Compartir
Publicidad
De The Lost Vikings hasta Warcraft: así era Silicon & Synapse antes de convertirse en Blizzard
Industria

De The Lost Vikings hasta Warcraft: así era Silicon & Synapse antes de convertirse en Blizzard

Publicidad
Publicidad

Aprovechando que hoy se estrena en cines la película de 'Warcraft: el Origen', vamos a recordar los inicios de Blizzard Entertainment, antes de que los nombres de 'Warcraft', 'Diablo' y 'StarCraft' copasen el grueso de sus trabajos durante ¡casi dos décadas enteras! Porque sí, 'Overwatch' ha roto esa racha de 17 años sin IP nueva.

Pero hoy nos vamos a centrar en sus inicios, cuando se fundó como Silicon & Synapse y el equipo formado por Allen Adham, Frank Pearce y Michael Morhaime empezó a dar sus frutos casi al instante con dos videojuegos que aún se recuerdan con mucho cariño.

1991 y las carreras de psicópatas radicales en SNES

030616 Rpm

Para recordar su primera etapa, antes de conocerse definitivamente como Blizzard Entertainment, hay que viajar hasta el año 1991. Poco después de finalizar de manera exitosa su carrera universitaria, y tras algunas conversiones para Interplay, el primer trabajo de Adham, Pearce y Morhaime se llamó 'RPM Racing' (las siglas RPM venían de "Radical Psycho Machine"), un sencillo videojuego de carreras para la Super Nintendo con perspectiva isométrica que fue, a su vez, un remake del olvidado 'Racing Destruction Set' de Electronic Arts del año 1984.

No tuvo un gran impacto en su momento, y para más inri tan solo se publicó en Estados Unidos y Japón, de ahí que sea desconocido para mucha gente. Pero al menos sentó las bases para otro videojuego de carreras más popular que poco tardaría en desarrollar Silicon & Synapse y por el que se llevaría un premio.

1992, nace la leyenda de los vikingos perdidos

030616 Vikings

Antes de llegar a ese otro videojuego de carreras, Silicon & Synapse desarrolló uno de los títulos más originales de la época. 'The Lost Vikings' fue un soplo de aire fresco en pleno 1992. Una obra que tuvo buena parte de culpa para que, un año después, su equipo recibiese el premio de "mejor desarrollador de software del año" de la revista VideoGames Magazine. Había nacido una leyenda.

¿Y en qué consistía exactamente 'The Lost Vikings'? Publicado para las consolas de la época (Mega Drive y Super Nintendo), aparte de otros sistemas, como el Amiga, mezclaba con acierto las plataformas y los puzles, teniendo que alternar entre tres vikingos con habilidades únicas. Para que os hagáis a la idea, lo más parecido en la actualidad sería la trilogía 'Trine', del estudio Frozenbyte.

Es, sin lugar a dudas, la saga (porque tuvo secuela en 1997, ya como Blizzard Entertainment) más demandada para su regreso por parte de los fans del estudio californiano, algo que no tiene visos de producirse a corto plazo. Nos tenemos que consolar con ver cameos de sus vikingos en juegos como 'Heroes of the Storm'.

Rock n' Roll Racing, el último antes del cambio

Decíamos que, a pesar de que 'RPM Racing' pasó sin pena ni gloria, sirvió como base para crear algo mejor un par de años después. Gracias a él surgió la idea de 'Rock 'n Roll Racing', uno de los videojuegos de carreras más locos de los noventa.

Ya su nombre molaba: mezclar carreras y rock & roll. Eso tenía que funcionar a la fuerza. Y así fue. Mientras sonaban versiones de Highway Star (Deep Purple), Paranoid (Black Sabbath) o Born to be Wild (Steppenwolf), nosotros nos dedicamos no solamente a correr, sino a masacrar a los rivales, en donde se encontraba hasta Olaf, de 'The Lost Vikings'.

Lamentablemente, Blizzard Entertainment también se ha desentendido de este proyecto con el paso de los años. De hecho su secuela oficial, 'Red Asphalt' (también conocida como 'Rock 'n Roll Racing 2: Red Asphalt'), la desarrolló directamente Interplay y en exclusiva para PlayStation en 1997.

Pese a todo, su legado sigue vivo y de vez en cuando nos topamos con algún sucesor espiritual, como 'Motor Rock' (previamente conocido como Rock'n'Roll Racing 3D), retirado hace unos años de Steam por una disputa legal, o 'BlazeRush'.

1994: tras un breve "caos", surge Warcraft

030616 Warcraft

En diciembre de 1993 hubo un cambio en el equipo. Silicon & Synapse pasó a llamarse Chaos Studios y el equipo creció hasta alcanzar los quince miembros. Sin embargo unos pocos meses después, Davidson & Associates adquiría Chaos Studios, cuyo nombre ya estaba registrado, y ya en mayo de 1994 llegaba el cambio definitivo por Blizzard Entertainment.

El primer trabajo para el estudio bajo ese nuevo nombre se publicaría a finales de dicho año, siendo hoy en día una leyenda de los RTS. Hablamos, claro está, de 'Warcraft: Orcs & Humans', un título que bebía claramente del pionero 'Dune II' de Westwood Studios, enfrentando en este caso a las facciones de los Orcos contra los humanos. Una fórmula que se refinaría con su secuela, 'Warcraft II: Tides of Darkness' (1995), hasta que sufrió el cambio definitivo, en pos de los héroes, con 'Warcraft III: Reign of Chaos' en el año 2002, el gran culpable del nacimiento de 'World of Warcraft' un par de años después, toda una revolución en los MMO.

Blizzard había encontrado el filón en sus héroes de Warcraft.

No podemos olvidar, en cualquier caso, que en esa primera etapa de Blizzard Entertainment, entre 1994 y 1995, surgieron otros títulos para consolas, como 'Blackthorne', 'The Death and Return of Superman' y 'Justice League Task Force'. Pero está claro que 'Warcraft' lo cambió todo. Igual que 'Diablo' en 1996 y 'StarCraft' en 1998. Blizzard ha sabido rentabilizarlos como nadie.

"Quién te ha visto y quién te ve" en VidaExtra

Sitio oficial | Blizzard

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio