Todo lo que nos gustaría ver de Microsoft en el E3 2021
Eventos

Todo lo que nos gustaría ver de Microsoft en el E3 2021

Ya se palpa en el ambiente que estamos ante la semana del E3 2021. Faltan pocos días para que arranque la feria y, por lo tanto, las primeras conferencias, siendo la de Microsoft de las más importantes del evento debido al peso de la compañía.

Pero una cosa es qué podemos esperar de Microsoft con los datos sobre la mano y otra muy distinta lo que nos gustaría ver. Porque a todos nos gusta soñar y ver si se cumplen nuestras especulaciones o máximos deseos hasta que llegue el 13 de junio (en este caso) y se confirmen o no todas nuestras esperanzas. Ojalá.

Fechas, fechas y más fechas. Y para 2021, mejor

Hellblade

Que Microsoft tiene un maquinón con Xbox Series X es un hecho. Como afortunado usuario de PS5, Xbox Series S y Xbox Series X, me flipa lo que han logrado los de Redmond con la consola más potente hasta la fecha. Sin embargo, no tiene exclusivos, más allá de los (temporales) The Falconeer o The Medium.

El primero fue una decepción mientras que el segundo se ha convertido en la obra más ambiciosa hasta la fecha del estudio Bloober Team, siendo un juego de terror bastante interesante en su propuesta, pese a la facilidad de sus puzles y pecar de ser demasiado lineal. Es evidente que ninguno de esos títulos se pueden llegar a considerar vende-consolas, algo que sí podría lograr Halo Infinite cuando salga al mercado a finales de 2021 tras su doloroso retraso del año pasado. Este E3 2021 debería concretarse su fecha exacta para afianzar su lanzamiento, despejando de paso todas las dudas en cuanto a su estado actual con un jugoso gameplay que nos haga olvidar lo que sucedió en el pasado Xbox Gaming Showcase de 2020.

Viendo lo que está logrando su competidor más directo, tenemos que Sony ha contado con varios exclusivos de lanzamiento (entre totales, como Astro's Playroom y Demon's Souls; o parciales, como los intergeneracionales Marvel's Spider-man: Miles Morales o Sackboy: Una Aventura a lo Grande) y algunos más este 2021, donde destacan el reciente Returnal o el inminente Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte, que sale a la venta este mismo viernes, 11 de junio. Xbox Game Studios necesita compensar esos meses de ausencia sacando algo más que los nuevos Halo y Forza Motorsport antes de que nos despidamos de 2021.

Sabemos que The Ascent (exclusivo parcial para Xbox) saldrá el próximo 29 de julio, con el aliciente de tenerlo de lanzamiento para Xbox Game Pass, uno de los mejores reclamos de la familia de consolas Xbox, pero Microsoft necesita más juegos para su consola este periodo veraniego, sin tener que esperar hasta el mercado navideño. Porque a Xbox Series le faltó la pegada que tuvo Xbox One de lanzamiento, donde gozó de una decena de juegos exclusivos (totales y parciales), donde destacó una nueva IP (Ryse: Son of Rome) y el regreso de una saga pocos meses de su anuncio en el E3 2013 (Dead Rising 3). La diferencia es notoria.

Cierto es que hablar de "exclusivos" en Xbox es relativo, al estar muy ligado al mundo del PC gracias a la nueva política de Microsoft (al fin y al cabo, todo se queda en casa), pero eso no quita que nos gustaría poder decir que saldrá algo más que la conversión de Microsoft Flight Simulator este mismo año o el lanzamiento multiplataforma de Psychonauts 2, supuestamente este verano.

Pero por soñar, sin duda que una noticia como Senua's Saga: Hellblade II o Starfield antes de despedir 2021, junto con el binomio Halo+Forza, sería un buen modo de empezar a remontar estos meses de transición y ser más optimistas.

Nada de teasers ni vender humo: más gameplays

Xbox

Todas las empresas han pecado de vender humo en más de una ocasión. No se libran ni Nintendo, ni Sony, ni Microsoft. Pero en el caso de los de Redmond, estos últimos años se han juntado demasiados teasers sin chicha, repletos de muchas cinemáticas y ninguna fecha estimada de lanzamiento. Por eso Microsoft debería mojarse con todos ellos y empezar a mostrar gameplay para saber cómo serán.

Es algo básico para saber si nos puede gustar (en teoría) un videojuego, porque una cinemática no se ajusta a la realidad. Que sí, que con sagas conocidas lo tenemos fácil, al tener un hilo del que tirar. Estoy seguro que State of Decay 3 supondrá un salto respecto a State of Decay 2, tal y como lo hizo dicha secuela con el primero. Para el que suscribe, una saga de zombis muy reivindicable.

Con la secuela de Hellblade: Senua's Sacrifice, una de las sorpresas de 2017, sabemos que Ninja Theory (ya dentro de la familia Xbox Game Studios) volverá a hacer otro gran trabajo, mientras que con Fable o Perfect Dark no sabemos con qué nos pueden sorprender al estar en manos de otros estudios: Playground Games (autor de Forza Horizon) para el primero y el recién formado estudio The Initiative para el regreso de la IP de RARE surgida en Nintendo 64. ¡Queremos verlos en acción! Aunque dudamos que puedan salir al mercado a corto plazo.

Hay otros que saldrán únicamente en Xbox y Windows 10, como The Gunk, de los creadores de SteamWorld Dig, del que nos encantaría ver más material. Y ya de paso hacer lo propio con el oscuro Scorn, que no hay ración de gameplay que nos colme para un juego que evoca tanto a las obras de David Cronenberg y H.R. Giger.

Más estudios y ampliando la retrocompatibilidad

Indiana Jones

Con la reciente adquisición de Bethesda y ZeniMax, Xbox Game Studios aglutina más de una veintena de estudios, como por ejemplo 343 Industries (Halo), Mojang (Minecraft), id Software (DOOM), Arkane Studios (Dishonored), RARE (Battletoads) o Double Fine Productions (Day of the Tentacle). Microsoft ha fichado a equipos veteranos y con gran experiencia en múltiples géneros, teniendo muy bien cubiertas las ramas de FPS y RPG, dos estilos que se asocian a la marca Xbox.

En relación a juegos de rol se esperan grandes cosas de Obsidian Entertainment, actualmente enfrascado en Avowed (sin olvidar que Grounded sigue en desarrollo mediante Xbox Game Preview) y quién sabe si en una secuela de The Outer Worlds; mientras que inXile Entertainment (Wasteland) debería mostrarnos en qué está inmerso ahora. Y no olvidemos el futuro Age of Empires IV para los amantes de la estrategia, donde seguimos sin perder la esperanza sobre alguna noticia relativa a Xbox. No en vano PS2 tuvo su conversión del Age of Empires II en 2001.

Pero volviendo al tema de los estudios, si bien se anunció en 2020, lo de Bethesda y ZeniMax se hizo oficial este 2021. Y si echamos la vista atrás, el grueso de las adquisiciones se produjeron en 2018, con Double Fine ya en 2019. No dejan de ser muchos estudios y por extensión muchos videojuegos en desarrollo, estando muy sorprendidos e ilusionados con el de Indiana Jones a cargo de MachineGames, autores de los últimos Wolfenstein. Pero si Microsoft anuncia el fichaje de algún estudio más, bienvenido sea, claro. No en vano Sony ha seguido moviendo ficha, con Insomniac Games uniéndose a su sello PlayStation Studios a finales de 2019.

¿Podría Xbox Game Studios hacerse con un estudio nipón? Salvando Tango Gameworks (The Evil Within), que ya vino con el lote de Bethesda, no sería descabellado que se llegase a producir sabiendo el hincapié que ha puesto Phil Spencer desde su llegada, logrando que sagas que nunca habían salido en una consola Xbox por fin lo hayan conseguido, como Yakuza, Dragon Quest o Ys.

Y que Microsoft mire al futuro no debería significar el olvido a la hora de retomar la tarea con la lista de juegos de Xbox 360 retrocompatibles, aparte de la primera Xbox. Porque desde el E3 2019 se cerró el grifo y aún faltan muchos juegos.

Hay títulos que sorprende comprobar que no son retrocompatibles, lo cuál es una pena, no solamente para la gente que dispone de una Xbox One, sino por las ventajas que ofrecen las Xbox Series, hasta el punto de eliminar las cargas (literalmente) en ciertos juegos. Es una gozada (re)visitar los clásicos de Xbox 360 o los de la primera Xbox bajo esta guisa y personalmente no pierdo la esperanza de que los de Redmond anuncien pronto, quizás este E3, alguna noticia al respecto acompañada de más juegos con FPS Boost, que es otra maravilla. Que eso de aumentar la tasa de refresco en pantalla con un parche y sin tener que pagar por ello, es algo muy de agradecer. Igual que la retrocompatibilidad en sí.

Temas
Inicio