Compartir
Publicidad
Diablo Immortal ha vuelto a demostrar que las vacas sagradas del videojuego no llevan bien lo de pasarse a los móviles
Casual Games

Diablo Immortal ha vuelto a demostrar que las vacas sagradas del videojuego no llevan bien lo de pasarse a los móviles

Publicidad
Publicidad

Blizzard no las ha tenido todas consigo con su reciente BlizzCon 2018. Sabíamos que Diablo tendría su presencia asegurada, aunque no se fuese a mostrar el ansiado Diablo 4. De ahí que haya sido tan odiada la presentación de Diablo Immortal para dispositivos móviles pese a respetar bastante la esencia clásica.

Que se presentase al final de la conferencia no gustó nada al público, el cuál llegó a abuchear a su equipo cuando aseguraron que sería una experiencia limitada en exclusiva a Android y iOS. No es la primera vez que sucede.

Cuando esperas tanto y sale en móviles

051118 Odio 01

Blizzard sabía que la presentación de Diablo Immortal no iba a reportar críticas positivas de manera unánime, pero sí que se ha sorprendido al comprobar toda esa negatividad y odio a partes iguales. El problema han sido las formas.

No es que la compañía californiana haya hecho mal en presentar su saga de RPG hack & slash por primera vez en este tipo de dispositivos táctiles, sino que no haya habido ningún anuncio del futuro sucesor de Diablo III. Porque lo cierto es que pinta bien esta secuela y precuela de Diablo II y III, respectivamente.

Además, que vaya a salir esta entrega para móviles, no significa que Blizzard no esté trabajando en Diablo 4. Simplemente no era el momento de mostrarlo. Pero de poco sirvió, siendo su tráiler uno de los más odiados en YouTube.

Aunque lo cierto es que tampoco ha ayudado saber poco después que no se podrá jugar sin estar conectados a Internet. Si el propio Diablo III tuvo problemas en su día con esto, extrapolado al mercado de los móviles pueda ser su debacle a nivel comercial. Y si no, siempre nos quedará el consuelo con Nintendo Switch para el que busque una experiencia portátil con la saga Diablo.

No es el mismo caso que EA con Command & Conquer: Rivals, porque Electronic Arts nos ha dejado huérfanos de la saga de RTS desde hace muchos años, cancelando proyectos entre medias, para más inri. El escenario para su presentación, dentro de una conferencia del E3 2018 insulsa, no fue el idóneo, cosechando una oleada de odio sin parangón por replicar la fórmula de Clash Royale. ¿Tendrá más suerte que Command & Conquer: Tiberium Alliances? El próximo 4 de diciembre saldremos de dudas al salir oficialmente.

Hay que buscar el equilibrio para contentar a todos

051118 Odio 02

Esos votos negativos se hacen sistemáticamente cuando la espera es larga. La gente quiere su continuación en las plataformas de toda la vida y respetando el estilo al máximo. Si la ecuación falla, se avecina el desastre, pese a que el producto acabe siendo bueno. Si se logra el equilibrio, no hay problema.

Y si no que se lo digan a Ubisoft cuando presentó Assassin's Creed Rebellion, con menos de un tercio de los votos negativos. Al anunciarse pocos meses antes del lanzamiento de Assassin's Creed Origins, no hubo problema. Además, ese estilo desenfadado (con figuras chibi) le sentaba bien al universo Assassin's Creed. Un poco como sucedió con Gears POP! en el fantástico E3 2018 de Microsoft: tuvimos Gears 5 y Gears Tactics, de ahí que esa visión a lo Funko POP! no se tomase de manera negativa, sino como una alternativa menos seria.

Como estos casos ha habido muchos más, como aquel Fallout Shelter sabiendo que Fallout 4 saldría ese mismo año, o ya lo que ha hecho Nintendo con varias de sus vacas sagradas, como Super Mario Run y Fire Emblem Heroes: son productos menores, pero lo suficientemente interesantes como para atraer a más público. Y sobre todo, productos pensados para disputar partidas rápidas, su leit motiv.

Otro tema bien distinto es cuando se intenta adaptar un clásico para sacar tajada en esta clase de dispositivos, porque hay mecánicas que no funcionan con control táctil. Ahí está el sangrante caso de Capcom con Mega Man, por ejemplo, una de las peores conversiones que se recuerden en este sentido. Y ese 2017 hubo que sumarle que la compañía de Osaka haya tardado tanto en sacar un nuevo Mega Man, un sueño cumplido hace poco con el más que recomendable Mega Man 11.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio