Warcraft III Reforged retiene todos los problemas que lo convirtieron el peor juego de Metacritic un año y medio después, y eso no es normal
Estrategia

Warcraft III Reforged retiene todos los problemas que lo convirtieron el peor juego de Metacritic un año y medio después, y eso no es normal

Blizzard nunca ha tenido un éxito tan fácil, asegurado y a su alcance como Warcraft III Reforged. Ni siquiera con Diablo II: Resurrected. El Warcraft III clásico todavía es considerado uno de los mejores juegos de estrategia de todos los tiempos y, siendo justos, lo mostrado en la carta de presentación de Reforged le sentaba de maravilla. Con todo, el muy esperado remake acabó castigado por los fans recibiendo la peor nota de Metacritic. De manera absolutamente fulminante.

Porque si en los últimos años Activision Blizzard ha sabido acertar a la hora de revitalizar sus juegos clave (ahí tenemos las trilogías de Crash y Spyro, el regreso de Tony Hawk o CoD: Modern Warfare) también ha tomado decisiones demasiado cuestionables. Pero que la puesta al día de Warcraft III fuese coronada sin compasión como el peor juego de PC y catapultada directamente a lo más bajo de Metacritic apenas un día después de salir a la venta es algo que absolutamente nadie vio venir.

¿Un caso de review bombing? Definitivamente, sí. Un ejemplo de manual. La triste realidad es que la reedición reforjada de Warcraft III no solo decepcionó a una comunidad de fans fiel, longeva y en activo, sino que además se llevó prácticamente por delante al juego original. Lo arrolló.

A nivel de contenidos, campaña o, simplemente, como juego de estrategia, Warcraft III Reforged retiene prácticamente todo lo que hizo grande al juego original. Pero su manera de prescindir de elementos tan básicos como un sistema de partidas con rango en el online es difícil de defender. Sobre todo, cuando ya ha pasado un año y medio desde que se lanzó y Blizzard fue plenamente consciente del toque de atención. Lo mires como lo mires, eso no es normal.

Warcraft III Reforged: un año y medio después... y seguimos igual

A diferencia de otros juegos y remakes que nunca terminaron de despegar del todo, los problemas de Warcraft III Reforged siempre han estado muy bien localizados: el renovado aspecto visual no compensaba la ausencia de clanes, un registro de partidas o el referido y muy necesario sistema de partidas con rango. Y Blizzard lo sabe perfectamente.

Calmadas las aguas desde el desastroso lanzamiento del juego, Blizzard comenzó a anunciar los cambios y contenidos venideros (y muy necesarios) en mayo de 2020. A modo ilustrativo, la anterior entrada referente a Warcraft III Reforged se pudo leer desde el Blog de la compañía californiana en enero de ese mismo año y con motivo del lanzamiento del juego. Definitivamente, se reaccionó muy tarde. Demasiado.

Tras la primavera, y durante todos los meses de verano de 2020, Blizzard anunció y mostró todos los cambios que se incorporarán al juego. Eso sí, sin especificar cuando llegarían. La mayoría de estos relacionados con las notables flaquezas señaladas por los fans. Incluyendo, entre muchos:

Screenshot 5090

La llegada de las partidas con rango, las cuales se accederán desde el modo Versus y con la promesa de la incorporación de jerarquías con rango.

Screenshot 5088

Además, para agilizar el sistema de emparejamientos  (otro de los grandes errores del juego) se establecería un sistema de cinco partidas de posicionamiento.

Screenshot 5089

Y no solo eso: Warcraft III Reforged incorporaría un sistema de temporadas que actualizaría lo visto en la versión clásica y que permitiría obtener recompensas exclusivas, como retratos para cada división. Se podría decir que sería la única novedad real del juego online.

Estos no fueron los únicos anuncios y promesas. Blizzard se comprometió a ofrecer un sistema del perfil de jugador como en la versión clásica, un historial de partidas e incluso una sección de datos personales. La triste realidad es que cuando uno entra hoy, 29 de junio de 2021, en  Warcraft III Reforged se encuentra con esta imagen que puedes ver justo abajo (la misma del lanzamiento y prácticamente igual a la de las betas previas) y ninguna de las promesas cumplidas.

Screenshot 5091

Por si eso fuese poco, otro de los apartado más criticados fue el hecho de que los mapas y modos personalizados ahora le pertenecen a Blizzard. El motivo detrás de esto es evitar un caso parecido al de DOTA, un modo nacido como una versión personalizada del juego y que pasó a  ser una millonaria fuente de ingresos para Valve.

Precisamente, la última entrada de Blizzard referida a Warcraft III Reforged es una especie de entrada con consejos para crear mapas personalizados. Ésta fue publicada en agosto de 2020 y, desde entonces, no han llegado más novedades al juego.

Y que el artículo más reciente de Battle.net, publicado el 28 de junio de 2021, hable sobre lo que se está cociendo en Blizzard y no haya novedades en el frente para Warcraft III Reforged en lo que respecta a la incorporación de lo anunciado hace prácticamente un año es, cuanto menos, preocupante. Que desde febrero de 2020 no se haya publicado nada en la cuenta de Twitter oficial del juego, también.

a

Si Warcraft III Reforged no hubiese solapado el Warcraft III clásico, como ocurrió con el caso de StarCraft Remastered, es muy probable que el asunto no hubiese ido a mayores. La realidad es que a estas alturas de la partida, y habiendo pasado un año y medio desde el lanzamiento del juego, que todo siga igual es algo que no deja en muy buen lugar ni al proyecto ni a Blizzard.

Sobre todo, cuando hay estudios que, tras unos lanzamientos igual de desastrosos, no han parado de buscar la redención con sus fans a base de actualizaciones, mejoras y el empeño de cumplir lo prometido.

Una oportunidad de encontrar la redención perdida

Si hoy empiezas una partida a No Man's Sky, lo que te encuentras al bajar de la nave no tiene nada que ver con aquel viaje a lo desconocido iniciado en 2016. La cantidad de cambios y ajustes que ha recibido Cyberpunk 2077 es abrumadora, y todavía está lejos alcanzar las expectativas generadas. Street Fighter V: Champions Edition puede presumir de ser una de las entregas más redondas de la saga. ¿El denominador común? La determinación por mejorar constantemente.

Drbwb7kuuaal2hu

Lo peor: la comunidad de Warcraft III, antes cimentada en el sistema de clanes, ya no existe dentro del juego: hay que buscarla fuera. Y pese a que la intención de Blizzard siempre fue encauzarla hacia Battle.net (algo razonable desde muchos puntos de vista) la realidad es que, pese a los gráficos mejorados, la mayor resolución y todo lo actualizado, a día de hoy el juego se siente peor y más vacío que nunca. Y eso que no se tarda demasiado en encontrar partida.

Warcraft III siempre ha sido uno de mis juegos entre juegos. Me gustaría decirte que conservo en estado perfecto las cajas y los manuales de Reign of Chaos y Frozen Throne, pero desde el día de lanzamiento siempre han estado a mano y en un lugar privilegiado cerca de mis equipos. Y eso tiene consecuencias.

Quizás no he jugado todos los meses al Warcraft III clásico, pero nunca los he desinstalado. Tampoco he desinstalado Reforged, y todavía no he perdido la esperanza en él.

Sl6es5llikyb1589825040021 1

El pasado mes de febrero Blizzard celebró la BlizzConline con motivo del 30 aniversario de la compañía y no hubo novedades al respecto de Warcraft III Reforged. Definitivamente, era el momento de hacerlo. Sobre todo, porque la trilogía de Warcraft, la saga de estrategia, es y será uno de los pilares de los de California. Pero, claro, si apenas sabemos nada de Overwatch 2 a estas alturas, ¿qué podemos esperar de Reforged? No demasiado.

La prioridad de la Blizzard más nostálgica, por otro lado, está más que clara:  el lanzamiento de Diablo II: Resurrected ayudará a paliar la espera para la cuarta entrega numerada de la saga y, en el proceso, vestirá de gala un ARPG imprescindible, que sentó cátedra y sigue siendo referente. Y, no nos vamos a engañar, lo mostrado inspira más confianza que Reforged.

a

Sin embargo, y por muchos frentes abiertos que tenga Blizzard, que haya pasado un año y medio desde el lanzamiento de Warcraft III Reforged y todo siga más o menos igual que cuando salió no solo es una oportunidad perdida de encontrar la redención,  es un feo a un juego de culto que merecía mucho más, y a unos jugadores que, pese a todo lo malo, continuamos encontrando partidas fácilmente.

Porque, pese a todo lo anterior, el incombustible clásico de Blizzard te conquista en lo jugable: casi 20 años después, Warcraft III sigue teniendo esa facilidad para atraparte y, ganes o pierdas, te quedes con las ganas de echar la penúltima. Siempre la penúltima

Temas
Inicio