El final de Resident Evil Village explicado y sus consecuencias: hablemos con spoilers
Acción

El final de Resident Evil Village explicado y sus consecuencias: hablemos con spoilers

Uno de los aspectos que más llaman la atención en Resident Evil Village es sin lugar a dudas su historia. Todo lo que rodea a Ethan Winters, la presencia de Chris Redfield o el misterio que desprende la aldea regentada por la madre Miranda.

Si te has pasado la aventura, sabrás a qué nos referimos. Y es que su final da mucho juego y nos apetece explicar sus consecuencias, aclarando ya de paso ciertos puntos clave que suceden a lo largo de la trama y que tal vez se te hayan pasado por alto. Sobra decir (y repetir) que habrá SPOILERS a continuación.

¿A qué se debe esa actitud de Chris Redfield?

Village

Comenzamos con esa escena de introducción, poco después del cuento que lee Mia a su hija Rosemary. Ethan le replica a su mujer, con sorna, si "no había otro cuento más tétrico" y que si había olvidado lo que hablaron sobre lo que sucedió en Luisiana (en clara alusión a lo vivido/sufrido en Resident Evil 7: Biohazard, por supuesto). Porque lo que necesita Rose son cuentos infantiles, no más terror.

Minutos después, tras dejar a la niña y volver a la cocina, nos vemos sorprendidos por unos disparos que abaten a Mia y la tiran al suelo. Su autor, el mismísimo Chris Redfield. Es más, se acerca a ella y le propina varios disparos extra a sangre fría. Después, nos lleva su escuadrón a la fuerza junto a la niña, diciendo que han asegurado el "paquete". Lo que viene a continuación es la furgoneta volcando e Ethan escapando, hasta llegar a pie hasta la aldea donde "comienza" el juego.

Ese rol de Chris tiene su explicación. Incluso esa especie de poder sobrenatural de Ethan a la hora de regenerar sus extremidades con un medicamento líquido. Lo primero, arropado por esa portada promocional de Capcom en la que el propio Chris tiene la mitad de su cara como si fuese un licántropo, hace que la historia juegue al despiste con nosotros y nos provoque una inquietud por no saber qué ha pasado con uno de los personajes más queridos de la saga, capaz de mover rocas gigantescas a puñetazos, entre más hazañas, como lo ocurrido en Raccoon City.

Ya en el final de Resident Evil 7: Biohazard, Chris apareció por sorpresa, teniendo un tiempo después un DLC centrado en él bajo el nombre de Not a Hero, donde nos enfrentamos de nuevo al retorcido Lucas Baker. Con Redfield vimos por primera vez el logo de Blue Umbrella, una organización desvinculada totalmente de la Umbrella que todos conocemos. Además, ya no forma parte de la B.S.A.A.

Ethan Winters, el eterno sufridor de amputaciones

Village

Desde su debut en la séptima entrega, hubo cierta guasa e incredulidad con Ethan. No era ni medio normal haber experimentado amputaciones a cargo de la familia Baker y que se recuperase con unos apaños improvisados y unas hierbas verdes para recuperar su movilidad. Que Ethan era especial siempre lo tuve claro y por fin se ha confirmado una de las teorías con su final. Sí, estaba infectado por el hongo.

La gran revelación de Resident Evil Village se produce poco después de su última charla con la madre Miranda, con esa "primera" muerte en la que ésta le arranca su corazón de cuajo. El juego nos hace creer que Ethan ha muerto y pasamos a controlar a Chris Redfield en lo que parece un Call of Duty con muchos licántropos en donde nuestro objetivo principal es cargarnos a la megamiceta que ha "despertado" en la aldea tras el ritual de Miranda con Rose, la hija de Ethan.

Tras contener una pequeña porción de esa enorme criatura, acabamos en un laboratorio subterráneo donde nos topamos con Mia secuestrada. Sí, estaba viva. Porque la Mia que había matado Chris al inicio de la historia era la madre Miranda, gracias a esa capacidad para transformarse en cualquier cosa. Sí, también es la anciana con la que nos cruzamos en varias ocasiones con Ethan...

La megamiceta, el laboratorio secreto de Miranda...

Village

Hay muchos documentos interesantes en el laboratorio, aparte de los libros con información de los experimentos con Cadou, esa arma biológica con forma de feto y cuya imagen sale por todo el juego. Su afinidad con Karl Heisenberg es increíblemente favorable, por ejemplo, con funciones cerebrarles normales, mientras que con Salvatore Moreau es justo lo contrario. Más allá de estos detalles, lo primero que sorprende es ver por primera vez el nombre de Spencer.

Sí, Ozwell E. Spencer, uno de los fundadores de Umbrella aparece en una nota dirigida a la madre Miranda, hablándole de un virus hallado en África, el progenitor, que será la llave de la evolución. La piedra angular con la que acabaría creando Umbrella con Edward Ashford y James Marcus, básicamente. Muestra mucho respeto por Miranda, a quien conoció tiempo atrás en esta misma aldea. Ahí le fascinó descubrir que Miranda era inmortal, siendo su inspiración al "pensar que se podría transformar a un ser humano infectándolo con un organismo".

Village

Otro documento no menos interesante viene de la propia Miranda, en una carta dirigida a su hija Eva, fallecida hace cien años por culpa de la gripe española. En este diario habla de su intención de devolverle la vida con la megamiceta gracias a la capacidad regenerativa de una anfitriona que ha encontrado recientemente. Sí, Rosemary Winters. Aunque para llegar a ese punto experimentó primero con los aldeanos, a los que controló al implantarles el hongo de la megamiceta. Es más, intentó aumentar la eficiencia de la búsqueda del anfitrión perfecto creando al parásito Cadou, pero ninguno de sus experimentos (los jerarcas) fue un éxito.

Curiosamente, hace referencia a Alcina Dimitrescu diciendo que fue un anfitrión casi perfecto, pese a que en el libro del laboratorio deja constancia de que Heisenberg tuvo mayor afinidad con Cadou. Además, apostilla que la mayoría se convirtieron en licántropos, rematando la misiva con la mención al "completo fracaso" que supuso Eveline, tras darle muestras del hongo y el ADN de la propia Eva a una organización que se puso en contacto con ella. Y ahí, al lado de ese diario, una foto, con la propia Miranda al lado de Eveline y resto de científicos. Que me aspen si el segundo por la izquierda, sin bata, no es otro que Barry Burton...

Este muerto está muy vivo, segund... tercera parte

Village

Y de repente, tras el reencuentro entre Chris y Mia, el juego vuelve hasta el lugar donde yace el cuerpo sin vida de Ethan Winters. O eso pensamos. Porque recobra su conciencia y una visión de Eveline le comunica que su cuerpo está infectado por el hongo, de ahí que no haya muerto. De hecho, ésta le dice que ya había muerto una vez, al poco de conocer a Jack Baker, hace tres años, lo que aclara también por qué Ethan Winters parecía inmortal de "quita y pon" en aquel juego.

Tocaba, por lo tanto, un segundo encuentro con Miranda, la cuál se mostraba sorprendida al descubrir que el cuerpo de Ethan es "ciertamente especial". Este duelo final, con una transformación de Miranda y la megamiceta con parte de su poder aún vigente, tenía reservado el típico momento Resident Evil, con una gran explosión. El problema es que todas esas cargas que había dejado Chris sobre la megamiceta no se podían activar a mucha distancia, por lo que Ethan decide sacrificarse mientras Chris evacúa a Rose para reunirse con Mia. Y claro, se produce esa explosión final, donde mueren Ethan, Miranda y la megamiceta...

Village

Chris Redfield, junto con su escuadrón, que apenas tuvo relevancia en la trama, logra escapar de la zona junto con Mia y Rose, descubriendo en pleno vuelo un cuerpo de la B.S.A.A., ante lo que uno de sus compañeros le revela que esa antigua organización de la que formó parte no envió soldados, sino un B.O.W.

Tras esto, los créditos y una cinemática al estilo del cuento infantil del inicio de la historia, resumiendo todo lo aconcetido. Y de repente... vemos que el libro lo está sujetando Rosemary Winters, ya de adulta, en una escena post-créditos curiosa...

Rosemary Winters, el vivo retrato de su padre

Village

Decimos "curiosa", porque en ningún momento de Resident Evil Village hemos podido ver la cara de Ethan Winters, ni siquiera desbloqueando su figura dentro del apartado de extras (aparece sin cabeza, literalmente). Tan solo gracias a un mod en PC hemos podido ver su aspecto más actual, que no difiere del visto en artworks del capítulo anterior. El impacto es doble, por lo tanto: porque Rose es un calco de su padre y porque la vemos ya como adulta, de camino al cementerio.

Ahí, la tumba de Ethan Winters nos vuelve a recordar que su padre está muerto, aunque en estos casos nunca se sabe, porque esta artimaña ya la utilizó Capcom en la promoción de Resident Evil 5, derivando en uno de los momentazos de Jill.

Sin ir más lejos, este epílogo con Rose plantea ciertas incógnitas, como quiénes son realmente los que se la llevan después en un vehículo blindado, bromeando en primera instancia con ella (y nosotros, como espectadores) al referirse a Rose como Eveline. Porque Rose tiene un gran poder en su interior, aunque sea capaz de contenerlo (por ahora). Lo que no quita que amenace a ese señor con traje...

Y la gran incógnita. ¿Quién es esa figura del fondo ante la que se para el vehículo? Porque ayer descubrimos que se trata de Ethan, pero Capcom pudo usar una figura genérica para colocarla en esa escena, puesto que en la cinemática tan solo vemos a una persona a unos cien metros de distancia. ¿Habrá sobrevivido a la explosión? ¿Capcom quiere jugar al despiste levantando más teorías? ¿Será Rose la protagonista del futuro Resident Evil 9? Sea como fuere, se ha dibujado un nuevo futuro para la saga y yo espero que la compañía de Osaka nos brinde algún día un remake de Resident Evil Code: Veronica aparte del ansiado Resident Evil 4.

Guías de Resident Evil Village

Temas
Inicio