Publicidad

Análisis de Fighting Stick Mini para Switch: un Fightstick compacto, asequible y resultón para una consola con ganas de lucha
Nintendo Switch

Análisis de Fighting Stick Mini para Switch: un Fightstick compacto, asequible y resultón para una consola con ganas de lucha

Publicidad

Publicidad

Casualidad o no, coincidiendo con la salida de Mortal Kombat 11 en físico para Switch, Hori lanzó Fighting Stick Mini, un stick de corte arcade totalmente licenciado por Nintendo, diseñado para sacar el máximo partido a los juegos de lucha y conservar el extra de nostalgia de las recreativas. Si a eso le sumamos un tamaño muy compacto y un precio razonable... ¿Cómo resistirme?

¿Las razones? Te las recito con título y portada: además del propio Mortal Kombat 11 tenemos Dragon Ball FighterZ, BlazBlue Cross Tag Battle, los recopilatorios de Capcom y la colección de Arcade Archives de SNK, además del mismísimo Super Smash Bros Ultimate. Bueno, eso y que actualmente está valorado en 44,99 euros, aunque con la reserva me salió por unos diez euros menos.

Nuestros lectores habituales sabrán el tiempo que llevaba detrás de un Fightstick para Switch. No tengo quejas del mando Pro, más bien todo lo contrario. Pero tengo demasiados juegos que reclaman ese sonido de click de un stick arcade y poder ensanchar la disposición de los dedos de mi mano derecha para presionar holgadamente y con rotunidad dos, tres o más botones a la vez. La sensación de realizar combos como si estuviera mecanografiando.

Afortunadamente, tras la modesta inversión recuperé buena parte de esa experiencia. No esperaba milagros y se puede decir que no los tuve, aunque -teniendo en cuenta lo que suelen costar este tipo de periféricos- la relación de precio y experiencia de uso está bastante equilibrada. Sin embargo, ¿hasta qué punto merece la pena el Fighting Stick Mini?

¿Un Fightstick? El enorme área gris entre el jugador casual y el curtido

Hori

Si te has acostumbrado a jugar a Super Smash Bros. con el mando de GameCube, el Fighting Stick Mini no es para ti. Si en los juegos de lucha dependes de los dedos de la mano izquierda para algo más que menear el stick, probablemente tampoco. Y si invertiste 100 euros o más en un Fighstick para PC o consolas notarás una inevitable diferencia. 

Con eso por delante, es necesario incidir en que Hori es mucho más que un sinónimo de calidad: es el principal aliado de Nintendo en cuestión de accesorios. Solo dándole la vuelta a mi silla encuentro el SplatChat de Splatoon 2 o el Playstand multipuertos de Switch. Pero también es la compañía detrás de los mandos arcade oficiales de Pokken o los Joy Cons con cruceta licenciados. ¡Incluso los tambores de  Taiko no Tatsujin!

Hori es el principal aliado de Nintendo en cuestión de accesorios para Switch

El Fighting Stick Mini continúa la estela de esos periféricos y tantos otros accesorios para PC y consolas ofreciendo un resultado sólido y fiable a precios razonables. Con materiales cuyo tacto es tremendamente acertado, pero sin llegar a dar esa sensación de producto Premium. Lo cual es bastante lógico.

Sin embargo, este Fightstick cuenta con un extra de personalidad: no solo es ligero (500 gramos), sino que sus dimensiones son muy particulares: 210 mm de ancho, 150 mm de largo y apenas 87 mm de alto. 

Hori
Hori

Si lo pones al lado de tu Switch, de punta a punta será más o menos el equivalente a la consola con sólo uno de los dos Joy Cons. Pero, por extraño que parezca, su diseño y el muy ajustado margen que existe entre los dos bordes y el stick y los botones hacen que en ningún momento los más manazas nos veamos  limitados al usar ambas manos .

Así, este Fighting Stick Mini funciona bien al adherirse a una mesa o soporte, pero también es sorprendentemente cómodo y ligero en el regazo.  Sus características hacen que esté pensado para el disfrute y para ser un primer Fighstick para aquellos que quieran quitarse el gusanillo, pero no para un rendimiento realmente competitivo. 

Algo que, por otro lado, es bastante lógico ya que -pese al milagro técnico que hemos encontrado en varios ports de juegos- el propio ambiente competitivo pasa de puntillas en Switch y sus versiones a medida.    

Hori

Pese a su modesta presentación, la propuesta de Hori cumplirá sus expectativas, pero ten presente que -aunque te acostumbres a usarlo- no mejorará tu racha de victorias. Con todo, confieso que realizar cadenas de combos a ocho botones sienta bien. 

Dicho lo anterior, ¿cómo es la sensación frente a cada tipo de juego?

Fighting Stick Mini: compacto, fiable y resultón

Establecido hacia quién va dirigido este accesorio toca ver cómo rinde frente a otras alternativas, y si tenemos que establecer una línea comparativa lo justo es compararlo con otro de características y precios similares. Tenemos la opción del mismo modelo que salió para PS4/ PS3 hace prácticamente un año y sacaríamos las mismas conclusiones, así que, en este caso, apostaremos por hacer una analogía con mi Fightstick Alpha de PS4, licenciado por PlayStation aunque de Mad Catz.

Si no fuera por que ya existe un modelo calcado para las consolas de Sony, uno diría que su diseño casa con el de los Joy Con grises: la sensación y el tacto de sus botones se aleja de los que conocimos en los arcades, lo cual no es necesariamente malo aunque en lo personal resta algún punto extra de nostalgia.

Hori

En esencia, el Fighting Stick Mini es un periférico asequible para cualquier interesado, pero eso no quita que tenga algunas opciones esenciales añadidas: además de integrar los botones de Nintendo Switch  (captura de pantalla, botones de home, de más y de menos) también es posible ajustar y programar dos modos de turbo de 5, 10 y hasta 20 acciones por segundo. Algo muy conveniente para los juegos con autocombos, los títulos clásicos de corte arcade o los shot’em up retro.

El Fighting Stick Mini es un periférico asequible para cualquier interesado, sobre todo para los que buscan un primer Fightstick

De hecho, Hori no solo cuenta con la licencia de Nintendo: está diseñado para ofrecer la mejor experiencia en los títulos de la línea Arcade Archives, el sello de Hamster que recupera con alta fidelidad los clásicos de las recreativas de compañías como SNK o la propia Nintendo. 

Y, según hemos comprobado, también se mueve de maravilla con los títulos relanzados del Eclipse Engine (Street Fighter 30th Anniversary Collection, Mega Man Legacy Collection, SNK 40th Anniversary Collection…), con lo que si tu objetivo es abordar los clásicos y revivir la época de las recreativas irás muy bien servido. Sobre todo con ese Guilty Gear 20TH Anniversary asomando.

Mención aparte a sus ocho botones y su compatibilidad con PC, lo cual lo hace perfecto para cualquier juego actual como Dragon Ball FighterZ o Mortal Kombat, tomando posiciones por delante de mi Fighstick de Mad Catz de seis. Sobre todo cuando al enchufarlo me doy cuenta de que usa el XInput que predomina en los juegos de escritorio.

Hori

Eso sí, como la mayoría de accesorios de Hori en Switch, el Fighting Stick Mini no dispone de autonomía propia. La conexión es vía cable USB tipo A de dos metros y medio (nada mal) aunque sin la opción de retirarlo del Fighstick.  

Dicho de otro modo: olvídate de usarlo en fuera del Dock a menos que cuentes con un PlayStand con puerto USB A: te podrás sentar lejos y disfrutar de las partidas que quieras, pero no enchufarlo directamente a la consola o jugar en tabletop sin un adaptador o un stand apropiado.

La opinión de VidaExtra

El Fighting Stick Mini de Hori cumple todo lo que promete, y lo hace muy bien. Sin deslumbrar, y bajo un diseño sencillo y compacto,  nos encontramos con una solución idónea para recuperar el estilo de las míticas máquinas recreativas con un tamaño mini que, pese a lo que pudiera parecer, no entorpece nuestras jugadas.

Un accesorio perfecto para quien quiera tener su primer Fighstick o retomar los clásicos en la consola de Nintendo, y que no necesita sorprender o materiales de alta calidad para ofrecer a cualquier jugador curtido las herramientas que necesita para que sus enemigos muerdan el polvo. 

Pequeño, sencillo y no deja de ser un capricho, pero Hori ha cumplido con mis expectativas 

Existen limitaciones, claro. Y soluciones. Se podía haber incluido un adaptador USB C en el pack que terminase de redondear esa experiencia de plug-and-play. Y, admitámoslo, uno no se compra un mando arcade para jugar a Super Mario Party: olvídate de funciones extra como el poder presionar el stick de los Joy Cons o las funciones de vibración y los sensores de movimientos.

Hori

El Fighting Stick Mini no ha desplazado ni eclipsado mi favoritismo por mis mandos Pro de Switch, los cuales tengo claro que seguiré usando. Pero son la excusa perfecta para seguir ampliando mi colección de juegos de lucha clásicos y esperar con ilusión los nuevos lanzamientos para Switch, como el prometedor Samurai Shodown que asomara a finales de año. 

Porque será pequeño y no deja de ser un capricho, pero Hori cumple holgadamente con mis expectativas previas, siendo ese periférico que -hasta hoy- seguía echado en falta en una Switch que no ha parado de recibir joyitas y esenciales en cuestión de lucha.  

Hori - Fighting Stick Mini (Nintendo Switch/PC)

Hori - Fighting Stick Mini (Nintendo Switch/PC)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir