Star Wars Republic Commando: LucasArts va más allá del Ataque de los Clones con un shooter brutal
Análisis

Star Wars Republic Commando: LucasArts va más allá del Ataque de los Clones con un shooter brutal

Scorch, Fixer, Sev (Siete) y, ligeramente por encima de los tres anteriores, Boss. La gran mayoría de clones del universo Star Wars han desfilado sin pena ni gloria por el canon oficial de La Guerra de las Galaxias o sus leyendas. Pero el Escuadrón Delta, los cuatro protagonistas de Star Wars Republic Commando, están hechos de una pasta especial. Una sensacional capacidad destructiva generosamente aderezada con el código genético de Jango Fett.

A fin de cuentas, el Escuadrón Delta forma parte de la élite del Gran Ejército de la República. Sobresaliendo a base de hitos entre los millones de soldados creados y tratados como algo más que peones -prácticamente sacrificables- en la guerra contra los separatistas. Consolidándose como leyendas con nombre propio durante las Guerras Clon.

Y lo mejor de todo: se trata de un cuarteto diseñado por la propia LucasArts y magistralmente imbuido en la esencia Star Wars. O, al menos, el espíritu de las precuelas cinematográficas. Mucho más que una excusa para limpiar la galaxia de droides, geonosianos y otras amenazas interplanetarias y hacer del conjunto todo un espectáculo.

Una experiencia bien surtida de disparos de bláster y generosa en cuestión de explosiones. Ya sea para abrirnos paso con detonaciones controladas o lanzando detonadores termales a la desesperada.

Swrc037
De izquierda a derecha: Sev, Fixer y Scorch. Nuestros hermanos de armas

Un FPS caótico pero que, a la vez, invita a que -entre ráfagas de disparos- sepamos ser eficientes. Porque el Escuadrón Delta, pese a sus diferencias, opera como una única fuerza. Adaptándose a las circunstancias más hostiles en un periodo de guerra a escala interplanetaria. Decantando la balanza en favor de la República Galáctica desde el comienzo de las Guerras Clon y durante la hoy conocida como la Era del Alzamiento del Imperio.

Y, más allá del videojuego, cuatro leyendas de las Guerras Clon que forjan una todavía mayor. Un escuadrón que, sin apenas ayuda, tuvo su primer momento de gloria en la batalla del planeta Geonosis contra los Separatistas y cuyo prestigio ya estaba más que ganado cuando acudieron al rescate de los poderosos wookiees en Kashyyyk.

Lo cual no resta peso a lo más interesante de todo: a través de Star Wars Republic Commando, la propia LucasArts delega esas misiones de élite al jugador, el cual no solo toma el papel -y el bláster- de Boss, el Comando Jefe del Escuadrón Delta, sino que asume el liderazgo total del propio equipo. De modo que sus mejores recursos no son las armas que empuña, sino sus propios compañeros de batalla.

Un comando de clones excepcional, curtido en incontables conflictos por la galaxia, empezando por la batalla con la que estallan las Guerras Clon, durante el clímax del film El Ataque de los Clones. Y no solo eso: a través del Escuadrón Delta, Star Wars Republic Commando ofrece al jugador una expansión del Episodio II de Star Wars y, a la vez, un preludio excepcional de La Venganza de los Sith.

Swrc015
Estos droides no se desmontan tan fácil como en las películas

Siendo, por encima de lo anterior, un shooter en primera persona que, como veremos, llegó en un momento de transición para el propio género. Lo cual le permite ofrecer las sensaciones clásicas y desenfrenadas de DOOM o Quake e introducir algún que otro aspectos más táctico de los FPS multijugador actuales. Incluso en su modo campaña para un jugador.

Y, en el proceso, Star Wars Republic Commando nos hace tomar parte activa en una etapa especialmente revuelta de Star Wars desde una perspectiva no lo suficientemente abordada en las películas, las novelas o los cómics: vivir el conflicto galáctico desde el punto de vista de los propios soldados clon. Literalmente.

Planeta Geonosis: Hora Cero. Comienzan las Guerras Clon

Escuadron Delta 5

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana, los Caballeros Jedi mantenían la paz y el orden en la República Galáctica. A veces dando consejo guiados por la Fuerza, la energía que mantiene unidas todas las formas de vida del universo; otras veces, y cuando la situación no dejaba más opciones, haciendo uso de sus espadas láser. Un arma noble para tiempos más civilizados.

Sin embargo, ni la mismísima orden Jedi estaba preparada para hacer frente a la poderosa alianza de Separatistas.

Dos enormes facciones comenzaron a tomar posiciones en un remoto planeta llamado Geonosis. Y, si bien, la presencia, sabiduría y determinación de los Jedi era una ventaja crucial, el mayor arma del Senado Galáctico contra los Separatistas fue la aparición de un gran ejército llegado desde el lejano planeta de Kamino.

Swrc038
Vista en primera persona del envío de tropas clon a Geonosis

Un ejército de clones creado a partir del código genético de un excepcional cazarrecompensas mandaloriano. Producido en secreto y en el que cada soldado ha sido entrenado desde su nacimiento con un único propósito: la guerra.

Lo primero que ven al nacer los clones suele ser la silueta de un Kaminoano, un alargado ser que comprueba la eficiencia y calidad de la producción en serie de soldados para la República Galáctica. No mucho después, el clon inicia su formación militar a través de ejercicios teóricos y prácticos bajo un programa monitorizado adaptado a su crecimiento acelerado. Y el caso del clon RC-1138, el nombre real de Boss, no es la excepción.

Swrc039

Lo que hará diferente a Boss de sus millones de hermanos serán dos cosas: las especialmente delicadas misiones a las que deberá enfrentarse a lo largo de su vida, desde el día en el que puso los pies en el planeta Geonosis durante la Hora Cero del conflicto entre la República y los Separatistas; y el impecable modo de superarlas gracias al equipo a su cargo, el Escuadrón Delta.

Ahora bien, toda leyenda tiene su origen y la de Boss y su escuadrón nace en Star Wars Republic Commando.

Lanzado originalmente en primavera de 2005 para Xbox y PC, la legendaria LucasArts enlaza el Episodio II: el Ataque de los Clones con La Venganza de los Sith, el cierre en la gran pantalla de la trilogía de precuelas, a través de una explosiva experiencia de shooter en primera persona protagonizada por un comando de élite de soldados clon.

Swrc007
Cuidado al reventar un geonosiano muy cerca del uniforme: ¡salpican!

Un potente FPS compuesto por tres arcos argumentales que tienen lugar en diferentes etapas de las Guerras Clon, incluyendo el debut del Escuadrón Delta en la propia batalla de Geonosis, una delicada misión a bordo de una nave de asalto en mitad del espacio y, finalmente, el rescate de un líder wookie en Kashyyyk y las inesperadas consecuencias de su entrada en el exótico planeta.

Tres misiones prácticamente suicidas en tres campos de batalla infestados con incontables droides, geonosianos y, en general, fuerzas separatistas que deberemos eliminar tomando el papel de un Comando Líder Clon, lo cual implica ser excepcional con el bláster, generoso a la hora de lanzar explosivos y detonadores termales y todavía mejores dando instrucciones a Scorch, Fixer y Sev. Nuestros hermanos y compañeros de armas.

Swrc001

Porque, desde el principio, LucasArts no ideó Star Wars Republic Commando para ser el enésimo juego en el que los Jedis tienen su oportunidad de lucirse con la espada láser: es la historia de cuatro soldados clon excepcionales cuya mayor fuerza no reside en su puntería o su particular talento para hacer explotar droides y bases separatistas, sino en su capacidad de trabajar juntos.

Un FPS 100% Star Wars, pero muy inspirado en los referentes contemporáneos

Swrc036

La ambientación es uno de los aspectos esenciales de cualquier juego de Star Wars, pero no es lo más importante de un videojuego. En un FPS deben prevalecer aspectos como la jugabilidad, el diseño de niveles o el gunplay. Dicho lo cual, hay que reconocer que Star Wars Republic Commando sabe sobresalir en todo lo anterior.

Porque si el nombre de LucasArts está merecidamente asociado con algunas de las mejores aventuras gráficas jamás hechas, la huella que dejó en los shooters no es modesta. Desde FPS como Dark Forces -también basado en Star Wars- a Outlaws, pasando por títulos más desconocidos como Armed and Dangerous. Y Star Wars Republic Commando está entre lo mejor de la casa.

Swrc041
La interfaz de juego integrada en el casco de Boss

De primeras, por el modo de ensamblar en una misma experiencia de shooter en primera persona varios de los matices más sobresalientes de los exponentes contemporáneos del género. Desde el sistema de control de Halo a los controles de equipo de Rainbow Six, pasando por una interfaz de juego que inevitablemente recuerda a la saga Metroid Prime.

Sin embargo, Star Wars Republic Commando sabe ser mucho más que un conjunto de buenas ideas reunidas en un juego de disparos: es toda una experiencia Star Wars. Un juego diseñado para sumergirnos en el universo de las películas y tomar parte activa en él como miembros de élite del ejército clon de la República Galáctica.

Swrc040

Así, el triunfo de LucasArts con Star Wars Republic Commando nace de cómo hace propios elementos de ciencia ficción y jugabilidad que toma descaradamente prestados de los FPS que se encontraban transformando el género tras el cambio de milenio. Y, a la vez, del modo en el que se insufla al conjunto resultante la esencia de las nuevas películas de George Lucas.

En parte, a través de la estética de la trilogía de precuelas y, cómo no, la integración de la siempre bien recibida B.S.O. de John Williams. Pero también a través de detalles que no están tan a la vista. Como el diseño de misiones o la química que el Escuadrón Delta proyecta a través de la trama y los diálogos según progresa la campaña del juego.

Y, para muestra, aquí tienes casi una hora de juego con los compases inaugurales de Star Wars Republic Commando.

Dicho lo cual, lo que da identidad a Star Wars Republic Commando como Shooter es cómo éste le da peso al trabajo en equipo en su modo campaña:

  • De partida, porque a través de la cruceta deberemos organizar las acciones de nuestros tres compañeros de armas. Algo esencial para mantener la posición o tomar una predisposición más ofensiva o estratégica.
  • Además de lo anterior, podremos dar instrucciones concretas a nuestro escuadrón: señalando un objeto, una posición, un enemigo o un panel de control podremos establecer una estrategia de cara a aguantar una oleada de enemigos o conquistar el siguiente tramo de escenario.

Así, en Star Wars Republic Commando no llegaremos muy lejos si vamos por libre como en la mayoría de FPS clásicos. No solo deberemos usar a nuestros compañeros con la máxima eficacia, sino que también protegerlos, darles cobertura y, en caso de ser abatidos, reanimarlos o solicitar a alguien de nuestro escuadrón que restituya su salud.

Swrc018
Nada como una explosión a distancia para seguir investigando en territorio hostil

Una premisa que funciona de maravilla.  Especialmente cuando los escenarios son amplios y detallados y el número y la agresividad de nuestros enemigos está calculada para que los asaltos deban resolverse entre cuatro soldados clones. Sin individualidades: a base de colaborar y trabajar en equipo. A cubrirse las espaldas y saber rápidamente captar las oportunidades.

Lo cual nos lleva a un punto especialmente interesante de Star Wars Republic Commando: ¿cómo es su multijugador?

Las Guerras Clon a pantalla partida: una alternativa que no iguala la campaña

Republic Commando

Si bien, la campaña de Star Wars Republic Commando (la experiencia principal del juego) está diseñada para abordarse en single player, LucasArts supo completar la propuesta de juego de su FPS con todas las alternativas multijugador que se podían esperar de cualquier shooter contemporáneo. Un potente extra para la época que hoy, quizás, sabe a poco.

Por un lado, ofreciendo los cuatro modos cooperativos y competitivos esenciales: combate a muerte, combate por equipos, capturar la bandera y asalto. Pero también abriendo la puerta a disfrutarlos conectando consolas, a pantalla partida para hasta cuatro jugadores y online para hasta 16 participantes tanto en PC como en Xbox.

Swrc030

Siendo justos, y visto desde una perspectiva actual Star Wars Republic Commando no ofrece una gran variedad de facciones o clases. Tampoco es que aquello fuese algo estandarizado como lo es hoy. Pero LucasArts nos permitía darle un poquito de carácter (y color) a nuestro personaje en el multijugador a través de pequeños ajustes.

A fin de cuentas, fue el propio George Lucas el que sugirió a LucasArts que para hacer más distinguibles a los protagonistas de Republic Commando lo mejor era dotarles de una armadura y unos colores propios. Algo que, de algún modo, fue trasladado a las partidas a dos mandos o más.

Swrc026

Con todo, queda especialmente patente que la prioridad de LucasArts para Star Wars Republic Commando residía en su campaña: si bien el diseño de los mapas multijugador cumplía, pero tampoco sorprendía en exceso, el conjunto estaba muy lejos de convertirse en una alternativa frente a Quake Arena o Unreal Tournament.

No es que no hubiese opciones. De hecho, como era bastante habitual en los juegos multijugador de LucasArts de la época, podíamos organizar listas de mapas para crear largas partidas. Sin embargo, muchos de los escenarios quedaban desaprovechados o especialmente desangelados si nos limitábamos a jugar a dos mandos.

Swrc027

Porque si la campaña de Star Wars Republic Commando ya apuntaba hacia el futuro de los FPS en muchos de sus aspectos clave, especialmente en lo relativo a su jugabilidad y su sistema de control, hay que reconocer que LucasArts fue más conservadora en lo referente a su multijugador. Sobre todo si partimos de que su propia campaña que hubiese brillado todavía más en cooperativo.

Star Wars Republic Commando, un clásico de LucasArts que debe volver

Escuadron Delta 4

Como era habitual en los juegos de LucasArts basados en la Guerra de las Galaxias, Star Wars Republic Commando fue conectado con el universo expandido a través de nuevos formatos, incluyendo novelas e incluso un breve cameo en la serie animada Star Wars: The Clone Wars.

Curiosamente, fue esa muy breve aparición en un capítulo de la serie de Cartoon Network -emitido previo a la adquisición de LucasFilm por parte de Disney- la que hace oficial la existencia de Scorch, Fixer, Sev y Boss en el canon actual de Star Wars.

Escuadron Delta 8

Desafortunadamente, tras la adquisición de Disney, el resto de las historias del Escuadrón Delta, incluyendo las acontecidas en el propio videojuego Star Wars Republic Commando, fueron relegadas al sello Leyendas de Star Wars. Y, en consecuencia, apartadas de la continuidad oficial del universo de la Guerra de las Galaxias.

Eso no quita que en su día LucasArts abordase el proyecto de Star Wars Republic Commando con una enorme ambición y la búsqueda de una afinidad total con el enorme lore galáctico que se estaba generando durante la producción de la trilogía de precuelas de Star Wars.

Swrc032

De hecho, incluso se llegó a barajar una secuela titulada Star Wars: Imperial Commando. Y su premisa era excepcionalmente prometedora: los miembros del Escuadrón Delta volverían a la acción con el Imperio Galáctico ya instaurado. Sin embargo, aquel proyecto quedará reducido a un puñado de bocetos, ideas y algunas piezas de arte conceptual.

Siendo justos Star Wars Republic Commando contó con una especie de spin-off (no podría considerarse una verdadera secuela) para móviles. Una experiencia menor llamada Star Wars: Republic Commando: Order 66 que, en esencia, sirve para recuperar a los personajes del juego y atravesar nuevos niveles junto a otros notables personajes de Star Wars como Anakin Skywalker.

Swrc021

Por su parte, el título y la premisa de Star Wars: Imperial Commando fueron rescatados para una novela escrita por Karen Traviss publicada en noviembre 2009. Siendo, hasta la fecha, lo más parecido a una secuela del videojuego. Lo cual no quita, por otro lado, que haya margen para ser optimistas.

Si bien hay que reconocer que Electronic Arts se ha volcado con la saga de Star Wars durante los últimos años, el renacer del sello LucasFilm Games y la entrada en escena de nuevas desarrolladoras -como Ubisoft- aumentan notablemente la posibilidad de rescatar o dar continuidad a videojuegos clásicos de la saga galáctica.

Y no está de más recordar que el Escuadrón Delta existe en el canon oficial.

Escuadron Delta 2

Producir un FPS con elementos tomados de Star Wars Republic Commando, en una época tan prolífica con las Guerras Clon y con esas opciones multijugador que tanto echamos en falta en el original, incluyendo una campaña cooperativa, aderezado con elementos propios de los hero shooters es una idea demasiado buena para dejarla escapar.

Una segunda oportunidad para un comando de élite que no conoce la palabra imposible. Que nos permitió poner patas arriba el planeta Geonosis durante el estallido de las Guerras Clon y que de ningún modo merece quedarse exiliado en el sello de Leyendas de Disney.

Temas
Inicio