Publicidad

Los "Dark Souls" de la NES: 13 clásicos de los 8 bits con los que nos dejamos los pulgares
Listas

Los "Dark Souls" de la NES: 13 clásicos de los 8 bits con los que nos dejamos los pulgares

Publicidad

Publicidad

Medir la dificultad de un juego es algo más complicado de lo que parece. Lo suficiente como para que buena parte de su éxito recaiga en el criterio de los testers. Y sin embargo, lo que para unos supone una barrera para otros es un incentivo: DOOM Eternal (en sus dificultades avanzadas) es la más reciente adición a un listado selecto abanderado de manera indirecta por la saga Dark Souls.

Como dijo nuestro compañero Alex, al final lo acabamos comparamos todo de un modo u otro con los juegos de From Software como Sekiro: Shadows Die Twice o Bloodborne. Incluso Cuphead.

Sin embargo, hubo una época en la que la dificultad no se media en frames o el contador de muertes, sino en píxeles: un mísero sprite mal esquivado nos enviaba directos a la pantalla de título, normalmente sin guardados ni registros. Nos referimos a los tiempos de la NES.

Screenshot 19

Todo sea dicho: en la época de los 8 bits, y antes de publicar cada juego, Nintendo of America realizaba ajustes en los títulos japoneses o mandaba revisar los juegos de terceros para que sus fieles jugadores disfrutaran de las experiencias de principio a fin. Es más, era frecuente que se rebajase la dificultad original.

  • A veces con cambios sutiles, como el hecho de que un impacto hiciese perder el Power Up a Mario en lugar de devolverlo a su estado inicial.
  • En otras, transformando por completo el juego o sustituyéndolo por otro completamente diferente,  como es el caso del Super Mario Bros. 2 original y nuestra versión acomodada de Yume Kōjō: Doki Doki Panic.

Y, sin embargo, durante los años de vida de la NES hemos visto y jugado a títulos con un nivel de dificultad absurdo. Y no solo eso, los hemos disfrutado hasta el punto de completarlos. Juegos de tiempos pasados cuya dificultad, por cierto, sigue resonando a día de hoy.

¿Son los juegos de ayer más difíciles que los de hoy?

Screenshot 15

En VidaExtra  te hemos elaborado una nueva selección de juegos. Una maquiavélica, todo sea dicho: hemos recopilado 13 títulos de NES que muy probablemente te costaron las huellas digitales del pulgar e incluso tener que comprar un mando nuevo. 

Porque hubo un tiempo en el que, por lo general, a los juegos había que sacarles todo el jugo hasta la siguiente Navidad o tu próximo cumpleaños. Salvo que éste fuese alquilado, claro.

Por delante, más de una docena de títulos a los que, de manera cariñosa y, desde la nostalgia y el recuerdo, podríamos considerar los Dark Souls de la época de los 8 bits. De hecho, hemos descartado propuestas cuya dificultad se basaba en que su jugabilidad fuese nefasta: ¡la experiencia ha de mantenerse constantemente desafiante!

ZeldaII

Lo cual no quita que en algunos de ellos, la mayoría de nuestros elegidos, se desarrollan en mundos casi tan oscuros como los imaginados por Hidetaka Miyazaki.

Nuestro único criterio: los 13 juegos han sido publicados en territorio PAL (no verás el infame Convoy No Nazo o Street Fighter 2010) y, ya puestos, te los hemos ordenado de manera alfabética. Sabiendo que no están todos los que son, pero no sobra ninguno. Aunque siempre podemos ampliar la lista entre todos desde la sección de comentarios.

Y pese a que hemos querido que haya mucho de todo, le hemos dado prioridad a aquellos que se pueden jugar desde los sistemas actuales. Porque hay experiencias que merecen ser vividas con un mando en la mano.

Battletoads

  • Compañía: Rare
  • Incluido en Rare Replay (la versión arcade) en Xbox One

En lo jugable, Battletoads es un verdadero crisol de géneros que va desde el beat’em up al plataformeo clásico. Ahora bien, es imposible hablar de los alocados sapos de Rare sin hacer una mención al absurdamente cruel nivel de las motocicletas voladoras.

Una pesadilla que debía ser superada con reflejos de Jedi. Dicho lo cual, todos los niveles de Battletoads tienen un grado más o menos acusado de dificultad: un paso en falso y serás puré de sapo.

Screenshot 25

Si bien la acción era un elemento imperante, el único modo de avanzar en el juego hasta completarlo era a base de ensayo y error, lo cual suponía tener que empezarlo desde el principio.  Afortunadamente, con su complejo sistema de saltos inter-dimensionales podíamos ahorrar un montón de tiempo y sufrimiento.

Blaster Master

  • Compañía: Sunsoft
  • Incluido en la app de NES de Nintendo Switch Online

Blaster Master es una experiencia muy completa: no solo existe una jugabilidad a dos marchas (a los mandos de un súper tanque todoterreno o a pie) sino que es necesario realizar un montón de mejoras para poder mantener el ritmo al propio juego.

De hecho, su generosa duración y sistema de progresos no serían un problema tan acusado si no fuese porque no había manera de conservarlos a través de un sistema de guardado o Passwords: Blaster Master debe terminarse de una sentada y las oportunidades para lograrlo son las que son.

BM1

Lo cual no quita otros detalles como enemigos que se regeneraban al entrar y salir de la pantalla o unos Final Boss realmente complicados. Por suerte, estaba el truco de la pausa: si le lanzas un aluvión de granadas y detienes el juego unos 25 segundos mientras el jefazo de turno brilla, al retomar la partida lo verás explotar en mil pedazos.

Captain Planet and the Planeteers

  • Compañía: Mindscape

El superhéroe nacido al combinar los elementos (y el poder del ¿corazón?) no solo fue la pesadilla de quienes atentaban contra el medio ambiente, también hizo sufrir sin medida a los jugadores de NES.

Cada una de las fases era una trampa mortal en la que, controles las naves de los planetarios (con forma de plátano) o al héroe del mullet verdoso, todo al final te acaba haciendo daño, te lanza misiles o te explota en el momento en el que lo intentas esquivar. La buena noticia es que, al menos, se incluyó un sistema de Passwords.

Screenshot 22

Una experiencia verdaderamente surrealista que se olvidó de dos elementos básicos: tanto la edad del público al que iban dirigidos los juguetes y la serie de televisión, como el mensaje ecológico.

Castlevania III: Dracula's Curse

Konami advierte en el artbook digital de la Castlevania Anniversary Collection que Castlevania III es notablemente difícil, pero lo que de verdad quiere decir es que se trata de la entrega clásica más retorcida de todas. Y, sin embargo, uno de los mejores juegos de toda la saga.

Con eso por delante, y al igual que en el Castlevania original, Dracula's Curse además cuenta con un modo difícil que se desbloquea al completar el juego y que aumenta el daño recibido, la cantidad de enemigo y, en algunos casos, la fuerza de estos últimos.

Screenshot 20

¿Quieres experimentar el verdadero terror en el laberíntico castillo de Drácula? Escribe el nombre de ‘AKAMA’ (sin comillas) al comenzar una nueva partida: empezarás directamente con Trevor en el modo difícil.

Ghosts N’ Goblins

  • Compañía: Capcom
  • Incluido en la app de NES de Nintendo Switch Online

La saga Ghosts N’ Goblins es un ejemplo de manual de que hay un abismo entre jugar y ver cómo otros juegan: sus niveles, aparentemente lineales, son pura acción. Una verdadera prueba de reflejos y precisión en la que un leve descuido dejará a nuestro protagonista en paños menores. Literalmente.

Por cuestiones técnicas, el parpadeo de los enemigos (la NES solo podía mostrar una cantidad fijada de sprites en pantalla) hacía esta versión mucho más difícil de dominar que su contrapunto en recreativas. Lo cual ya son palabras mayores.

Screenshot 24

¿Lo mejor? Si bien es posible activar un truco para elegir nivel desde la pantalla de inicio, merece la pena recordar que para acceder al verdadero final es necesario superarlo dos veces seguidas. Si venciste a Astaroth por la vía rápida vas a tener que dominar el recorrido completo igualmente.

Mega Man

La primera aventura del Blue Bomber es recordada a día de hoy por infinidad de motivos. Sus jefazos, sus pegadizos temas en clave de chiptune e  incluso su nefasta portada. Pero lo que realmente asentó la saga fue su legendaria dificultad. Un mal salto y nuestro héroe pasaba a ser chatarra.

Mega Man es una soberbia sucesión de niveles muy exigentes en lo que respecta a su jugabilidad, pero una vez pillado el truco a cada fase -a base de memorizar los patrones de los enemigos, plataformas y torretas- es una verdadera delicia.

Screenshot 23

Mención muy especial al maldito Yellow Devil y sus patrones de ataque. Por suerte, teníamos el truco de la segunda pausa como as en la manga: en el momento en que nuestro proyectil impacta en el enemigo congelamos repetidamente la pantalla con el botón Select para sumar daños extra.

Shadow Warriors (Ninja Gaiden)

  • Compañía: Tecmo
  • Incluido en la app de NES de Nintendo Switch Online

La saga Ninja Gaiden -renombrada como Shadow Warriors en territorios PAL- ya se consideraba una de las más difíciles de los videojuegos -con diferencia- mucho antes de que el Team Ninja siguiera la estela de From Software con Nioh. Y no es para menos: había que tener los reflejos y la determinación de un maestro de las sombras para seguirle el ritmo a los enemigos en pantalla.

Curiosamente, nuestros mayores enemigos -jefazos aparte- no eran los mercenarios y ninjas que se lanzaban a por nosotros de manera obsesiva, sino unos pájaros kamikazes que nos obligaban a dominar los espadazos aéreos.

Screenshot 27

Como todos los anteriores, existe un truco que nos hará Shadow Warriors algo menos frustrante (aunque no menos difícil): al comienzo de la tercera planta de la torre en el nivel 5-3 hay una Vida Extra esperándonos, y la volveremos a ver reluciente si retrocedemos a la planta dos y volvemos a subir. Todas las veces que queramos.

Probotector (Contra)

Si bien la censura transformó los mercenarios descamisados de Konami en robots de combate, la dificultad de sus fases quedó casi -casi- intacta: Probotector es un viaje a través de siete niveles (uno menos que en arcades) colmados de proyectiles, explosiones y aliens kamikazes.


Las reglas son simples: eliminar a todo lo que se mueva y no tocar nada. Rozar cualquier cosa que no sea el suelo daño nos costará una de nuestras tres vidas. Por suerte, las 30 vidas que sumamos al hacer el Código Konami en la pantalla de título nos harán bastante más llevadera esta misión imposible.

Rygar

  • Compañía: Tecmo
  • HAMSTER relanzó la versión de recreativas bajo el sello Arcade Archives

La versión de NES de Rygar es muy singular. Si bien su dificultad es bastante más razonable que la del resto de los títulos que verás aquí, llegar al final es una verdadera odisea que exige al jugador una sesión maratoniana.

El motivo es que Tecmo lanzó para la consola de 8 bits una revisión integral del Rygar lanzado en recreativas que, más allá de lo visual, sumó elementos jugables de Metroid o Castlevania, más niveles, contenidos y, en general, una aventura mayor y más completa. Hasta ahí todo bien.

Screenshot 26

El problema es que este nuevo Rygar no incluyó un sistema de guardado o de Passwords: en la pantalla de título nos da la bienvenida con un escueto ‘Press Start’, de modo que nuestras opciones quedan reducidas a llegar al final del juego a la primera y sin apagar la consola o mandar al cuerno todos los avances, progresos y mejoras al soltar el mando.

Silver Surfer

  • Compañía: Software Creations / Arcadia Systems

En los cómics de Marvel, Estela Plateada es un personaje verdaderamente poderoso. Es más, el heraldo de Galactus ha puesto contra las cuerdas a los Cuatro Fantásticos y otros grandes héroes de la Casa de las Ideas. Pero en su propio videojuego es un tirillas.

Como en Contra, cualquier cosa que nos roce durante la partida nos restará una vida. Todo. Los proyectiles, unos enemigos especialmente pesados y, en general, cualquier cosa sólida. Ahora bien, a diferencia de otros shooters, si perdemos una vida deberemos empezar todo el nivel desde el principio. Una tortura medieval.

Screenshot 21

Todo sea dicho, el único consuelo de Silver Surfer reside en su sistema de Passwords, permitiéndonos llegar a cualquier fase de manera directa, ser invencibles o tener continuaciones ilimitadas. Pero claro, entonces ¿dónde está la gracia?

Teenage Mutant Ninja Turtles

  • Compañía: Konami

Tradicionalmente, las fases acuáticas y las que están ambientadas en una presa suelen ser difíciles de resolver. La de la primera aventura de las Tortugas Ninja en NES es directamente desesperante: no solo hay que abrirse paso entre hordas de enemigos realizando saltos ajustados, sino que tendremos que atravesar un laberinto de ¿algas electrificadas?

Si bien Teenage Mutant Ninja Turtles es soberbio en lo jugable, permitiéndonos alternar entre las cuatro tortugas en cualquier punto de la partida, nos encontramos con fases en las que deberemos sortear ingentes cantidades de enemigos en escenarios estrechos que se regeneran con cada cambio de fase.

Screenshot 16

Eso sí, hagas lo que hagas no se te ocurra perder a Donatello: su arma es clave para eliminar a los grandes jefazos. Sin el incisivo bastón del cerebro del equipo nos espera un festival de ridículas acrobacias dignas del Cirque du Soleil al llegar al final de cada nivel.

Zelda II: The Adventure of Link

  • Compañía: Nintendo
  • Incluido en la app de NES de Nintendo Switch Online

No hace falta escuchar la banda sonora de The Adventure of Link para darnos cuenta de fue desarrollado por un equipo diferente al de The Legend of Zelda: la Gran N reimaginó el reino de Hyrule buscando ofrecer una experiencia con magia e intensos duelos de espada.

¿El resultado? La aventura cedió demasiado terreno a la acción y la exploración y los puzles a los combates tácticos. Y, en el proceso, se disparó la dificultad del juego. De hecho, ese dominio de la espada y la magia que requería el juego ganaba todavía más presencia en los enfrentamientos finales.

Screenshot 28

Siendo justos,  la idea no era mala sobre el papel, aunque habría que esperar a la llegada de Ocarina Of Time para que los intensos duelos de espada de Nintendo (o, al menos, los de Link) fuesen realmente disfrutables.

Bola Extra: Super Mario Bros. The Lost Levels

  • Compañía: Nintendo
  • Incluido en la app de NES de Nintendo Switch Online

Cerramos nuestro repaso con un título realmente excepcional: si bien Super Mario Bros. 2 fue publicado en occidente, la realidad es que Nintendo of América descartó lanzar la auténtica secuela del clásico de NES a este lado del mundo. Entre otros motivos, por su dificultad.

Relanzado años después como Super Mario Bros. The Lost Levels, el Super Mario Bros. 2 original era continuista en lo visual, pero los niveles eran terriblemente desafiantes: saltos extremadamente ajustados, enemigos colocados con malicia, trampas traicioneras y hasta un nuevo Power-Up con forma de seta que, en caso de rozarlo, nos podía costar la partida.

SM2

Aquellos niveles eran tan frustrantes que se decidió no sacarlos de Japón. ¿La solución? Nintendo cambió los personajes del juego Yume Kōjō: Doki Doki Panic! por Mario, Luigi y compañía, lo renombró Super Mario Bros. 2 y se curó en salud ante cualquier cabo suelto posible dejando claro que todo el juego era en realidad un sueño de nuestro bigotudo amigo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios