FIFA Legacy Edition: el drama y su razón de ser. O por qué EA Sports (y Konami) han de tomarse en serio a Nintendo Switch
Deportes

FIFA Legacy Edition: el drama y su razón de ser. O por qué EA Sports (y Konami) han de tomarse en serio a Nintendo Switch

Que EA Sports sacase una Legacy Edition de FIFA 19 tenía mucho sentido: Xbox 360 y PS3 habían cumplido holgadamente su ciclo de vida y sus sucesoras estaban en su momento más dulce, con lo que lanzar una simple actualización de plantillas basada en la temporada 2018 / 2019 era un movimiento sencillo con el que los jugadores de séptima generación de consolas y EA salían ganando. Pero que al año siguiente se lanzase un FIFA 20 Legacy Edition en Nintendo Switch fue un verdadero golpe en el costado. El primero de muchos que vendrán después.

EA Sports tardó menos de dos años en recoger cable. La misma compañía que asistió a la presentación de Nintendo Switch prometiendo acomodar su saga estrella a la nueva consola de la Gran N se resignó y, con tan solo dos entregas publicadas, dejó de explorar la posibilidad de ofrecer una experiencia capaz de aprovechar aquella nueva máquina que, a día de hoy, está a punto de superar en ventas a PS4 en la mitad de tiempo. El tiempo dió la razón a Nintendo, pero la cosa no ha cambiado con FIFA 23.

¿Tiene sentido lanzar cada año una Legacy Edition de FIFA en Switch? Para Electronic Arts, desde luego: según los datos oficiales en España, FIFA 22 Legacy Edition para la consola dos-en-uno se convirtió en el cuarto título más vendido durante el mes de su estreno. Los otros tres: FIFA 22 para PlayStation, Metroid Dread y GTA V. Y ojo, que España no es un caso aislado: en Japón ocurrió exactamente lo mismo. Nada mal para una actualización de plantillas con la versión nintendera de FIFA 19 como base, porque es eso... ¿no?

Qué son las ediciones FIFA Legacy Edition en Nintendo Switch, y qué no ofrecen

De cara al jugador más casual, el mayor reclamo de cada nueva entrega de FIFA Legacy Edition son los contenidos relacionados con las licencias del juego. Que los jugadores vistan con las equipaciones más recientes, que los intensos movimientos del millonario del mercado de futbolistas y el ascenso de las estrellas emergentes quede reflejado a la hora de jugar y, por supuesto, darle el empujoncito necesario a los jugadores que cambian de aspecto.

Teniendo en cuenta solo el aspecto anterior, estamos hablando de cifras monstruosas: 19.000 jugadores, más de 700 equipos, 100 estadios y más de 30 ligas diferentes en FIFA 23. De hecho, esta temporada la Juve vuelve a FIFA. El proceso a la hora de realizar estos cambios se beneficia de la enorme estructura y bases de datos que EA ha ensamblado durante años, pero definitivamente no se tardan ni dos tardes, ni dos semanas en elaborar los cambios.

El proceso es bastante más complejo que aplicar unos ajustes, aunque en la práctica puedes ver las dos ultimas versiones frente a frente justo abajo.

Lo que es más complicado de justificar es que esa evolución constante que ha caracterizado la saga FIFA se haya quedado estancada en Switch.

Las ediciones FIFA Legacy Edition para Nintendo Switch tienen un lanzamiento anual, pero conservan la jugabilidad, el apartado visual, los modos de juego y exactamente los mismos contenidos de FIFA 20 para Nintendo Switch lanzado en 2019. De hecho, que consideremos esta entrega como la última entrega "no Legacy" se debe a que corrigió varios errores y permitió que jugásemos con nuestros amigos en lugar de con desconocidos.

Como referencia, y para tener una perspectiva completa, no está de más recordar que Nintendo Switch salió en 2017.

Sin embargo, las ventas de cada nueva entrega de FIFA para Nintendo Switch tienen una razón de ser bastante más interesante para los jugadores no tan casuales. Y no se debe a que salen a precio reducido y bastante más atractivo que otras versiones para el resto de sistema (todo cuenta) sino a las experiencias más profundas relacionadas con los modos estrella.

La posición cómoda de EA Sports frente a un diamante en bruto

Screenshot 88

No es ningún secreto que las ventas directas de FIFA son solo una porción de los verdaderos beneficios de cada entrega anual: el modo FIFA Ultimate Team y sus diferentes experiencias de juego han eclipsado la mayoría de formas de juego clásicas y casuales. Y eso que, según Electronic Arts, se busca primar la habilidad sobre las loot boxes. La realidad es muy diferente.

El Star System que ha creado EA Sports es esencial de cara al crecimiento del proyecto y sus cimientos futuros, aunque la otra realidad es que cada temporada este modo se reinicia desde cero: todo lo ganado y gastado en él se queda en la entrega anterior. Y, si bien, todos los cambios introducidos de una temporada a otra en Ultimate Team lo hacen más interesante o novedoso, la sonada ausencia de novedades juega en contra de la versión de Nintendo Switch.

Que haya un FIFA Ultimate Team en Nintendo Switch es una prioridad que da sentido al lanzamiento de nuevas entregas anuales. O, más bien, la inclusión de "compras opcionales de monedas virtuales que se pueden usar para adquirir una selección aleatoria de artículos virtuales dentro del juego", tal y como se puede leer en la eShop. Sin embargo, eso no quita la otra realidad: los jugadores de Nintendo merecen que EA Sports se ponga verdaderamente al día con la saga en Switch.

Juegos como DOOM Eternal, Overwatch, The Witcher 3, Dragon Ball Fighterz o Monster Hunter Rise, por solo citar un puñado, han demostrado que las consolas de Nintendo pueden aspirar a mucho más en lo técnico y en lo que se refiere a la cantidad de contenidos. Pero, incluso en esas, la ausencia de experiencias de juego (incluyendo VOLTA Football), que no se pula la jugabilidad o se apliquen novedades o que no se creen modos exclusivos es mucho más que una oportunidad perdida.

Nswitch Fifa22nintendoswitchlegacyedition 01

Por cierto, la única captura del FIFA 22 Legacy Edition en la tienda digital de Nintendo es una imagen con un estadio. Justo la que puedes ver sobre estas líneas. Y en otras tiendas online o brillan por su ausencia o se usan las promocionales de otros sistemas.

No pedimos que haya juego cruzado con otras versiones, porque ni siquiera los jugadores de PS4 y PS5 jugarán juntos este año: la nueva generación de consolas y los PCs compartirán cancha en FIFA 23, mientras que las sobremesas de octava generación (y aquellos que apuesten por la retrocompatibilidad) jugarán juntos. Pero aislar el Mercado de Transferencias es acorralar una versión para Switch que puede y merece ser mejor. La otra realidad es que apenas hay competencia.

¿Hay alternativas futboleras para Switch?

Ni EA Sports, ni Konami: las dos compañías que más y mejor han apostado por el fútbol en Switch son Nintendo y SEGA. Eso sí, cada una de ellas barriendo para casa en lo que se refiere a la experiencia de juego.

A falta de un título de fútbol verdaderamente cañero, la gran N resucitó la saga Mario Strikers aplicándole el tratamiento nintendero al deporte rey: diversión para todos con las superestrellas de la casa como abanderados de la propuesta. Una apuesta segura para toda la familia, desde luego, pero no una verdadera alternativa a FIFA, PES y los obsesionados por el balompié.

SEGA, por su parte, si ofrece una experiencia mucho más profunda con las entregas anuales de Footbal Manager, e incluso se atreve a lanzar una edición específica diseñada para las consolas de Nintendo, lo cual suma puntos adicionales, aunque no está de más tener presente que se trata de un gestor deportivo. El mejor y el máximo referente, de eso no cabe duda, pero no el típico título con el que echar un derbi con tus amigos.

La postura de EA Sports puede gustar más o menos, pero como ya vimos rinde estupendamente a nivel comercial. La de Konami es bastante más cuestionable: puede que eFootball 2022 fuese una decepción frente al deslumbrante legado de PES, pero incluso en ese contexto que no saliese en Switch fue una sonada oportunidad perdida para comerle la tostada al superventas de Electronic Arts.

Entre otras cosas, porque eFootbal refleja todo lo que no es FIFA: un juego gratuito y completamente multiplataforma diseñado para jugarse en consolas y móviles, compartir progresos e improvisar pachangas con amigos.

A partir de aquí, una consideración: Nintendo Switch dispone de su propio catálogo de juegos de fútbol, aunque la mayoría de ellos juegan en otras ligas:

Nswitchds Footballcup2021 02
  • Football Cup 2021 se toma muy en serio el vacío dejado por EA y Konami, y que de vez en cuando esté rebajado a menos de dos euros juega a su favor.
Nswitchds Golazo 03
Nswitchds Acaneogeosupersidekicks3thenextglory 03
Nswitch Streetpowerfootball 02
  • Por su cuenta, FIFA declinó ofrecer el fútbol callejero al no llevar VOLTA a sus Legacy Editions, pero ahí tenemos un Street Power Football
Nswitchds Strangefieldfootball 02

Si sumamos todo lo anterior llegamos a una conclusión inequívoca: hay montones de juegos de fútbol en Nintendo Switch, pero quitando Footbal Manager y Mario Strikers, no hay un verdadero referente más allá de las ediciones Legacy de EA Sports. Y viendo que la consola de Nintendo está a nada de entrar en el Top 3 de consolas más vendidas de la historia, va siendo hora de replantear el asunto.

Con más de 110 millones de Switch vendidas, EA Sports (y Konami) deben tomarse más en serio el fútbol en Nintendo

FIFA

La prioridad de EA Sports son las consolas de nueva generación. Eso está claro desde FIFA 21 y debe ser así: mientras más se note la diferencia de calidad entre las versiones de PS4 y PS5 (o entre Xbox One y Xbox Series X / S) más podrá evolucionar la propia saga, lo cual tiene un peso especial  teniendo en cuenta el enorme rebranding que la propia Electronic Arts ya ha comenzado a desplegar. El futuro de la marca es EA Sports FC, y ante este una doble tesitura: o en el futuro no tan lejano se crea un nuevo juego para Switch o una Legacy Edition enmascarada bajo otro nombre. ¿EA Sports FC para Nintendo Switch?

Las recientes ediciones de FIFA para Nintendo Switch son rentables, pero la situación de la consola no tiene nada que ver con las versiones  Legacy que vimos en generaciones pasadas, dónde se buscaba dar una despedida a los sistemas que formalmente habían dejado de fabricarse pero con una enorme base activa de jugadores. Que sepamos, la consola de Nintendo está atravesando la mitad de su ciclo de vida y compañías como Bandai Namco, Capcom, Bethesda, CD Projekt RED o Activision Blizzard han sabido ponerla al nivel de sobremesas con mejor hardware. Es hora de replantear prioridades o, al menos, tomarse en serio Switch, Switch Lite o la sucesora de ambas.

¡Hasta la saga Pokémon, el gran paradigma de lo que es evolucionar en los videojuegos ha evolucionado en Switch! Ha llevado su buen tiempo y lo cierto es que cada nueva entrega o spin-off se vende como pan caliente, independientemente de cumplir con las expectativas puestas. Y ojo, que no pedimos un "que sea mejor" al viento: va siendo hora de plantear cambios muy concretos:

  • Un apartado visual y técnico a la altura de lo que se espera de los juegos de Nintendo Switch de 2022
  • Nuevos modos de juego, incluyendo versiones de los que hay en otros sistemas como VOLTA o experiencias originales para Nintendo Switch.
  • La inclusión de las novedades y mejoras introducidas en los modos estrella de otras versiones. Si se replantea el modo carrera o Clubes en la nueva generación, que también ocurra en Switch.
  • Si bien, un juego cruzado con otras plataformas es complicado, no estaría de más que aspectos como el Mercado de Transferencias y los contenidos de la comunidad no estuviesen cerrados únicamente a la versión de Switch.
  • Por último, pero no menos importante, pese a que la jugabilidad no es u problema, introducir una sensación en el desarrollo de las partidas logre que cada entrega se sienta diferente.

A partir de este punto merece la pena tener en cuenta la enorme evolución que ha tenido FIFA Mobile, la versión para dispositivos iOS y Android de FIFA, la cual apuesta por actualizar la aplicación y ofrecer interesantes cambios de manera bastante resultona. Puede que Nintendo Switch tenga sus limitaciones, pero eso no quita que la consola no merezca un tratamiento y un despliegue similar.

Quizás, EA Sports se permita dormirse en los laureles cuando tiene una especie de monopolio del fútbol en la eShop con un eFootball al que ni está ni se le espera (pese a que, como hemos visto, hay montones de alternativas), sin embargo, eso no quita el otro gran problema: Konami tiene una oportunidad de oro para llevar su nueva propuesta de balompié a Switch. Sobre todo, ahora que llega una nueva temporada.

Un movimiento que no solo captará a millones de fans del deporte Rey, sino que hará espabilar de una vez por todas al gigante dormido.

Podríamos ser conformistas y aplaudir que EA siga sacando versiones anuales de FIFA para Switch, aunque sea en calidad de Legacy Edition. De hecho, la saga futbolera de Electronic Arts dejó de publicarse en las consolas de Nintendo porque el interés de los jugadores estaba en otra parte y el peso de las Third Parties era mucho mejor. Con Nintendo Switch el panorama ha cambiado radicalmente y, por extensión, ha llegado el momento de ser consecuente con ello.

Temas
Inicio
Inicio