Cómo sería el Developer Direct de Xbox si Microsoft ya hubiese comprado Activision Blizzard
Listas

Cómo sería el Developer Direct de Xbox si Microsoft ya hubiese comprado Activision Blizzard

Ha pasado un año desde que Microsoft dio los primeros pasos para sumar Activision Blizzard al proyecto de Xbox. Una iniciativa que va más allá de las intenciones o la imagen de marca: hay nada menos que 68.700 millones de dólares puestos sobre la mesa. Eso sí, el horizonte que se le dibujaría a los jugadores y suscriptores de Game Pass sería espectacular. Y, no lo vamos a negar, se lograría que sus anunciados Developer Directs adquiriesen la calidad de grandes acontecimientos.

Que no se me malinterprete: eso no quiere decir que Xbox y Bethesda no tengan bombazos en el horno. Todo lo contrario: este año contamos con un Forza Motorsport ensamblado para liderar el automovilismo en los videojuegos o un Starfield que quiere medirse de tú a tú con Fallout y The Elder Scrolls. Palabras mayores. Pero tampoco nos olvidamos que la cuarta entrega de Diablo también llegará a finales de primavera. Y eso, por poner un ejemplo.

De cerrarse la adquisición se producirá un gran impulso en el que los jugadores del Game Pass serán los más beneficiados, aunque la cosa no es tan sencilla: Google y Sony han expresado sus preocupaciones a las comisiones reguladoras, incluso a pesar de la voluntad de ambas partes, tanto por parte de una Xbox abierta a concesiones como a una Activision Blizzard que luchará para que la compra se produzca. A modo ilustrativo, las acciones de Activision subieron un 30% tras el anuncio.

Y no solo eso, desde enero de 2022, Activision Blizzard ha estado presente y con novedades de peso en todos y cada uno de los eventos de Xbox y Bethesda. Tanto para hablar del referido Diablo 4 como de Overwatch, así como de otras sagas propias. Por no hablar de que asociar la imagen de la saga Call of Duty a una consola específica, según la propia Sony, es algo decisivo a la hora de escoger qué sistema comprar. En PlayStation lo saben muy bien.

Del primer Developer Direct sabemos lo esencial: se emitirá el día 25, durará 40 minutos y los platos fuertes del evento serán Forza Motorsport, Minecraft Legends, Redfall y The Elder Scrolls Online. Nada mal, desde luego. Pero, ¿Cómo sería si Microsoft si ya hubiese comprado Activision Blizzard? ¿Qué se mostrará en los siguientes, de cerrarse la adquisición? Bueno, viendo lo que los californianos tienen actualmente entre manos, nos podemos hacer una idea muy interesante al respecto.

Diablo 4, de lanzamiento en Game Pass

Da igual las ganas que tengas de regresar a Santuario. Tanto si son muchas como si te resistes a dejar de lado todo lo logrado en la tercera entrega, su llegada de salida al Game Pass sería un brutal golpe sobre la mesa que, además, garantizaría tanto un flujo constante de jugadores como una presentación interesante de cara a las novedades y futuras temporadas del juego.

Diablo Immortal dividió opiniones, pero su apuesta por el free-to-play salió muy rentable. Muchísimo. Si Activision Blizzard se integran en Microsoft, como ocurrió con Bethesda sus lanzamientos llegarán gradualmente al servicio de Xbox en PC y consolas. Y si se plantea de manera correcta, incluso será posible trasladar los progresos de PC a consola y al revés.

Por no hablar de la posibilidad de improvisar partidas a través de la nube. Algo que reducirá cualquier barrera a la hora de jugar a tener una conexión de internet. Ni siquiera será necesario adquirir un PC o una consola.

Por otro lado, será interesante ver cómo la tradicional entrada masiva a los servidores de Blizzard hasta saturarlos es aliviada por la infraestructura de Microsoft. Lógicamente, no es perfecta, pero al menos ha dado menos problemas que los últimos lanzamientos de peso de Activision Blizzard.

Más peso y protagonismo para un Call of Duty en constante expansión

No se puede decir que Activision tenga un evento propio para presentar las novedades de Call of Duty. De manera tradicional, se organiza una gran presentación de cada nuevo juego en la que apenas se repara en gastos y el año pasado se hizo un Call of Duty Next. Pero lo que pasa durante las temporadas de cada entrega o las novedades se suelen intercalar en eventos de terceros o ceremonias como los Game Awards, El Developer Direct sería esa puerta a los fans de cara a los próximos contenidos.

Lo interesante de Call of Duty es que juega a dos velocidades, siendo en parte un juego como servicio a través de Warzone y una saga anual con cada nueva entrega, unificando ambas experiencias a través de cada nueva hornada de novedades. Y, en este aspecto, el modelo de Game Pass encaja de maravilla en esta dinámica.

Dekixbnnibwhloz3plngsynz

Ahora bien, la franquicia de Call of Duty va más allá: además de la versión de móviles, tenemos la experiencia Warzone a medida. Muchos frentes abiertos a la vez de cara a una sola licencia, desde luego.

El Developer Direct, al tratarse de un evento en el que los desarrolladores toman la palabra, permitiría abordar las novedades cruciales de cada versión de manera periódica, ahondando en lo esencial y midiéndose de manera justa con otros anuncios.

Las sagas de Xbox invaden los móviles a manos de King

Age of Empires llegará a móviles. Es más, que las intenciones de Microsoft pasan por llevar sus mejores sagas con experiencias a medida. Ya lo hizo con Forza y Gears of War, y se espera que esa tendencia vaya a más en el futuro. ¿Qué mejor aval a la hora de dar ese paso que los creadores de Candy Crush?

De hecho, no está de más recordar que Microsoft dispone de una amplia cartera de licencias que casan muy bien con King: desde el histórico Solitario hasta una Bethesda que, tras el éxito de Fallout Shelter, está muy interesada en dar el salto a los móviles.

La combinación del talento de clase mundial y las extraordinarias franquicias de Activision Blizzard sumada a la la tecnología, la distribución, el acceso al talento, la visión ambiciosa y el compromiso compartido con los juegos y la inclusión de Microsoft ayudarán a garantizar nuestro éxito continuo en una industria cada vez más competitiva.

Xbox ha sido muy clara al respecto y está muy interesada en expandirse hacia el mercado móvil tras la adquisición de Activision Blizzard. Si no es de la mano de King, a través de la disposición de las sagas asentadas como el ya referido Call of Duty Mobile o Hearthstone. Lo cual no quita que a través de Game Pass y Xbox Cloud Gaming ya es posible continuar las partidas dónde queramos.

La suscripción de Game Pass con World of Warcraft y Overwatch, una combinación ganadora

Que Activision Blizzard se sume a Xbox Game Studios no equivale a que la suscripción de World of Warcraft pase a ser gratuita. The Elder Scrolls Online no lo es, ni tampoco sus expansiones. Que los suscriptores del servicio de Microsoft tengan un descuento permanente en compras propias, por otro lado, es una combinación ganadora para todos, jugadores, desarrolladores e interesados.

Llegados a este punto no está de más recordar que con Game Pass se ofrecen de manera semanal Recompensas. A veces se trata de aspectos o accesorios y otras expansiones enteras. Algunas, creadas en exclusiva. Saber aprovechar esa oportunidad será un elemento clave de cara a lo que se está dando forma. Algo de lo que en Microsoft son plenamente conscientes.

Con los casi 400 millones de jugadores activos mensuales de Activision Blizzard en 190 países y franquicias de tres mil millones de dólares, esta adquisición hará de Game Pass una de las alineaciones de contenido de juegos más atractivas y diversas de la industria.

¿Y qué ocurre con Overwatch? Bueno, su salto al sistema de Pases de temporada ha logrado lo imposible: que muchos echemos de menos las cajas de botín. Por suerte, ya es posible canjear los puntos de Rewards por moneda de juego. Y si eso mismo se aplica al crédito de los juegos de Blizzard, incluyendo WOW, será un estímulo para los próximos capítulos y la experiencia clásica de su mundo abierto multijugador.

Después de Age of Empires, Starcraft a Xbox

Microsoft se ha propuesto dominar géneros concretos como el RPG occidental (Bethesda, Obsidian, InXile...), los Shooters (Halo, Gears, DOOM, etc) o la conducción, con la saga de Turn10 como caballo de batalla. Activision Blizzard reforzaría dos de estos pilares y asentaría un tercero: la estrategia en tiempo real. Sobre todo, con sagas como Warcraft y Starcraft.

De hecho, la cosa no acaba aquí: una de las grandes ventajas de Xbox, la consola, es su compatibilidad con ratón y teclado, lo cual le da una ventaja clara dentro de la estrategia. Y pese a que ha diseñado sagas propias basadas en sus franquicias, como Halo Wars o Gears tactics, su siguiente golpe sobre la mesa pasa por traer de vuelta Age of Empires a consolas. ¿Y después qué?

Blizzard

Discutir la posibilidad de llevar Starcraft o Warcraft, los clásicos o las versiones nuevas, a Xbox sería un tema que tarde o temprano acabará sobre la mesa durante los Developer Direct, en caso de cerrarse el acuerdo. Y no lo vamos a negar, en los últimos años Microsoft ha acertado más a la hora de revitalizar sus propios RTS que Blizzard.

En cualquier caso, un desembarco de las sagas al Game Pass de PC, tal y como lo han hecho los juegos de Riot, sería un generoso empujón para los clásicos de culto. Sobre todo, con un Warcraft III Reforged que lleva dos años pidiendo a gritos una actualización y contenidos que deberían haber llegado de lanzamiento.

A falta de Banjo Kazooie, el inimitable Crash Bandicoot

No sabemos qué planes tiene Microsoft con Banjo Kazooie, por desgracia, pero hay algo de lo que estamos seguros: Crash Bandicoot ha regresado con energías más que redobladas, y su próximo juego no pinta nada mal. A fin de cuentas, es un personaje que, desde su debut, tenía madera de ser la mascota de su propia consola.

Destronar al Jefe Maestro no va a ser posible, eso está claro. Pero hay que reconocer que Microsoft y el Game Pass tienen un catálogo de plataformas clásicos y títulos diseñados para nostálgicos y los pequeños reyes de la casa no tan oculto, pero no lo suficientemente promocionado.

Screenshot 6663

Y, si bien, Super Lucky's Tale es divertidísimo, llevar las trilogías de Crash y Spyro al catálogo de lanzamiento del Game Pass será una alegría para pequeños, grandes y todos los que estén a mitad de camino. Seguir publicando nuevas entregas como Crash Bandicoot 4, por otro lado, es y debe ser el camino a seguir.

Que, además, salgan en todos los sistemas a la vez será algo en lo que todos saldremos ganando.

Verano de 2023: la fecha clave

Como has podido ver, hemos puesto en común ideas, anuncios y novedades no tan descabelladas, más bien bastante razonables, que perfectamente podrían dar forma y color a cualquier Developer Direct y que solo serían posibles en caso de que Microsoft completase la compra de Activision Blizzard. Sin embargo, incluso en el caso de que sea posible, es poco probable que veamos algo de esto hasta pasado el ecuador del año.

Tal y como se anunció desde que Microsoft iniciase el trámite, la fecha aproximada para el cierre total del acuerdo es el año fiscal 2023, es decir aproximadamente en junio.

Con todo, que esto ocurra no depende únicamente de las dos partes: los organismos reguladores de diferentes mercados como el europeo o el americano deben dar el visto bueno. Algunos no ven problema en la iniciativa y otros son  precavidos: el mazazo que puede llevarse PlayStation puede ser letal.

Cortometrajes Blizzard Videojuego Hearthstone Jpg

Por su parte, Sony ha dejado clara su visión: la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft es una Amenaza. NVIDIA pide que, de hacerse, se promueva un acceso igualitario a los videojuegos de Activision Blizzard ( recordemos que ésta retiró todos sus juegos del servicio de streaming GeForce Now), y Google, quien pagó 360 millones de dólares a Activision para que no compitiese con Google Play, tampoco lo ve claro.

Microsoft está más que dispuesta a hacer concesiones. Eso nos ha quedado claro. Pero sus intenciones no han cambiado: acelerar el crecimiento del negocio de juegos de Microsoft en dispositivos móviles, PC, consolas y la nube y, en el proceso, permitir que títulos como Warcraft puedan disfrutarse en cualquier sitio.

Y ante eso, una reflexión: si hemos visto a Banjo en Super Smash Bros y las dos entregas de Ori en Nintendo Switch, estaremos gustosos de ver un Developer Direct de Xbox en el que se anuncie el regreso de Call of Duty a Switch. Cosas más raras hemos visto, pero lo mejor es que esa misma idea es algo que la propia Microsoft está deseando hacer.

Temas
Inicio