sims 4 siguen siendo astronómicos.

Y no solo eso: pese a que Madden 21 es literalmente el juego peor valorado por los usuarios de PC en Metacritic en toda la historia de la web, sus ventas han aumentado un 20% frente a la edición anterior. Lo cual, se mire como se mire, es una barbaridad. ¿Qué es lo que ha cambiado? Más allá de las circunstancias mundiales, por primera vez un juego de Madden se pudo jugar en Steam desde el día uno.

A partir de aquí entran dos factores esenciales para redondear la jugada de Electronic Arts.

  • Por un lado tenemos EA Play, el servicio de suscripción de Electronic Arts que da acceso a una enorme colección de juegos de la casa en Xbox, PlayStation, Origin y, desde 2020, en Steam. Un servicio que se puede contratar desde 3,99 euros al mes y por 24,99 euros al año.

En este aspecto, Electronic Arts amortiza, da nuevo valor y posiciona preferentemente juegos que, en otras circunstancias, hubiesen quedado solapados por sus propias secuelas como Plantas vs. Zombies GW o el primer Star Wars Battlefront  de DICE.

  • Por otro, los ingresos obtenidos por las compras internas de los juegos son un verdadero disparate. Si metemos en el carrito de Steam todas las expansiones de Los Sims 4 que hay actualmente disponibles, la cantidad se dispara a los 794,58 euros. Un 10% menos si somos suscriptores de EA Play.

Pero donde estalla la verdadera locura en en los juegos Ultimate Team. Según el reporte anual de EA presentado recientemente, los ingresos sumados de este modo en FIFA, Madden y NFL en 2021 suman la friolera de 1,620 millones de dólares. Por ponerlo en perspectiva, en 2015 fueron 587 millones de dólares. Haciendo las cuentas mal y rápido, el triple con una diferencia de poco más de cinco años.

Electronic Arts es un coloso del videojuego, y que abra la puerta del Ultimate Team a sus súper-ventas y lance expansiones de los Sims 4 en la tienda de Valve es una verdadera jugada maestra. ¿Existe una alternativa? Si elegimos el servicio EA Play Premier Pass, el cual, por cierto, sí es exclusivo de Origin.

Nintendo no está, ni tampoco se le espera

E1wyi3uxsaau7ix

Nintendo es una compañía única en todos los sentidos de la propia palabra. Y eso es bueno. Ningún otro titán del videojuego protege tanto a sus personajes y licencias. Precisamente por ello, cuando se anunció que sus sagas darían el salto a los móviles nos quedamos con la mandíbula desencajada. ¿Y por qué no a PC?

Nintendo tuvo claro desde el principio por qué quería llevar sagas como Mario, Animal Crossing o Pokémon a los dispositivos iOS y Android: no se trataba de ingresos o satisfacer la demanda de los accionistas en un momento muy delicado para la compañía (el ocaso de Wii U) sino de extender todavía más el alcance sus valiosas sagas.

A fin de cuentas, y pese a que Pokémon nunca ha pasado de moda, el fenómeno de Pokémon Go en móviles reforzó muchísimo más la popularidad de Pikachu y compañía a nivel mundial. Y el lanzamiento de Fire Emblem Heroes fue una pieza clave para establecer definitivamente una saga que, como Mario y The Legend of Zelda, no ha faltado ningún año en Nintendo Switch.

De hecho, existen programas, títulos y Apps que buscan aunar las comunidades de jugadores de móviles y Switch, como el Banco de Pokémon, el programa MyNintendo o el inminente Pokémon Unite, un MOBA que quiere comerle la tostada a League of Legends, nada menos.

Y pese a esto, y los millonarios ingresos que producen sus juegos de móviles, la prioridad de Nintendo sigue estando en las consolas. Sobre todo, ahora que el tradicional doble mercado de juegos -de portátil y de sobremesa- de la Gran N ha sido canalizado en un único sistema Nintendo Switch. Algo que, por cierto, no ocurría desde el lanzamiento de Game Boy.

Con lo anterior como base, la estrategia de la Gran N con Nintendo Switch no se limita a producir nuevos juegos y experiencias de entretenimiento originales (como Labo, Mario Kart Live o Estudio de Videojuegos), sino a preservar su legado. Dándole una segunda y más que merecida oportunidad a juegos de Wii U, pero también a los clásicos de NES y SNES incluidos en Nintendo Switch Online.

Un aspecto que hace único el enfoque de Nintendo su propio legado, pero no es la única singularidad, a diferencia de los superventas producidos por otras compañías, el precio de sus propios juegos no suele bajar salvo casos muy excepcionales. Y las brutales ventas de Mario Kart 8 Deluxe, Animal Crossing: new Horizons o New Super Mario Bros. U a día de hoy le dan la razón a la Gran N.

A lo que hay que sumar la maestría con la que Nintendo sabe incentivar la nostalgia de sus clásicos y canalizarla hacia sus consolas.

Así, llegamos a la conclusión de que los juegos de Nintendo no están en Steam por dos motivos: el modelo de negocio de software de la propia Nintendo no tiene demasiado que ver con el de Valve y Nintendo no necesita darle un nuevo impulso a sus superventas en otras plataformas. Ni a los que se están creando para la propia Switch ni a los publicados en sistemas anteriores.

Y el abrumador éxito comercial del fugaz Super Mario 3D All Stars es la mejor prueba de ello. Porque no sabemos cuándo llegará ni como será la sucesora de Switch, pero tenemos claro que volveremos a jugar en ella a Super Mario 64.

Recogiendo papeles

Screenshot 4594

Lanzar tus juegos en Steam es muy rentable. Cuando tu prioridad actual está en los servicios, que tus juegos se encuentren en una posición privilegiada en popularidad y ventas le da un valor extra a tu proyecto. Además, la plataforma de Valve es un medio perfecto para hacer crecer tu marca y tus licencias, y sobra decir que los jugadores de PC tienen una predisposición especial a la hora de adquirir DLCs o pagos dentro del juego.

Sin embargo, cada compañía tiene su propia filosofía. Y pese a que el modelo de Steam cuadra con la mayoría de ellas, no encaja con la de Nintendo. Porque estamos más que seguros que una versión para PC The Legend of Zelda: Ocarina of Time generaría unos ingresos impresionantes y daría la oportunidad a millones de fans de conocer el mejor juego de la saga de culto. Pero la prioridad de Nintendo está en otro lado.

Ci Nswitch Animalcrossingnewhorizons Hardware 02

No es que descartemos la posibilidad de ver juegos de Nintendo en PC. Quizás, dentro de no demasiado, la Gran N se anime a lanzar su propio servicio de videojuegos en nube. Pero igual que Switch no necesitará llevar Netflix o Spotify a la eShop para alcanzar la cifra de 100 millones de consolas vendidas a nivel mundial, tampoco tiene mucho sentido llevar un nuevo juego de Pokémon o Animal Crossing a Steam. Sobre todo, cuando puede lanzar sus propias Nintendo Switch conmemorativas.

Dicho lo cual, se avecinan buenos tiempos para los jugadores de PC: por primera vez, Microsoft lanzará un nuevo título de la saga principal de Halo en escritorios, con controles y ajustes dedicados. La obsesión por Los Sims 4  seguirá creciendo hasta límites inimaginables y, ¿Quién sabe?  Igual hasta acabas viendo al travieso de Astro desde tus Valve Index. Visto así, todos salimos ganando.

Temas
Inicio