La historia interminable de Final Fantasy VII: desde Dirge of Cerberus y Crisis Core hasta el futuro Battle Royale The First Soldier en 2021
RPG

La historia interminable de Final Fantasy VII: desde Dirge of Cerberus y Crisis Core hasta el futuro Battle Royale The First Soldier en 2021

Square Enix ha dejado claro en el reciente State of Play de Sony que hay Final Fantasy VII para rato, no solamente con un extra para Final Fantasy VII Remake de cara a su versión en PS5, sino también con dos spin-offs a mayores para móviles.

Desde que el séptimo capítulo debutó en 1997 en todo el mundo se convirtió al instante en uno de los grandes abanderados de PlayStation, viendo cómo los posteriores Final Fantasy fueron saliendo en consolas de Sony. Y de todos los capítulos, el más explotado con diferencia es precisamente Final Fantasy VII, con un montón de historias y experimentos complementarios. Esto va para largo...

Before Crisis: Final Fantasy VII

Obviando cameos de Cloud Strife o Sephiroth en juegos como Ehrgeiz, cuya conversión a PSOne en 1998 contó con esos dos iconos junto a Tifa, Vincent, Yuffie y Zack, amén de otras apariciones estelares en Kingdom Hearts, el primer Final Fantasy Tactics o el más reciente Super Smash Bros. Ultimate de Nintendo Switch, hay que remontarse hasta 2004 para hablar del primer videojuego oficial de la llamada Compilation of Final Fantasy VII: Before Crisis: Final Fantasy VII.

Ambientado seis años antes de los hechos del clásico de PlayStation y centrando su historia en Los Turcos, fue un juego exclusivo para móviles en Japón. Su peculiaridad es que fue en realidad un juego como servicio, al depender de una conexión 3G y una suscripción mensual para jugar. Fue un éxito en el país nipón, eso sí, hasta que finalmente se deshabilitó con el cierre de sus servidores en 2018.

En cuanto al juego, conservó una estética y perspectiva ligeramente parecidas a las del clásico de 1997, donde no faltaron diálogos con otros personajes y combates por turnos, aunque sin la vistosidad del juego protagonizado por Cloud.

Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII

El primer cambio radical se produjo en 2006, con una aventura protagonizada por uno de los personajes secretos más interesantes de todo Final Fantasy VII: Vincent Valentine. El juego se llamó Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII y fue un shooter en tercera persona con pinceladas de RPG, siendo exclusivo de PS2.

Bajo unas cinemáticas que no tenían tanto que envidiar a la película Final Fantasy VII: Advent Children del año anterior (ese mismo 2005 se lanzó el OVA Last Order: Final Fantasy VII, por cierto), esta aventura de Vincent se desmarcaba del estilo clásico de anteriores RPG al sacar partido de la característica pistola de este vampiro y su capacidad para transformarse en monstruo, esto último recordando a los diferentes Límites del clásico de 1997. Aquí fueron Galian Beast y Chaos.

Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII sirvió para expandir la historia de Vincent Valentine, muy desaprovechada en el original al aparecer con la trama muy avanzada. Lo curioso es que en este juego de PS2 también pudimos controlar, de modo muy breve, eso sí, a Cait Sith. A occidente llegó sin multijugador, ojo.

Tuvo un spin-off para móviles con el sobrenombre Lost Episode. Sí, otro shooter, pero en este caso con vista en primera persona cuando teníamos que disparar.

Crisis Core: Final Fantasy VII

Ya en 2007, PlayStation Portable (PSP para los amigos) se quedó con la exclusiva de otro spin-off, en este caso Crisis Core: Final Fantasy VII. Aquí estábamos ante una precuela del clásico de 1997 y con Zack Flair como protagonista absoluto.

Considerado uno de los mejores exclusivos de PSP, y con razón (no ha perdido su estatus, al contrario que Final Fantasy Type-0, por ejemplo), era un RPG más enfocado a la acción, con libertad de movimientos para las batallas, aunque sin prescindir de los comandos especiales, como usar objetos o realizar magias.

Al situarse unos años antes que Final Fantasy VII, parte de su atractivo fue conocer esa historia previa del SOLDADO Zack a la vez que veíamos a personajes de la talla de Aeris o Sephiroth. Tampoco faltó Cloud, pero como secundario.

Final Fantasy VII: G-Bike

Siete años después de la aventura de Zack Flair, Square Enix nos sorprendía con Final Fantasy VII: G-Bike en pleno E3 2014, ampliando poco después los detalles en el posterior Tokyo Game Show 2014. Era un juego para dispositivos móviles centrado única y exclusivamente en uno de los "minijuegos" del clásico de 1997. Sí, la parte de la moto que hemos revisitado recientemente en el remake de PS4.

Fue precisamente por la interminable y angustiosa espera por el remake lo que provocó que su acogida no se recibiese demasiado bien, aparte de ser un juego para Android y iOS (free-to-play, eso sí), llamando mucho la atención que su periplo en el mercado durase apenas un año entero, al echar el cierre a finales de 2015.

Curiosamente, una década antes, Square Enix había lanzado otro título para móviles basado en otro minijuego popular del séptimo capítulo, el de snowboard. ¿Su nombre? Final Fantasy VII: Snowboarding. Y, cómo no, ya no está disponible.

Final Fantasy VII: The First Soldier

Y llegamos hasta la sorpresa de anoche, primero con este Final Fantasy VII: The First Soldier que apuesta por el género de los Battle Royale, que era un palo que aún no había tocado esta prolífica saga de Square Enix. Y es que si hay hasta un Battle Royale en Age of Empires, ¿por qué no también en Final Fantasy? De hecho, otras vacas sagradas ya lo han hecho, como Pac-man Mega Tunnel Battle, Super Mario Bros. 35, Super Bomberman R Online o Worms Rumble, entre muchos más.

El caso es que Final Fantasy VII: The First Soldier parece la evolución lógica del añejo Dirge of Cerberus, al conservar su perspectiva en tercera persona y esa apuesta por el género de los shooters, aderezado con magias de ataque y apoyo, invocaciones... Conserva sus localizaciones más emblemáticas, por supuesto, aunque la esencia haya cambiado por completo. Y no ayuda verlo en móviles.

Su lanzamiento está previsto para este 2021 en Android y iOS a nivel mundial.

Final Fantasy VII: Ever Crisis

Por otro lado, tenemos una vertiente más clásica y fiel con el original de 1997 mediante Final Fantasy VII: Ever Crisis, donde Square Enix sigue un poco el patrón de aquel Final Fantasy XV: Pocket Edition para móviles, en el sentido de ofrecer un producto "inferior" respecto (en este caso) al Final Fantasy VII Remake de 2020.

Ahora bien, también parece el remake más fidedigno, al conservar aquella esencia de la aventura del siglo pasado, salvo por su renovado sistema de combates. A destacar, sobre todo, el diseño de los escenarios, que evoca claramente a la obra original, respetando incluso el diseño "deformed" de sus personajes cuando están explorando. ¿La pena? Que saldrá solamente en móviles y en 2022. Eso sí, yo tengo claro que en este caso parece más que cantada una conversión después...

Mientras tanto, dos citas a bote pronto: saber que Final Fantasy VII Remake estará en PlayStation Plus de cara al mes de marzo (pero sin opción a actualizar gratis a PS5 desde PS Plus) y que ya el futuro 6 de junio llegará Final Fantasy VII Remake Intergrade en exclusiva para PS5, con ese único DLC integrado de Yuffie Kisaragi.

Y la mayor duda es saber cuándo estará completo Final Fantasy VII Remake...

Temas
Inicio