Publicidad

El nuevo rumbo de un gigante como Konami, entre el optimismo y la incertidumbre por no saber si acertará con los fichajes
Industria

El nuevo rumbo de un gigante como Konami, entre el optimismo y la incertidumbre por no saber si acertará con los fichajes

Publicidad

Publicidad

Que la Konami de ahora dista mucho de la que nos maravilló el siglo pasado, es más que evidente. Fue una de las grandes tanto en recreativas como en consolas, especialmente en su etapa de 16 y 32 bits, con el nacimiento de nuevas sagas (Suikoden, Silent Hill) y otras que explotaron a lo grande (Metal Gear Solid, PES).

Sin embargo, su imagen se ha deteriorado mucho estos últimos años, no sólo por sus condiciones laborales o la marcha de Hideo Kojima, sino su apuesta por los pachislots o que actualmente cuente con muy pocas sagas en activo y bastante incertidumbre al respecto. O al menos, hasta el pasado 2 de junio de esta semana.

Konami quiere dar voz a otro tipo de estudios

Konami

Y es que nos sorprendía la noticia del lanzamiento de Skelattack, con Konami editando el trabajo de un indie (Uzuka) y anunciando poco después su intención de publicar más juegos de otros estudios externos, tanto de la misma naturaleza en digital como de trabajos con mayor presupuesto. Y lo cierto es que no extraña.

Konami destaca en sus 51 años de historia por sagas de renombre que creó la propia compañía, pero lo cierto es que en todo este tiempo ya había ejercido de editora para publicar otro tipo de obras, siendo el caso más conocido el de aquel Zombies Ate My Neighbors desarrollado por la mismísima LucasArts en 1993.

En su malograda secuela (Ghoul Patrol), editada por JVC, pocos recuerdan que LucasArts repetió en su desarrollo, quedando entre la cultura popular el hecho de que Zombies Ate My Neighbors era de Konami porque se resaltaba su sello en Mega Drive y Super Nintendo. Y eso que LucasArts era un estudio de renombre.

No es una práctica ante la que se prodigase demasiado esos años, porque Konami desarrollaba muchos más videojuegos de los que editaba de otros estudios, pero sí que fue de los pocos casos que salieron bien parados: si echamos un vistazo a la pasada generación, fracasó estrepitosamente con ambos Saw de Zombie Studios y tampoco le fue muy bien con el Neverdead del estudio Rebellion...

Es curioso, porque en Europa fue la encargada de lanzar al mercado la puesta al día del No More Heroes de Wii de Grasshopper Manufacture con el sobrenombre de Heroes' Paradise en PS3 y Xbox 360, a cargo del estudio nipón feelplus.

Si miramos al presente con ese Skelattack de Uzuka, no parece que hayan escogido un caballo ganador para demostrar su acierto con los fichajes, puesto que las primeras críticas son bastante tibias. Pero al menos alegra saber que el gigante japonés está cambiando el chip para brindarnos más juegos, aunque sea por otra vía. Sería mucho más difícil que de parte del equipo de Konami surgiese una nueva Treasure para brindarnos una obra atemporal como Gunstar Heroes...

Castlevania, Silent Hill, Metal Gear... "sin" Konami

Konami

¿Y qué pasa con las principales sagas de Konami? Lo cierto es que ahí sí que delegó en muchas ocasiones para que otros estudios fuesen los encargados de experimentar con nuevos rumbos para franquicias que se estaban empezando a encasillar o que tenían muy difícil volver a sorprender a lo grande como antaño.

Ahí la que se lleva la palma es sin duda Silent Hill, que ha pasado por la mano de cinco equipos (sin contar el que se canceló de Kojima Productions), con dos trabajos de Climax Studios (Origins en PSP y PS2; y Shattered Memories en Wii), uno de Double Helix Games (Homecoming en PC, PS3 y Xbox 360), otro de Vatra Games (Downpour en PS3 y Xbox 360) y el arriesgado Silent Hill: Book of Memories de Wayforward para PS Vita... Sin contar el desastroso remaster Silent Hill HD Collection a cargo de Hijinx Studios. Irónicamente, Silent Hill: The Arcade (a lo Time Crisis) sí que lo desarrolló la propia Konami, lo que son las cosas...

Hasta un histórico como Castlevania ha acabado cediendo a un estudio español (con el mismísimo Hideo Kojima de productor y supervisor) con ese Castlevania: Lords of Shadow de MercurySteam, lo que dio pie a Castlevania: Lords of Shadow - Mirror of Fate en 2013 hasta su posterior y trágico final con Castlevania: Lords of Shadow 2 en 2014. Desde entonces Konami ha tomado las riendas para brindar lotes de Castlevania Anniversary Collection y Castlevania Requiem, con intención de sacar un "nuevo" Castlevania para móviles con ciertos contenidos reciclados.

¿Y qué hay de Contra o Metal Gear? Tampoco se libraron, pero al menos ahí sí que surgieron cosas chulas, como el frenético Metal Gear Rising: Revengeance de PlatinumGames, Hard Corps: Uprising de Arc System Works (Guilty Gear) o el reivindicable más que notable Contra 4 de WayForward para Nintendo DS en 2007.

¿Qué sucederá en el futuro con estas sagas? Es pronto para saberlo, pero desde luego que nos sigue apenando lo sucedido con Silent Hills o el rumbo sufrido tras la marcha de Hideo Kojima con Metal Gear Survive. Y tampoco es que sea para echar cohetes la adquisición de Hudson Soft en 2012 viendo lo poco que se han aprovechado sus licencias, como ese Super Bomberman R sin la chispa de antes.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios