Publicidad

Detroit: Become Human ha marcado un precedente sin igual en PlayStation Plus que dibuja un futuro más optimista
Industria

Detroit: Become Human ha marcado un precedente sin igual en PlayStation Plus que dibuja un futuro más optimista

Publicidad

Publicidad

Ni PlayStation Plus ni Games with Gold están destacando especialmente desde hace un tiempo. Hay algún que otro mes donde tanto Sony como Microsoft salvan la papeleta, pero ya no son, ni de lejos, tan atractivos a como lo eran hace unos años. Y la culpa es de otros servicios de la casa.

Con PlayStation Now y Xbox Game Pass las suscripciones (con incentivos) para jugar online han dejado de ser menos relevantes debido al enorme catálogo de "los Netflix del videojuego". Pero ayer Sony nos dio la sorpresa al cambiar un juego de PlayStation Plus por Detroit: Become Human.

Las quejas empiezan a tener sus frutos

PES 2019

Desde que Sony prescindió totalmente de PS3 y PS Vita en los incentivos de PlayStation Plus y, para colmo, con intención de subir el precio de la cuota de suscripción mensual, está recibiendo más críticas de parte de los usuarios.

En mayo de este mismo año tocó fondo con una proporción de negativos tremendamente superior a los positivos en YouTube, y eso que nos brindó dos juegazos indie como son Overcooked! y What Remains of Edith Finch.

Más allá del problema que supone ofrecer un triple A cada mes, inviable de manera constante, está el hecho de tener que recibir videojuegos que no casan muy bien con lo esperado al pertenecer a géneros minoritarios o que lleguen en el momento menos indicado, como sucedió con Pro Evolution Soccer 2019, cuando el sucesor de la saga de Konami, eFootball Pro Evolution Soccer 2020, planea su estreno el próximo 10 de septiembre.

¿El motivo? Lo mucho que se devalúan los juegos de fútbol en las tiendas. Y eso que, curiosamente, en Games with Gold fue peor en junio al ofrecer el NHL 19 de EA, siendo un deporte totalmente minoritario en comparación. Sin embargo, el ruido generado no fue, ni de lejos, el mismo: bien sea porque ese juego de hockey de 2018 fue notable o porque la saga de Konami está muy a la sombra de lo que fue en el pasado y eso todavía no se ha olvidado.

Lo importante es que gracias a esas protestas Sony ha rectificado en poco tiempo y nos ha brindado un exclusivo temporal de PS4 como es esa obra de Quantic Dream, que, además, incluye de regalo la versión de Heavy Rain para PS4. Título que ya se había ofertado, curiosamente, en julio de 2018.

¿Y qué pasa con Gold desde Xbox Game Pass?

Metro Exodus

El bagaje de Microsoft con Games with Gold está siendo peor si cabe, pero al menos ahí la compañía de Redmond está potenciando con mucho acierto los incentivos de Xbox Game Pass, donde no solamente vienen de serie los exclusivos de Xbox One y Windows 10 desde el mismo día de lanzamiento, sino que se están incorporando más títulos actuales, como Metro Exodus.

Tampoco está faltando experiencias independientes la mar de interesantes igualmente desde el mismo día que salen al mercado, como Void Bastards, lo que redondea más si cabe el mejor servicio de suscripción hasta la fecha.

Sin embargo, cada vez tiene menos sentido Games with Gold y el combo Xbox Game Pass Ultimate viene a maquillar, en cierto modo, esa sensación. Microsoft ha puesto más énfasis en que la gente cuente con su Game Pass (tanto desde Xbox One como desde Windows 10), sin olvidar, eso sí, que para jugar online es necesario contar con una cuenta Gold. Pero, ¿hasta cuándo?

No sabemos si la futura Scarlett suprimirá este último punto pero sí sabemos que Microsoft tiene que ponerse las pilas y no descuidar más Games with Gold, que hemos recibido mucha "chatarra" varios meses seguidos con juegos extremadamente minoritarios o con una valoración un tanto dudosa.

Cierto es que INSIDE es de lo mejorcito que ha parido esta industria y que Castlevania: Symphony of the Night sigue siendo una obra atemporal en su género, pero los otros dos que se ofertan vienen a ser justo lo contrario.

Además, hasta la futura Scarlett no habrá nuevos retrocompatibles, por lo que en los Games with Gold no contaremos con ninguna sorpresa con Xbox 360 hasta dentro de (por lo menos) año y medio. Y faltaban muchos juegazos de esa consola por incorporar su retrocompatibilidad con Xbox One...

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir