Capcom nunca ha tenido suerte con los Resident Evil con online competitivo y me temo lo peor con Re:Verse dentro de Village
Juegos online

Capcom nunca ha tenido suerte con los Resident Evil con online competitivo y me temo lo peor con Re:Verse dentro de Village

Quedan tres meses para que se ponga a la venta uno de los videojuegos más esperados de 2021, ese prometedor Resident Evil Village como secuela directa del sorprendente Resident Evil 7: Biohazard. Sin embargo, hay un aspecto de esa nueva entrega con la que ni hasta el fan más acérrimo se ha entusiasmado...

Sí, hablamos de ese Resident Evil Re:Verse a modo de extra gratuito para los que compren Resident Evil Village, siguiendo una política similar a la usada por Capcom en Resident Evil 3, con ese Resident Evil: Resistance metido con calzador, suprimiendo al clásico modo Mercenarios. El problema es que esta nueva experiencia online nos vuelve a traer los mismos malos recuerdos que esos intentos fallidos contra otros jugadores dentro del universo Resident Evil.

Atrás queda el estilo de Resident Evil Outbreak...

Resistance

Tan pronto supimos en 2019 cómo sería Resistance, fue inevitable recordar los inicios de Capcom con el online para la saga en Resident Evil Outbreak. Aquel juego de culto fue uno de los pioneros en dicho servicio por Internet para PS2, pese a que no pudimos disfrutar de esa característica en España hasta la llegada de su secuela, que sí gozó de su razón de ser en nuestro territorio, menos mal.

Las comparaciones son odiosas, desde luego, porque ambos capítulos de Outbreak eran experiencias cooperativas siguiendo un esquema clásico de los primeros Resident Evil, hasta el punto de respetar la cámara fija con distintos planos cinematográficos. En el caso de Resistance, estábamos ante un juego online asimétrico, con cuatro supervivientes frente a un quinto jugador que controla a un BOW. Un sucedáneo de Dead by Daylight, pero sin la misma gracia.

Entre Resident Evil Outbreak: File #2, lanzado en 2004 (el primero salió justo en 2003), y este Resistance de 2020, Capcom siguió probando suerte con el online, siendo Resident Evil 5 en 2009 el primero de la etapa moderna que introdujo un Mercenarios cooperativo, aparte de un Versus online. Es de los pocos que no salieron mal parados con el competitivo, al conservar la misma experiencia que la aventura principal, algo de lo que careció Resistance, que no se parecía en nada a la aventura de Jill contra Némesis. Y es lo que sucede con Resident Evil Re:Verse.

De la vista en primera persona y ese énfasis en el terror, en parte por la imponente figura de Lady Dimitrescu, pasamos en Re:Verse a una vista en tercera persona desde el hombro con partidas de entre cuatro y seis jugadores, donde cada muerte de un "humano" se traduce en una transformación de un arma biológica.

¿Logrará Re:Verse ser algo más que fanservice?

Re:Verse

La gracia de Resident Evil Re:Verse será precisamente aunar un montón de personajes legendarios de la saga en sus 25 años de historia, aparte de sus villanos más icónicos. Puro fanservice donde no faltarán héroes como los hermanos Redfield (Chris y Claire), Jill Valentine, Leon S. Kennedy o Ada Wong, junto con villanos como el citado Némesis, Tyrant o Jack Baker, entre otros.

Capcom ya había ofrecido otros spin-off donde enfatizó esta clase de combates a muerte, pero con pésimo resultado en Umbrella Corps y, en menor medida (pero lejos de lo esperado), en Resident Evil: Operation Raccoon City. La diferencia es que ahora estamos ante un homenaje a toda la saga, sin importar la coherencia histórica, con esa variante para los típicos Deathmatch de los shooters, al ver cómo matar a alguien lo transforma en un monstruo... Algo que puede suceder a la inversa si nos matan, claro está, de ahí su mayor atractivo y parte de su caos.

Dependiendo del número de cápsulas víricas que tengamos en posesión, nos transformaremos en un arma biológica diferente. Por ejemplo, un Hunter Gamma requerirá una, mientras que para Super Tyrant harán falta dos. Y, lógicamente, habrá habilidades únicas tanto para cada monstruo como para cada humano.

Por otro lado, la principal diferencia entre un humano y un monstruo radica en que esas abominaciones de Umbrella tendrán un tiempo de vida limitado, pero se compensa con la posibilidad de ver a través de las paredes para saber en todo momento dónde están los demás. Y hay diferencias con las habilidades, aparte.

Si para los humanos hay un tiempo de reutilización, en el caso de los BOW el uso de las habilidades se mide por la energía. Ahora bien, cada humano cuenta con un arma estándar con munición infinita y una segunda más personal (de mayor potencia) donde sí que habrá que vigilar el cargador y encontrar más munición... lo que no quita que podremos conseguir otras armas, como el letal lanzacohetes.

Lo visto con su reciente beta cerrada no parece que vaya a ser la experiencia definitiva para jugar con(tra) amigos, en parte por lo extraño que resulta ver cómo se limita la partida a tan solo seis personas, pero seguiremos viendo de cerca cómo evoluciona este complemento gratuito, que ojalá sorprenda al final...

Temas
Comentarios cerrados
Inicio