Killzone 3

En 2004 a Sony le cayó del cielo una juego que pasaría a convertirse en uno de los buques insignia de su futuro. Sin comerlo ni beberlo Guerrilla Games creó un humilde FPS que acabó convirtiéndose en una obra maestra de PS2. Un título que con los años se ha revalorizado convirtiendo a su tercera entrega, ‘Killzone 3’, en uno de los juegos más deseados por los poseedores de una PS3.

Sin embargo el trayecto desde aquél punto a lo que hoy tenemos entre manos ha sido largo y tortuoso, protagonizando algunos episodios que marcaron la imagen de la saga y de la compañía, revalorizando su poder publicitario pero mermando lo que los jugadores esperamos encontrarnos cuando nos ponemos a los mandos: un espíritu único, original y memorable. En ‘Killzone 3’ nos encontramos el último capítulo de ese inesperado camino. Un cambio que repasamos en el siguiente análisis de un juego que debería estar ya en tu colección, pero con algunas reservas.

Echando la vista atrás

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 8,6

Actividad de la comunidad