Lo que más nos ha gustado del E3 2021 (y lo que menos) a los editores de VidaExtra
VidaExtra

Lo que más nos ha gustado del E3 2021 (y lo que menos) a los editores de VidaExtra

Dando los últimos coletazos, aprovechamos la despedida del E3 2021 para hacer repaso de qué es lo mejor y lo peor que hemos visto durante la feria de este año. Esto es lo mejor y lo peor del E3 2021 según los editores de VidaExtra. 

Lo mejor del E3 2021 según Alex

Yo esperaba ver algo de Bayonetta 3 durante el E3. No con demasiadas esperanzas, también es cierto. Y, al final, nada. Por otro lado, ese Breath of the Wild 2 luce de maravilla, pero lo que más me ha gustado de este E3 2021 es ver la apisonadora en la que se está convirtiendo Xbox Game Pass.

La conferencia de Xbox y Bethesda me gustó, directa al grano y con  muchos anuncios, pero más allá del formato o de los juegos concretos, la  idea de poder disfrutar de semejante barbaridad de títulos en  lanzamiento me sigue pareciendo alucinante. Poco se vio del Starfield, pero sin duda es uno de los juegos que con más ganas espero para Xbox por temática y ambición.

Lo peor del E3 2021 según Alex

Prácticamente, todo lo demás. Es decir, las grandes conferencias/eventos  en realidad fueron tres: Ubisoft, Xbox + Bethesda y Nintendo. El resto,  da la impresión, han estado un poco por estar, más por compromiso que  por tener cosas verdaderamente relevantes o interesantes que anunciar.

Los eventos de Gearbox y Capcom, por mencionar un par, no han dejado de  recibir palos por todos lados. Y si tengo que elegir, creo que el PC Gaming Show sigue siendo la peor cara de todo esto.  Tendrá su público, pero a mí hasta ahora no me han convencido y suele  ser de lo más flojo cada año. Veremos qué tal se presenta el E3 2022.

Lo mejor del E3 2021 según Sergio Cejas

Este año lo tendré muy fácil para decir con qué títulos me quedo porque muy pocos han logrado emocionarme bastante. Naturalmente el primer tráiler con gameplay de la secuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild me ha fascinado y automáticamente se ha convertido en mi videojuego más esperado de 2022. Lo bueno es que hasta entonces Samus hará que la espera se me haga algo más corta. A falta de novedades de Metroid Prime 4, bienvenido será el nuevo Metroid: Dread, que tras el buen sabor de boca que me dejó Metroid: Samus Returns confío en que MercurySteam volverá a hacer un estupendo trabajo.

El primer tráiler de Elden Ring ha sido también otro de los vídeos que más me han impactado, pero en general creo que este año, si tuviese que decir cuál ha sido la mejor conferencia de todas, me quedaría con la de Microsoft. Ritmo muy rápido, anuncios a tutiplén, muchos juegazos anunciados y la mayoría de ellos estarán disponibles desde el primer día en Xbox Game Pass, lo que es algo digno de aplaudir, como bien hice en cuanto vi A Plague Tale: Requiem. La segunda parte de la obra de Asobo Studio es la aventura que, junto con la del nuevo Zelda, espero con más ganas del año que viene para descubrir cómo será está vez el peligro viaje que aguardará a Amicia y Hugo.

Lo peor del E3 2021 según Sergio Cejas

Lo cierto es que podría decir que el E3 en general. Se nota demasiado que el coronavirus ha hecho mella en los equipos de desarrollo y por eso la mayoría de presentaciones han sido un tanto flojas a mi parecer. Por supuesto que ha habido sorpresas excelentes, pero de todos los títulos que se han mostrado se salvan muy pocos. Desde luego estoy deseando que regresen esos eventos en persona y todo vuelva a la normalidad, por nuestra seguridad principalmente y por comprobar si la expectación crece un poco más, porque ayer el Nintendo Direct, la conferencia que siempre espero con más ganas, lo vi menos ilusionado que en otras ocasiones.

Tal vez porque una parte de mi se veía venir que Nintendo me iba a decepcionar y no iba a dejarnos con algo relacionado con el 20 aniversario de Golden Sun o no se iba a animar a traer de vuelta F-Zero. Todos los años sigo manteniendo la misma esperanza, pero nada, de ahí que ya me lo esperara el resultado. En cualquier caso, el evento de la gran N no ha sido el peor, ni muchísimo menos, porque Capcom anunciando "nada" o el PC Gaming Show mostrando títulos de los que nadie se acordará (por desgracia para los estudios) en un par de días también es para hacérselo mirar. Sin duda el E3 2022 lo tiene fácil para superar a esta última edición.

Lo mejor del E3 2021 según Juan Sanmartín

Breath of the Wild 2. O como diantres se llame la secuela de uno de los mejores juegos que he tenido el placer de degustar en años. Esa entrada de Link cayendo desde los cielos es sinónimo de venta asegurada. Recorrer Hyrule una vez más a través de las islas flotantes y descubrir qué nuevos misterios nos esconde Nintendo actúa como un cascabel para un gato conmigo. Estoy totalmente a bordo.

Otra que no decepcionó lo más mínimo fue Microsoft. Las escasísimas dudas que pudiera tener sobre si mantener mi suscripción a Xbox Game Pass han quedado totalmente disipadas. El servicio se ha convertido en una completa referencia y una apuesta fortísima tanto por parte de la compañía, como una a realizar por el usuario. Demonios, hasta estoy pensando en hacerme con una Xbox Series, semejante catálogo lleno de exclusivos no estoy dispuesto a perderlo.

Lo peor del E3 2021 según Juan Sanmartín

Que el E3 haya regresado es una de las mejores noticias posibles, sobre todo teniendo en cuenta los motivos por los que no reapareció durante el 2020. Sin embargo, hay que reconocer que el nivel ha bajado. Hemos tenido un techo de anuncios alto, con Nintendo y Microsoft a la cabeza, pero el suelo ha sido realmente bajo.

Gearbox y Capcom capitanean las conferencias paupérrimas de esta edición. Take-Two o Bandai Namco han formado también parte de esa decepción, replanteando la necesidad crear expectativas y que lo que tienen realmente entre manos se diluye con mucha facilidad entre los dedos. Ha faltado punch entre los eventos más modestos y nos deja un sabor agridulce que esperemos que mejore para el 2022.

Lo mejor del E3 2021 según Frankie

Confieso que en un E3 2021 en el que reinventar el formato no fue opcional y las conferencias se sirvieron prácticamente precocinadas y sin la emoción del directo, tengo que reconocer que volví a experimentar ese carrusel de emociones que debe sentirse durante la gran feria del videojuego. ¿Los culpables? Entre los que más ilusionado no puedo dejar de referirme a un Forza Horizon 5 que me dejó alucinado, un Replaced que es puro arte pixelado y un The Legend of Zelda que me volvió a enamorar. ¡Hasta Samus regresa con una nueva entrega!

Dicho lo cual, el ganador de este año -si es que lo hay- lo tengo claro, y no es ni una conferencia ni un sistema para jugar en el sentido estricto: se trata del Xbox Game Pass. La conferencia de Microsoft y Bethesda sirvió para asentar el calendario y poner nombre a lo que llega y lo que vendrá al servicio, y comenzó a dejar claro que lo títulos producidos desde Maryland comenzarán a llegar de salida y con carácter exclusivo. Un golpe sobre la mesa brutal.

Lo peor del E3 2021 según Frankie

Por el lado de las cosas no tan positivas, nos encontramos con lo de siempre: las ausencias. Por un lado, con el enorme hueco que han dejado Electronic Arts y Sony este año. Si bien ambos decidieron ir por libre, hasta la fecha han alineado sus propios eventos en paralelo para que coincidiesen con el evento de Los Ángeles. Quiero entender que el motivo de esto es reclamar un protagonismo propio a sus juegos e iniciativas, pero está claro que cuando uno valora lo que ambos ya tienen entre manos (Horizon Forbidden West, el nuevo Dragon Age, el nuevo God of War...) y es consciente de que no va a estar en el evento, uno tiene la impresión de que el espectáculo en su conjunto podía haber sido mejor.

Por otro lado, con todos esos juegos que deseábamos ver y que tocará esperar un poquito más para tener más detalles. Me refiero, concretamente, a títulos del calibre de Metroid Prime 4, Bayonetta 3 o The Elder Scrolls VI. Pesos pesados que, en definitiva, se posicionaban como grandes golpes sobre la mesa. Por suerte, el E3 2021 es el primero de los grandes eventos de verano, y será sucedido por la GamesCom, el Tokyo Game Show, etc. Pero, oye ¡Que hace unos días vimos Elden Ring! Y lo cierto es que fue tan alucinante como se esperaba.

Lo mejor del E3 2021 según Jarkendia

Mentiría si no dijese que Elden Ring fue la mayor sorpresa del E3 2021, porque a estas alturas, entre dimes y diretes con tantos rumores, había perdido toda esperanza de verlo. ¡Y mucho menos una fecha de lanzamiento tan próxima! Pero si tuviese que dar un nombre de un juego nuevo, me quedo con Replaced. A bote pronto a muchos nos recordó al (casi) olvidado The Last Night (tranquilos, que su creador ha aprovechado este E3 2021 para decir que sigue en desarrollo), pero más allá de las similitudes estéticas, es otro juego diferente y muy prometedor.

Desarrollado por Sad Cat Studios, estamos ante una aventura en 2D con algunos planos en 3D y ambientación retro-futurista que llama poderosamente la atención por su apartado visual y lo cinematográficos que resultan los momentos de acción (tanto cuerpo a cuerpo como con armas de fuego) y parkour como evolución de Another World o INSIDE, como referente más reciente. Además, estará desde el primer día en Xbox Game Pass. Porque este E3 2021 ha sido un no parar en cuanto a alegrías en este servicio de Microsoft y un futuro más esperanzador.

Lo peor según Jarkendia

Por contra, lo que menos me ha gustado de este E3 2021 han sido las ausencias. No solamente en cuanto a no contar con Sony como uno de los gigantes que nunca deberían faltar en un evento de esta magnitud, sino también por todos esos juegos que se presentaron estos últimos años y de los que apenas hemos vuelto a saber nada. Ya sean los Bayonetta 3 y Metroid Prime 4 de Nintendo como buena parte de los juegos presentados por Microsoft a cargo de Xbox Game Studios (Perfect Dark, por ejemplo, pero también Senua's Saga: Hellblade II) o Sony con su ansiado God of War: Ragnarok (título provisional). Cierto es que se ha intentado mostrar más gameplay de otros juegos, pero ha habido demasiada cinemática.

Si hablamos de las conferencias en sí, más allá de las ausencias, la gran mayoría no han estado a la altura al no entender lo que pide la gente a la hora de ponerse frente a la pantalla en una feria que se presupone de videojuegos. Siendo fan de Borderlands me ha dado vergüenza ajena lo que hizo Randy Pitchford dentro de la conferencia de Gearbox Software, con más minutos para el rodaje de la película. O esas charlas eternas de Prime Matter. Al menos la de Capcom fueron 20 minutos.

Lo mejor del E3 2021 según R.Márquez

Por lo que supuso como sorpresa y lo mucho que representa el salto a la nueva generación -que parece haberse diluido tan pronto llegaron las consolas a las tiendas- sin duda me quedo con Forza Horizon 5. Probablemente la única saga que ha conseguido recoger el testigo de pesos pesados como Burnout o Need for Speed que la industria del videojuego ha ido abandonando.

Hay otras novedades que me interesan y jugaré sin dudarlo, claro, no imagináis las ganas que le tengo al retorno de Wario Ware, al de Mario + Rabbids y a toda esa sartenada de indies que vienen dispuestos a que el pixelart 3D nos salga por las orejas, pero si tuviese que quedarme con lo mejor, creo que ese premio va para Microsoft por haber sido la única que ha entendido de qué iba esto.

Lo peor según R.Márquez

Entiendo y comparto las quejas sobre el E3 y las expectativas de él que llevábamos casi todos, pero debo reconocer que he visto grandes juegos y que el problema, al fin y al cabo, es más organizativo que de contenido. Que siempre nos quedamos con ganas de más es algo que ya todos damos por hecho, pero creo que llevamos varios años arrastrando un problema de egos que nos hace más mal que bien.

Que cada compañía vaya por un lado, con la ESA y Keighley tirando de ellas hacia su bando, es un problema para el ritmo de las conferencias y el sabor de boca que nos dejan. Antaño, cuando sólo estaban las grandes dejando hueco a las third party para dar altavoz a sus mejores lanzamientos, las sensaciones podían ser más dulces o más agrias, pero por lo general eran coherentes. El E3 debe volver a lo que era para sobrevivir, y el medir a ver quién tiene el ego más grande no beneficia a nadie.


Temas
Inicio