Publicidad

El futuro de Konami debería pasar por darle vida a todas estas sagas que nos marcaron
Industria

El futuro de Konami debería pasar por darle vida a todas estas sagas que nos marcaron

Publicidad

Publicidad

Konami dejó caer hace unos días que estaba trabajando en "otros proyectos con franquicias globalmente conocidas" de cara a la próxima generación de consolas, que dará comienzo a finales de 2020, presumiblemente. Pero sin especificar a qué sagas se refería la compañía, nos ha hecho soñar.

Porque este año tan solo faltan por llegar al mercado el nuevo PES de turno y el inesperado regreso de Contra bajo un estilo en 3D, sin contar esas tres colecciones por su 50 aniversario que salieron estos últimos meses. Así pues, ¿con qué nos sorprenderá de cara al próximo año? ¿Qué sagas volverán?

Castlevania, Metal Gear, Silent Hill...

Konami

Sería lógico pensar que una de las que más papeletas tiene sea Castlevania, no en vano tiene actualmente una serie en Netflix donde todavía falta por estrenarse su tercera temporada. A esto hay que sumarle dos colecciones recientes: Castlevania Requiem y Castlevania Anniversary Collection. Y sin olvidar, a su vez, que el año pasado anunció un Castlevania exclusivo de dispositivos táctiles (Android/iOS) llamado Castlevania: Grimoire of Souls.

No es que la saga se haya ido, desde luego, pero sí que es cierto que no goza, ni por asomo, de la misma salud que antaño, donde podían salir varias entregas en un mismo año, tanto en sistemas domésticos como en portátiles.

Con Metal Gear, por contra, no nos mostramos tan optimistas tras ver cómo se marchaba su creador, Hideo Kojima, y ver qué sucedió con la saga sin él, con ese Metal Gear Survive que recibió palos por doquier en 2018 con esa experiencia de supervivencia online muy lejos de la calidad de la saga. Porque un Metal Gear sin Kojima no es un Metal Gear... salvo que te llames PlatinumGames y saques un spin-off de lo más contundente, como fue aquel Metal Gear Rising: Revengeance que partió la pana en 2013.

¿Y qué hay de Silent Hill? La tercera saga más mediática de Konami lleva en estado catatónico desde la cancelación de Silent Hills en 2015 por todo lo relacionado con la salida de Kojima de Konami. Es curioso, porque su demo técnica, ese teaser jugable llamado P.T., sigue dando mucho que hablar con curiosidades, como la del fantasma de Lisa, que nos sigue todo el rato. Eso sí, al contrario que con Metal Gear, la saga nunca había dependido de Kojima hasta ese intento por renovar su imagen, por lo que Konami bien podría tener entre manos su regreso con alguno de sus creadores originales.

Suikoden y Vandal Hearts, dos RPG memorables

Suikoden

Silent Hill no fue la única saga que debutó en consolas de 32-bits. Aquella época nos brindó otras dos sagas memorables dentro del género RPG. En concreto, Suikoden y Vandal Hearts. Curiosamente, todos en PlayStation.

En el caso del primero, estábamos ante un juego de rol totalmente atípico por su plantilla de personajes a desbloquear, puesto que podíamos contar con un ejército de 108 "estrellas del destino". Si bien en España tuvo la mala fortuna de salir el mismo año que Final Fantasy VII, se convirtió en un juego de culto hasta su madurez absoluta con Suikoden II, para muchos el mejor.

Tal y como había sucedido con el primero, era un RPG con vida propia ante el que podíamos hacer un montón de actividades, más allá de seguir una historia y librar batallas: había que cuidar nuestro castillo, buscar a más gente para que se uniese a nuestra causa, preparar comida y un largo etc.

Con Vandal Hearts, estrenado igualmente en 1997 en España, estábamos ante un SRPG que no tenía nada que envidiar a Final Fantasy Tactics. Tenía un carisma arrollador, era totalmente explícito con los combates, donde salían chorros de sangre típicos de las producciones niponas del mundo del anime, y lo suficientemente exigente en el tramo final para intentar sonsacar todos sus secretos. Como es lógico, gozó de secuela.

Ésta varió ostensiblemente la fórmula clásica del género ofreciendo unos combates donde cada turno se desarrollaba a la vez para los dos bandos. Había que anticiparse al movimiento del rival calculando dónde podría situarse y actuar en consecuencia. Chocó bastante al principio y produjo un montón de situaciones donde no pasaba nada (ataques al aire en casillas donde no había nadie, claro), pero su historia fue más profunda y madura.

¿Y qué pasó con esos RPG? La saga táctica intentó renovarse con Vandal Hearts: Flames of Judgment en 2010, pero falló estrepitosamente; mientras que Suikoden, aparte de contar con un escarceo táctico en 2005 y un quinto capítulo en 2006, ambos para PS2, y una entrega para Nintendo DS en 2008 (Suikoden Tierkreis), llegó a su agotamiento absoluto en PSP mediante Genso Suikoden Tsumugareshi Hyakunen no Toki, exclusivo de Japón.

¿Volverán algún día estas sagas? Ojalá. Al menos en el caso de Suikoden llevan años en donde aseguran "escuchar a los fans". De hecho, actualizaron la web de Suikoden. Sin embargo, no hay nada oficial de que regrese...

Gradius, el gran matamarcianos de los ochenta

Gradius

Hace unos meses, Konami rememoró parte de su etapa en los ochenta con algunos shoot 'em up de aquella época, como Scramble, Twinbee o el que nos sitúa, Nemesis (conocido en sus orígenes nipones como Gradius).

Fue pionero en la barra de power-ups, al poder potenciar cada una de las ramas de la nave (velocidad, arsenal, etc) mediante objetos. La gracia es que para potenciar los que estaban más "al fondo" de la barra había que guardar más "objetos" antes de "comprar" esa mejora, lo que le añadía un elemento táctico a la clásica ecuación de los matamarcianos. Y gustó mucho, vaya.

Gozó de múltiples iteraciones a lo largo de los años 80 y 90, viendo cómo se fue apagando gradualmente su aparición en sistemas domésticos hasta ese Gradius V de Treasure para PS2, una de sus obras cumbre, en pleno 2004.

Por desgracia, su último capítulo oficial fue aquel Gradius ReBirth de 2008 para WiiWare, tienda digital que echó el cierre el pasado 31 de enero de 2019. Sí, llevamos más de una década sin un Gradius de nuevo cuño, y eso que Taito supo actualizar a lo grande su saga Darius, gran competidora de Konami, hace pocos años por medio de DARIUSBURST: Chronicle Saviours.

¿Volverá a la vida Gradius? Sería lo suyo, pero lo cierto es que este género, por desgracia, es más de nicho en la actualidad si tenemos en cuenta el impacto que podía llegar a tener en el siglo pasado. Y eso que todavía nos sigue sorprendiendo a día de hoy con giros sorprendentes, como Voidrun.

Y que Konami siga con las colecciones retro

Contra

Es obvio que hay licencias que no podrá recuperar Konami, como la de las Tortugas Ninja, Los Simpson o X-Men, entre tantas otras, pero sí que podría tirar de archivo y rescatar del olvido más joyas de su etapa en los arcades.

Ahí está, por ejemplo, el tantas veces rememorado Sunset Riders, o intentar darle otra oportunidad al mítico Frogger, que no supo aportar frescura a su fórmula con Frogger: Hyper Arcade Edition en 2012, pensando que le iría tan bien como a Namco con su Pac-man Championship Edition DX en 2010.

También está el citado matamarcianos Twinbee, que lleva bastantes años sin dar la campanada con su regreso. ¿Y qué decir del género de la lucha y aquel Bloody Roar de Hudson Soft cuyos derechos son de Konami tras la absorción de esa histórica compañía nipona a comienzos de marzo de 2012?

Konami tiene muchas franquicias a su nombre cuyos regresos no paran de demandarse por parte de los fans: desde Goemon hasta Bishi Bashi, pasando por Zombies Ate My Neighbors, Rocket Knight o Track & Field. Lo único seguro en materia de tirar de archivo es la futura TurboGrafx Mini, pero eso es pecata minuta para cualquier amante del catálogo de Konami.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir