Al nuevo PlayStation Plus le ha faltado valentía y Sony debe rescatar su pasado para homenajearlo como se merece
Análisis

Al nuevo PlayStation Plus le ha faltado valentía y Sony debe rescatar su pasado para homenajearlo como se merece

Ha sido uno de los cambios más trascendentales para Sony en los últimos años. El nuevo PlayStation Plus no solo es un cambio de paradigma para el futuro, sino que coloca una serie de fichas en el tablero de juego que hasta ahora no existían. El formato del servicio para PS5 y PS4 ha cambiado con nuevas reglas de juego.

Sin cambios en el título general, ahora la plataforma se divide en hasta tres niveles: Essential, Extra y Premium. En el primero encontramos las mismas ventajas que hemos disfrutado en los últimos años como son los descuentos seleccionados, los juegos gratuitos mensuales o la posibilidad de jugar a obras multijugador.

Sin embargo, todo se transforma en cuanto subimos un peldaño. Una cantidad inmensa de más de 380 juegos aparecen ante nosotros en cuanto pisamos terreno Extra, con combinaciones de juegos de PS5 y PS4 ante nosotros. No solo eso, sino que el abanico se abre al catálogo retro de PS1, PSP y PS2, quedándose vedado el terreno del juego por streaming en PS3 para aquellos que se gasten los cuartos en el nivel Premium.

Efectivamente, larga a vida a PlayStation Now, pues el servicio ya es historia. Ahora todo su potencial pasa a formar parte de PlayStation Plus, pudiendo jugar a unos cuantos juegos de PS3 a través de la nube, junto con otros tantos que ya disponíamos de PS4. Un conglomerado con muchas aristas que vamos a pasar a detallar.

Ventajas y diferencias entre niveles

Servicios

PLAYSTATION PLUS ESSENTIAL

PLAYSTATION PLUS EXTRA

PLAYSTATION PLUS PREMIUM

JUEGOS GRATIS CADA MES

MULTIJUGADOR ONLINE

DESCUENTOS EXCLUSIVOS

GUARDADO EN LA NUBE

PlayStation Plus Collection (PS5)

VENTAJAS

  • La suscripción a PlayStation Plus no cambiará para los miembros de este nivel.
  • El precio se mantendrá con el servicio actual.

Incluye todas las ventajas del nivel Essential.

Incluye todas las ventajas del nivel Essential y Extra.

VENTAJAS EXTRA


  • Acceso a hasta 382 de los mejores juegos de PS4 y PS5, incluyendo grandes éxitos de PlayStation Studios y otros desarrolladores.
  • Los juegos podrán ser descargados.
  • Acceso a hasta 339 juegos clásicos.
  • Juegos de PS3 vía streaming en la nube.
  • Juegos de PSX, PS2 y PSP vía streaming en la nube y descargables.
  • Acceso a pruebas de juegos por tiempo limitado.

PRECIO

  • Mes: 8,99 euros
  • Trimestre: 24,99 euros
  • Anual: 59,99 euros
  • Mes: 13,99 euros
  • Trimestre: 39,99 euros
  • Anual: 99,99 euros
  • Mes: 16,99 euros
  • Trimestre: 49,99 euros
  • Anual: 119,99 euros

Un buscador... confuso

En nuestro caso, hemos podido acceder al nivel Premium que otorga acceso a todo el contenido posible que integra el nuevo PlayStation Plus. En la pestaña principal en PS5 podemos acceder a secciones como Nuevo, Ventajas, Colecciones o Juegos, donde nos encontraremos una amalgama de obras que es difícil de filtrar.

Cada una de estas secciones muestran títulos de formas distintas y es complicado saber a qué atenernos. Por ejemplo, existen casos particulares como el de Order Up!! de PS3, el cual no aparece reflejado en el listado oficial de Sony en su web, apareciendo por sorpresa en el sistema. Al contrario sucede lo mismo, tal y como es la situación del Demon's Souls original de PS3 que apunta a estar incluido en el servicio, pero solo lo está en el listado.

PlayStation Plus

Con todo, el auténtico caos se desata si deseamos establecer un filtro claro para escoger a qué plataforma queremos jugar. Será en la sección de Juegos donde encontraremos todas las obras al completo, pero la forma de ordenarlas se queda corta. Solo podemos escoger como plataforma PS5, PS4 y PS3, por lo que si queremos jugar a Toy Story 2 de PS1 tendremos que recordar que está disponible en las dos primeras.

Es decir, no hay forma de filtrar los juegos de PS1, PS2 y PSP de manera precisa. Super Stardust Portable, uno de los pocos juegos de la portátil de Sony, está marcado como título de PS5, mientras que hay ediciones como Devil May Cry HD Collection que se juega por streaming en su versión de PS3, en vez de incluir directamente la de PS4.

El resultado es que hay muchas secciones de PlayStation Plus Premium en las que algunos juegos deberían estar presentes, pero no es hasta que acudimos al listado completo cuando hacen acto de aparición. Ejemplo de ello son los dos primeros God of War de PS2 en formato HD y que se pueden disfrutar a través de la nube. Quien no tenga claras qué versiones busca, puede terminar en cierta confusión o creyendo que el juego sencillamente no está incluido.

Un catálogo de aúpa

Si bien todos los suscriptores en PS5 pueden disfrutar de la PlayStation Plus Collection, lo cierto es que aquella lista de 20 juegos ha sido expandida enormemente con más de 450 juegos. Tenemos al alcance absolutamente de todo, con exclusivos de auténtico relumbrón como Returnal, Ghost of Tsushima: Director's Cut, el remake de Demon's Souls o Marvel's Spider-Man: Miles Morales, por citar algunos. De hecho, cuatro de ellos son totalmente de PS5.

No solo eso, sino que hay una buena ristra de third parties para explorar como Red Dead Redemption 2, Marvel's Guardians of the Galaxy, Control Ultimate Edition o Final Fantasy XV: Royal Edition. Desde luego, hay más horas de juego posibles de lo que podremos disfrutar en nuestra vida y podremos iniciar partida en obras cuyo valor es intachable.

Returnal

Con todo, la clase media a veces cojea y hay juegos que son toda una incógnita a descubrir. Desconocidos con los que prácticamente se tira una moneda al aire para averiguar su calidad, por lo que surgen dudas acerca de cuál ha sido el criterio a la hora de incluir o no según qué juego. Aragami, Children of Morta, For The King o los títulos de South Park se agradecen, pero muchos otros parece que buscan hacer bulto.

Por otro lado, si has sido suscriptor habitual de PlayStation Plus durante estos años, muchos de estos juegos seguramente ya los tengas incluidos en tu biblioteca. Un menor aliciente para los veteranos que no debe espantar a aquellos que se aventuren por primera vez en el servicio.

En cuanto al juego por streaming, lo cierto es que en PC hay alguna que otra interrupción de imagen junto con una latencia más preocupante. Doom o Uncharted 4 no consiguen ser las mejores experiencias, aunque con Overcooked! 2 o Valiant Hearts: The Great War la sensación es positiva. Con todo, un problema afecta actualmente a multitud de juegos en la app para ordenador.

Y es que muchas obras, tanto de PS4 como PS1 y PS2, están etiquetadas como juegos de PS3, lo cual provoca que no se pueda jugar a bastantes títulos. Lo más probable es que Sony solucione esta cuestión rápidamente. En consola la sensación de juego con la nube es buena y se agradece que rápidamente detecte el sistema si tenemos archivos en la nube para instalarlos al instante.

El pasado más escaso

He aquí el auténtico solomillo del nuevo PlayStation Plus. La llegada de la biblioteca retro ha levantado suspicacias desde el primer día, tanto por la variedad, cantidad y formato para presentarlo. Vamos yendo por partes y acudiendo al pasado más lejano.

La emulación de PS1

Apenas son 13 juegos los que aparecen en esta modalidad, si bien hay varias excepciones. Y es que los Final Fantasy de la primera PlayStation sí se pueden jugar con PlayStation Plus Premium, pero son marcados como obras remasterizadas para PS4 y no se atienen a las consecuencias de ser emulados.

Como lanzamiento para una remodelación de PlayStation Plus, el catálogo es sencillamente irrisorio. La selección es escasísima y aunque podemos jugar a Tekken 2, Resident Evil Director's Cut o Syphon Filter, existen otras opciones más tentadoras. De hecho, aunque también recibió críticas en este aspecto, la PlayStation Classic incluye más obras en su interior de lo que ofrece actualmente el servicio.

Ni rastro de Castlevania Symphony of the Night, Metal Gear Solid, los Spyro originales, Tomb Raider, GTA, Driver... todo ello queda fuera de la ecuación dejándonos pocas opciones. Toy Story 2 o Everybody's Golf nunca sobran, pero desde luego que le falta dar un buen golpe encima de la mesa a Sony con PS1 si quiere atraer audiencia por su catálogo.

Tekken 2

Con todo, a nivel jugable hay una de cal y otra de arena. Por un lado, podemos descargar cada uno de los juegos e incluso comprarlos independientemente, salvo Mr. Driller o el propio Tekken 2. Gracias a la emulación, se pueden llevar a cabo atajos a la hora de jugar que se agradecen muchísimo.

El rebobinado tras fallar un salto, morir de forma torpe o cualquier otro motivo es posible con un par de pulsaciones. También podemos guardar y cargar partida en cualquier momento para no tener que esperar a usar la Memory Card virtual. Por otro lado, podemos combinar hasta tres modos de visualización, ya sea predeterminado, retro clásico o moderno.

Además, podemos cambiar la relación de aspecto en diferentes formatos, si bien algunos como el zoom ancho no son los ideales. Es difícil imaginar a alguien jugando en algún modo que no sea el predeterminado y a 4:3 para 16:9. A pesar de que la experiencia ha sido buena, quedamos pendientes de que Sony publique las versiones NTSC en sustitución de las PAL, las cuales corren a una menor tasa de fotogramas.

Un atractivo realmente interesante es la inclusión de trofeos para prácticamente todos los títulos, por lo que volver a cazar monos en Ape Escape mientras nos sacamos diversos logros resulta la mar de gratificante.

Las versiones de PS2

Aquí nos volvemos a encontrar con el mejunje de versiones. Es fácil acudir a los Jak & Daxter al completo en sus versiones remasterizadas para PS4, así como clasicazos de la talla de Final Fantasy XII: The Zodiac Age, Dark Cloud, Dark Chronicle o Star Wars Racer Revenge. Sin embargo, por su cuenta se encuentran Resident Evil Code: Veronica X, ICO Classics HD o los God of War remasterizados que se ejecutan por streaming como versiones de PS3.

Jak 3

En cualquier caso, el esfuerzo pescando en el pasado no es que sea especialmente encomiable. Básicamente Sony se ha traído varios de los juegos ya disponibles en PS5 y PS4 como ediciones remozadas de PS2 y las ha colocado en el nuevo PlayStation Plus. No hay nuevas inclusiones, por lo que otra vez vuelve a quedarse cojeando el acceso a un buen abanico de juegos de la que fue la consola más exitosa de la compañía, quedándonos con 18 obras.

Eso sí, podemos jugar tanto en streaming como descargando propiamente cada título. Cuentan con trofeos incorporados, se ven de maravilla y deberían ir ampliándose en el futuro.

PS3 y el streaming

Otra de las piedras de toque del nuevo servicio. Exclusivo de los suscriptores de nivel Premium, es posible acceder a 238 juegos de PS3 y es imprescindible hacerlo a través del juego en la nube que usaba PlayStation Now. Por lo tanto, no existe ninguna clase de mejora gráfica y la resolución varía entre los 720p y los 1080p.

En las pruebas realizadas en PC y consolas, la experiencia ha sido por lo general fluida, pero a veces se producen interrupciones de la imagen y en ocasiones la latencia no es la deseada para una partida consistente. Es una pena que no se puedan descargar directamente los juegos en las máquinas de sobremesa, porque entonces estos detalles serían apenas una anécdota pasajera. Por supuesto, podemos seguir sacando trofeos y aprovechando las partidas guardadas en la nube anteriores.

God of War

El suspiro de PSP

Poco menos y no llega a ser incluida en el nuevo PlayStation Plus. El tratamiento a la portátil de Sony es preocupante con únicamente dos juegos de lanzamiento como son Echochrome y Super Stardust Portable. Esto siempre y cuando no contemos las versiones remasterizadas de Patapon o LocoRoco, por lo que la cifra aumentaría a seis juegos.

Debe darle mucho más cariño la compañía japonesa a la PSP, la cual cuenta con un catálogo de escándalo con joyas como Metal Gear Solid: Peace Walker, Dissidia: Final Fantasy, Monster Hunter Freedom Unite o Grand Theft Auto Liberty City y Vice City Stories, por citar algunos.

Pruebas de juegos

Puede que haya pasado más desapercibido, pero poder probar juegos para no arrepentirnos tras la compra es una faceta siempre bienvenida. Actualmente tenemos 15 juegos para probar, no son muchos, pero es una selección cuidada de lo mejor que podemos encontrar hoy en día en la industria.

El tiempo de prueba varía en cada una de ellas y se ajusta conforme al tipo de juego que nos enfrentaremos más tarde. Es evidente que necesitaremos cinco horas de partida en Horizon Forbidden West o Cyberpunk 2077 para tener claras las posibilidades que nos ofrecen. Del mismo modo, con apenas una hora jugada en OlliOlli World sabremos si queremos seguir subidos al skate.

Con tres horas nos bastará para decidir si queremos ser el mejor granjero del condado en Farming Simulator 22. En cualquier caso, la mayoría de las pruebas son de dos horas y con un par de AAA de relumbrón bien vale echar un vistazo. Como todo, hay que ir engordando la lista en el futuro.

Ubisoft Classics +

Otro que parece que no existe, pero que está incluido. Siguiendo la estela de lo que supone EA Play en Xbox Game Pass, Ubisoft ha presentado una forma de acceder a parte de su catálogo. Por ahora es exclusivo del nuevo PlayStation Plus y nos pone en bandeja 27 juegos, entre los que encontramos Assassin's Creed Valhalla, Child of Light o The Crew 2.

Es un primer paso interesante para que la empresa establezca una relación con Sony que puede crecer con el paso del tiempo. Que varios de sus lanzamientos lleguen desde el primer día, en el futuro, sería muy positivo y si se añadiesen pruebas anticipadas, más todavía.

Un ojo al pasado y otro al futuro

El nuevo PlayStation Plus tiene dudas que resolver y objetivos que marcarse.  Mientras que el catálogo first-party y el que llega por terceros no es nada desdeñable, queda una asignatura pendiente muy obvia. Sony debe ponerse las pilas con su propio pasado, pues el esfuerzo invertido por darle lustre a sus mayores reliquias es insuficiente.

En general, faltan muchísimos juegos retro por sumarse a la biblioteca. El emulador de PS1 debe perfilarse un poco más, pero es una buena base sobre la que expandirse y se deben escoger juegos con buen criterio. Lo mismo sucede en PS2 y por supuesto la despreciada PSP. En las tres plataformas hay un margen de mejora brutal, puesto que la grandísima mayoría de obras que hicieron grandes a esos sistemas todavía no están en el nuevo PlayStation Plus.

Es por ello que quizás apostar por dejarse 120 euros anuales para el pack completo con el nivel Premium no ofrezca el mayor atractivo actualmente. La diferencia entre el nivel Extra y el Premium no está justificado en estos momentos para un catálogo que debe nutrirse con la riqueza de antaño y que puede mejorar más en todo lo referente a PS3. El juego en la nube debe ser una opción, no una obligación imperativa.

Marvel's Spider-Man: Miles Morales

El salto diferencial se produce cuando queremos pasar del nivel Essential, el de toda la vida, al Extra. Son 40 euros más al año, pero los 382 juegos de PS4 y PS5, junto con los de Ubisoft Classics +, pueden suponer un reclamo suficiente. A pesar de ello, no llueve a gusto de todos. Tendremos juegos tan interesantes como Stray de lanzamiento, pero Sony ya ha descartado que sus exclusivos sigan el mismo camino.

En ese sentido, es inevitable realizar la comparativa con Xbox Game Pass. Es preciso dar un margen de tiempo para ver cómo responde realmente la audiencia al nuevo PlayStation Plus, pero poder jugar a Forza Horizon 5, Starfield o Redfall desde el primer día es un caramelo extremadamente jugoso que la compañía japonesa no ha igualado.

Hay otra serie de cuestiones que no han sido resueltas de la mejor manera. El daño a la imagen de Sony ha sido evidente impidiendo acumular tarjetas prepago, mientras que la comunicación a la hora de diferenciar claramente qué ofrece cada nivel no ha estado a la altura. Demasiados cambios cuando en el bando de Microsoft sencillamente se modifica el poder jugar en multijugador, en la nube y la aparición de EA Play.

En definitiva, el nuevo PlayStation Plus es un modelo al que le falta igualar la apuesta de su principal competidor. Las mejoras visuales de FPS Boost son muy atractivas, junto a un despliegue de Xbox Cloud Gaming realmente potente y el acceso inmediato a un enorme catálogo. 

Con todo, Sony no ha querido asumir el riesgo de lanzar desde el primer día sus principales caballos de batalla y no tiene visos de cambiar de opinión. Hay todavía pasos que dar en varias direcciones para que las dudas se disipen totalmente y cueste mucho más decantarse sobre dónde invertir una suscripción.

Temas
Inicio