Publicidad

¿Están bajando de calidad los proyectos que surgen en KickStarter y similares?

¿Están bajando de calidad los proyectos que surgen en KickStarter y similares?
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos días, cuando realizamos un extenso repaso por más de medio centenar de proyectos surgidos gracias a la financiación colectiva, vimos que había de todo. Desde proyectos indi que apostaban por otro viaje al pasado a estudios consagrados que necesitaban un empujoncito para satisfacer sus necesidades rescatando alguna vieja gloria o creando algo nuevo y arriesgado.

Hay que destacar que de todos los que vimos ni siquiera la mitad han sido publicados todavía. Porque en esto de la financiación colectiva (llámese KickStarter, llámese indiegogo, llámese como quiera) lo primero es el dinero, después viene cumplir con lo prometido. Y aquí es inevitable pensar a veces en eso de "la avaricia rompe el saco". Es muy difícil, sobre todo entre tanto proyecto que surge cada mes, saber si de verdad cada stretch goal básico es justo y si el producto cumplirá después nuestras expectativas. Porque a veces es inevitable dejarse llevar por el entusiasmo...

Esperar una obra maestra, el primer problema

Broken Sword 5: la Maldición de la Serpiente

El primer problema que le veo a esto de la financiación colectiva es precisamente eso. El crearnos falsas expectativas. El creer que por darle nuestro dinero a alguien, el confiar ciegamente en él para sacar su producto, signifique obligatoriamente que lo que nos va a dar a cambio va a ser una joya.

No es que no tenga aspectos positivos el crowdfunding, porque los tiene. El más evidente, el dar cabida a proyectos que difícilmente tendrían otra vía si el publisher de turno no confía en los responsables. Pero quizás, aparte de ese, que es muy importante, está el hecho de que la financiación colectiva elimina otra barrera a tener en cuenta, la de decir que no a según qué cosas. O dicho de otro modo: el no estar pendientes de si la editora de turno verá con buenos ojos elementos que el desarrollador quiere introducir y que, por lo tanto, no querría sacrificar porque los de arriba no lo verían bien a nivel comercial. En definitiva, de modo más gráfico, el castrar un producto a la fuerza.

La financiación colectiva elimina esa barrera y le suma un factor importante también, el de la ilusión. El ver cómo la gente confía en tu proyecto y apuesta por ti, e incluso te da consejos a medida que lo desarrollas. Pero esto no es suficiente. Y si pensamos que todo va a ser una maravilla después nos llevaremos un chasco seguro. Viene un poco a juego con lo que comentamos siempre con las notas. Para muchos aún se sigue viendo eso de que si un juego no es de 9 o 10 entonces no merece la pena. Craso error, porque un juego de 6 nos puede proporcionar buenos momentos. Hay que tomarse las cosas con calma y dejarnos llevar por cada experiencia, evadirnos del entorno y disfrutar.

Empezar a juzgar cuando nos muestran una beta

Carmageddon: Reincarnation

Otro de los problemas es que cada estudio o desarrollador independiente tiene que mostrar un adelanto de su proyecto, que por descontado no estará acabado. Hemos visto kickstarters en los que se mostraban simplemente bocetos de esa idea y otros en los que el producto en cuestión estaba en estado alpha, muy lejos de lo que acabará siendo el producto final. Sobre esto se me vienen a la mente 'Carmageddon: Reincarnation' y 'Road Redemption', que siguen en estado alpha.

Y claro, no lucen del todo bien. Del juego de motos vimos un vídeo de un minuto con una sensación de velocidad no del todo conseguida, mientras que del de los coches atropella-vacas el aspecto sigue sin ser next-gen para ser de PC. ¿Quiere decir esto que se está engañando al backer? No. El problema es que algunos no entienden que todo lleva su tiempo y que las prisas son malas consejeras.

¿Qué dice la crítica de los proyectos financiados?

FTL: Faster Than Light

Teniendo en cuenta el primer punto, no creo que estemos experimentando un bajón de calidad en los proyectos surgidos mediante la financiación colectiva. Aparte que no hay más que ver los que se cancelan por no llegar a los mínimos de recaudación. La gente no es tonta y sabe por lo que paga.

Haciendo un rápido repaso por los que han salido y hemos enumerado hace unos días, tenemos:

Sí que hemos experimentado ciertos picos, con algunos que se han acercado al sobresaliente (algo que no deja de ser muy objetivo) y otros que nos han sabido a poco. Pero en líneas generales no creo que podamos decir con rotundidad que hemos experimentado una bajada de calidad en los proyectos financiados. Ni tampoco lo contrario. Como se suele decir: hay un poco de todo.

Aquí algo huele mal y nos quieren tangar

Boogerman (KickStarter)

Porque luego está, ya dijimos, lo de los proyectos que se cancelan. Y parece que hay una forma de saber cuáles van a fracasar de antemano. Por ejemplo los que piden cantidades ingentes de pasta cuando el trabajo que está detrás no debería llevar tanto. Un modo de engañar al usuario, de echarse el piste pidiendo más de lo que debes siguiendo el lema del "porque yo lo valgo".

Lo hemos visto, sin ir más lejos, hoy mismo con 'Outcast Reboot HD' y sus 600.000 dólares de financiación. Un pastizal por un remake. O cómo olvidar esos 1.350.000 dólares del 'Shadow of the Eternals' de Precursor Games en su primera campaña, para ver cómo después en la segunda (porque la primera fue un fracaso) el objetivo se bajó considerablemente hasta los 750.000 dólares... y tampoco lo consiguió. Quizás porque la gente ya no confiaba en el proyecto lo suficiente.

Si algo nos están demostrando también las cancelaciones en Kickstarter y otros portales, aparte de ser esencial ser transparentes a la hora de pensar en los stretch goals, el hecho de que "tirar de nostalgia no signifique necesariamente éxito". ¿Sabéis cuántos han fracasado así? Un montón.

No he calculado el número, porque proyectos en portales de este tipo hay muchísimos, pero a bote pronto podemos mencionar los siguientes, casi todos, curiosamente, procedentes de clásicos de Mega Drive: 'The Big Blue' (del creador de 'Ecco the Dolphin'), 'Boogerman: 20th Anniversary', 'General Chaos II: Sons of Chaos', 'James Pond' o 'Bad Dudes 2'. ¿Significa esto que el que tire de nostalgia lo tendrá imposible? No necesariamente. Ahí están los 'Leisure Suit Larry in the Land of the Lounge Lizards: Reloaded' (remake del primer escarceo amoroso de Larry de 1987), 'The 90's Arcade Racer' (homenaje a 'Daytona USA’, ‘Indy 500’ y ‘Scud Race') o 'River City Ransom: Underground', regreso de un mítico de NES. Pero son pocos los casos así, que la nostalgia es exquisita.

En VidaExtra | Financiación colectiva, el lugar donde casi todo es posible

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir