Publicidad

Pokémon GO: así ha evolucionado el juego de Niantic en sus tres años de vida
Análisis

Pokémon GO: así ha evolucionado el juego de Niantic en sus tres años de vida

Publicidad

Publicidad

Da igual que se trate de una licencia de talla mundial, incluso del calibre de Pokémon, triunfar en móviles es muy, muy dificil. Es más, una vez llegados ahí, el verdadero desafío de cualquier juego es trascender a su impacto inicial. A la moda. Pokémon GO es una de esas excepciones: tres años después, continúan los brotes de fiebre amarilla a escala global. 

¿El secreto del éxito de Pokémon GO? Una comunidad bien establecida, la gradual llegada de todas esas promesas que tanto tardaron en cumplirse y, por supuesto, el hecho de cumplir el sueño de cada vez más generaciones de jugadores: ser entrenadores de Pokémon en la vida real. 

Atrapar, cuidar y hasta combatir en el mundo real. Llevar la experiencia a nuestra ciudad, a nuestro barrio, a dónde quiera que nos vayamos de vacaciones. Siempre con las archiconocidas criaturas de Nintendo como abanderados. 

El fenómeno trascendió más allá de los móviles a la vez que se materializaba el sueño de cualquiera que haya jugado a las entregas clásicas de Pokémon, pero también lideró una de las últimas revoluciones en la industria del videojuegos. Porque, llegado el momento, todo el mundo quería su propio Pokémon GO.

Pokémon GO

Dicho lo cual, conviene tener presente que el ecosistema de los videojuegos en móviles es complejo y delicado. El número de apps que retienen el interés del jugador más allá del tercer día es el segundo gran filtro de todo juego de iOS y Android. ¿El primero?  El clásico descargado-y-borrado: toda app se juega el tipo en cuestión de pocos minutos. Incluso escasos segundos. Pero claro, Pokémon Go es un caso aparte.

Cabe preguntarnos si su éxito se debe más a los personajes de Nintendo o a la tecnología e ideas de Niantic. La realidad es que el auténtico detonante fue la combinación de ambos: hemos visto más juegos oficiales de Pokémon para móviles que de cualquier otra licencia de la Gran N (Pokémon Rumble Rush, Pokémon Quest, Pokémon Shuffle Mobile, Pokémon: Magikarp Jump…) pero ninguno ha tenido la acogida de Pokémon Go. Ni de lejos. 

D5nw5anw4aaxmic

Por otro lado, Niantic adaptó a Pokémon GO la tecnología y varias de las ideas de Ingress, su anterior proyecto. Estamos hablando de combinar geolocalización a nivel mundial con las posibilidades de los smartphones, aderezando lo anterior con las guerras de facciones.  Pero, siendo justos, ni Niantic, ni The Pokemon Company ni la propia Nintendo estaban preparadas para el atronador éxito de a Pokémon GO.

A fin de cuentas, todo partió de una broma que Google y Nintendo prepararon para el April Fools' Day. Una que, además, era una idea millonaria.

De la inocentada de Google a la sensación del verano 

31 de marzo de 2014. Google Maps anuncia su más reciente proyecto de talla mundial, y busca voluntarios para llevarlo a cabo: Pokémon Challenge es la iniciativa que fusiona el mundo de Pokémon con el mundo real. O, más bien, desata los monstruos de bolsillo alrededor del globo. 

A través de la realidad aumentada las ciudades, los bosques, los mares y hasta los desiertos de todo el mundo recibían las criaturas de Nintendo en estado salvaje. La iniciativa consistía en  atraparlos a todos. Como en los juegos y la serie de televisión. El verdadero objetivo: robar una sonrisa a los nostálgicos. Aquello era una inocentada con motivo del 1 de abril. Al menos, en ese momento. 

No vamos a las navidades de 2015. La concepto de Pokémon Challenge vuelve a hacerse viral. Pero, en esta ocasión, Nintendo va en serio. Pokémon GO llegaría a los dispositivos móviles de todo el mundo a lo largo del verano de 2016. El verano de Pokémon GO

Millones de jugadores de todas las edades y naciones se congregan a nivel mundial en torno a las poképaradas y comienzan a descubrir la realidad aumentada lanzando pokéballs virtuales. Capturar rattatas y zubats como hacía 20 años atrás.  Compartiendo la experiencia e identificando a sus iguales por sus andares, sus gestos y su cada vez menos disimulada alegría tras un inesperado descubrimiento.

Pokémon GO es free-to play y si caminamos un poquito al día no tendremos la necesidad de comprar extras. Sin embargo, la app genera ingresos millonarios, tanto de manera directa como colateral. Incluso aquellos comercios próximos a las poképaradas se convierten en lugares de peregrinación para los jugadores.  

La propia McDonalds se adelanta al resto y hace un trato millonario para que cada uno de sus restaurantes de Japón congregue a los fans nipones.  No es la primera vez que el titán de la fast-food ve potencial en estas iniciativas: una década antes sus mesas se había convertido en el punto de reunión de los fans de Monster Hunter en PSP. Pero esto estaba a otro nivel.

Como comentamos antes, esta fiebre amarilla había desbordado las previsiones de Nintendo y las, ya de por sí, generosas expectativas de Niantic. ¿Aquello era fruto de una alineación de astros? Más o menos.

Las seis claves del éxito de Pokémon GO

El año 2016 fue, de largo, el más importante para la saga Pokémon. Pikachu y compañía nunca habían pasado de moda, pero The Pokémon Company  tiró la casa por la ventana en cuestión de festejos. A fin de cuentas, solo se cumplen 20 años una vez. 

La compañía compuesta a partes iguales por Nintendo, Game Freak y Creatures hizo un despliegue sin precedentes de cara al 20º aniversario del lanzamiento de Pokémon Rojo y Verde en las Game Boy niponas (recordemos que las versiones españolas llegaron en noviembre de 1999), ofreciendo reediciones de los clásicos, nuevas propuestas jugables y el lanzamiento de Pokémon GO. A su modo, la manera de que todo el mundo participaran en la celebración. Y vaya si lo consiguió.

En cierto modo, Pokémon GO es la prueba definitiva de que el fenómeno Pokémon es más que una moda. Los que empezaron a jugar de pequeños, los que descubrieron la saga a través del juego de realidad aumentada y aquellos que pasan el testigo a los entrenadores Pokémon del mañana. Sin embargo, la explosión del fenómeno de Pokémon GO se debió a una sucesión de factores clave, destacando

1. El poderoso magnetismo de Pikachu y compañía como marca

Pika

Pikachu es uno de los rostros más reconocibles a nivel mundial. Quizás no hayas jugado a ninguno de los juegos, pero lo puedes reconocer al instante. Su enorme sonrisa, su característica voz, sus cachetes colorados... Otra cosa es que sepas decir su nombre a la primera.

De la noche a la mañana, Pokémon estaba en boca de todos. Desde políticos y candidatos a la presidencia de los Estados Unidos. Todos querían al ratoncito amarillo, y el hecho de tener que dar paseos para conseguirlo en un mundo cada vez más sedentario no tardó en ganarse el favor de aquellos a los que, en circunstancias normales, no estaban atraídos por los videojuegos.

2. Una puerta de entrada insuperable para la saga

Pika

El hecho de que  que las mecánicas de juego quedaran reducidas -al principio- a lanzar pokéballs con más o menos atino hizo que todo el mundo pudiera empezar a familiarizarse con los monstruos de bolsillo. Prueba de ello es que entregas posteriores, como Pokémon Lets’s GO!, se diseñarán para dar la bienvenida a los jugadores de Pokémon GO a la saga principal.

3. El factor nostalgia y socializador

Bul

Pokémon GO triunfó entre los más pequeños, pero más todavía entre aquellos los que no lo eran tanto. Alumnos de instituto, universitarios y gente de todas las edades soltaban Pokéballs con generosidad como lo habían hecho en su niñez y juventud. Los padres salían a buscar Pokémon junto a sus hijos. 

Por no hablar de la sinergía que había entre los jugadores. Era fácil adivinar cuando alguien había usado incienso o Módulo Cebo y cómo se empezaban a fraguar las primeras comunidades. Cómo las redes sociales y las apps empezaban a dar forma al verdadero punto fuerte de la idea: no es solo hacerse con todos, se trata de divertirse entre todos.

4. La llegada de la séptima generación de Pokémon

Alola

El broche del año de Pokémon lo pondría el doble lanzamiento de Pokémon Sol y Pokémon Luna y, con ellos, la nueva generación de monstruos de bolsillo. Si bien las expectativas en torno a esta entrega eran enormes, Pokémon GO supo canalizar con éxito buena parte del hype de los fans durante los meses estivales. 

5. Un mundo geolocalizado en Realidad Aumentada

Luckypokemon Update

La presencia de los Pokémon es esencial para entender cómo se propagó la fiebre amarilla por la app, pero la tecnología que usó Niantic fue el verdadero arma secreta detrás del proyecto. Los Pokémon destilaban vida más allá de las pantallas, consiguiendo rozar la magia con una propuesta tan sencilla como intuitiva (y atractiva) para el gran público.

La red de geolocalización que se había establecido con Ingress, la información de Google Maps y el modo de integrar las versiones tridimensionales de Bulbasaur, Charmander, Squirtle y compañía en el mundo real fue clave. 

6. La época de lanzamiento: todo cuenta

Dwiqtyywsaa7kpe

No fue casualidad que Pokémon GO llegase coincidiendo con verano. Ni tampoco que su lanzamiento mundial fuese gradual. Pasear es parte de la experiencia y el buen tiempo era clave de cara al éxito de la idea. Así como medir los tiempos de cara a asegurar que los servidores darían a basto con la cada vez más desmesurada cantidad de jugadores. 

El cierre del curso académico, los paseos de verano y los periodos vacacionales que tienen lugar entre los meses de julio y agosto fueron grandes aliados de Niantic y Nintendo, al menos de cara al lanzamiento del juego. A partir de ahí el desafío era sostener el proyecto más allá del impacto inicial y cuando el clima no invita tanto a salir de casa. 

Sin embargo, Pokémon GO se tuvo que enfrentar a otra clase de problemas colaterales antes de dar su siguiente gran paso.

Primera piedra en el camino: el complicado trecho de mediar de las aplicaciones de terceros

La extraordinaria acogida que tuvo Pokémon GO tuvo dos consecuencias directas más allá del control de sus creadores: la proliferación clones dispuestos a reclamar su trocito de pastel (un clásico)  y el auge de las apps y herramientas que, de manera más o menos lícita, tenían como propósito ajustar la experiencia original.

Estas aplicaciones de terceros tenían diversos usos. En algunos casos se trataba de sistemas de comunicación entre fans mientras que en otros era posible rastrear los Pokémon. Incluso podíamos acceder a trampas que, por ejemplo, nos ahorraban tener que desplazarnos físicamente. 

Poké

La realidad detrás de este tipo de iniciativas es que Niantic se enfrentaba a un triple problema:

  • Las trampas corrompían la experiencia original y, por defecto, resultaban injustas para aquellos que no las usaban
  • Las aplicaciones de terceros consumían una enorme cantidad de recursos de Niantic, incluyendo sus propios servidores. Es más, durante los primeros meses Pokémon GO sufrió caídas a nivel mundial.
  • Tanto las trampas como las aplicaciones de terceros impedían avanzar al proyecto. El personal destinado a contener sus efectos no podía generar nuevos contenidos, desarrollar novedades o llevar Pokémon GO a nuevos países. Un problema serio.

El 5 de agosto de 2016, un mes después de lanzar el juego, se tomó la primera decisión importante: bloquear las apps de terceros y banear a todo el que inclumpliera los términos y condiciones de Pokémon GO con trampas. De hecho, incluso creó un formulario para aquellos que consideraban que habían sido baneados injustamente.

Poké

Para muchos fue un paso hacia atrás de cara a la experiencia, sin embargo, los problemas debían atajarse cuanto antes.

Dado que se produjo cierta discusión pública sobre el asunto, hemos querido arrojar algo más de luz sobre por qué hicimos esto y por qué estos sitios y aplicaciones, aparentemente inocuos, han perjudicado nuestra capacidad de ofrecer el juego tanto a jugadores nuevos como a los existentes.
El siguiente gráfico muestra la diferencia de consumo de recursos de nuestro servidor cuando bloqueamos estos obstáculos. Liberar esos recursos nos permitió realizar el lanzamiento en Latinoamérica.
Graf

A su ritmo, Pokémon GO continuó expandiéndose y, cuando la experiencia original estuvo asentada, llegó la segunda etapa del proyecto. Sin embargo, antes hubo que hacer una pequeña gran tramite dentro e la comunidad de jugadores: separarlos.  

Divide y vencerás: llegó el sistema de equipos

El 25 de julio de 2016 Niantic comenzaba a sacar sus primeras conclusiones de cara al proyecto Pokémon GO a la vez que desplegaba el que sería su primer gran empujón desde el lanzamiento: Candela, Spark y Blanche entraban en escena y con ellos la fragmentación de la comunidad. Y pese a cómo suena de primeras, le sentó de maravilla al conjunto.

Instinto

Llegados al quinto nivel, los jugadores tendrían que tomar una de las decisiones más importantes de nuestra carrera como entrenadores: ¿a qué facción nos sumaremos?

  • Los más valientes nos unimos (yo incluido) a Candela y el equipo Valor
  • Mi compañero Gallego optó por Spark y el equipo Instinto. ¡Ni siquiera él es perfecto!
  • Por su parte, Alex CD elegió a Blanche y se unió a Sabiduría. Quizás, dejándose llevar por las prisas.

Aquello le daba un toque extra de identidad a las partidas. El líder que escojamos aparecería en pantalla, sí, pero nuestra lealtad para con la facción elegida sería el verdadero pulmón de la experiencia de cara a los futuros contenidos.

Tomando la rivalidad de facciones de Ingress como punto de partida, Niantic no tardó en ver cómo los fans se decantaban por uno u otro equipo. Aquello no era una decisión gratuita: la fuerza de cada facción determinaría el éxito de cara a Los Gimnasios, los primeros desafíos comunitarios y, a rasgos generales, serían la sal de todas las actividades venideras.

D7hbcc3xkaaggqp

Por supuesto, con la llegada de las Incursiones y la aparición de los Pokémon legendarios esa sensación de competitividad y -a la vez- rivalidad quedaría aparcada de cara a fines mayores. 

Sin embargo, las verdaderas revoluciones de Pokémon GO, aquellas que se habían prometido durante la presentación original del juego, estarían por llegar. Y no nos vamos a engañar, podían haber llegado antes.

Una evolución que se hizo de esperar más de lo esperado

Niantic esperó hasta diciembre de 2016 para ampliar sutilmente el Pokédex. Casi medio año después de lanzar Pokémon GO comenzaron a asomar nuevas especies y evoluciones. Un reclamo extra para que los jugadores más dedicados y aquellos que habían dejado colgada la mochila de entrenador volvieran a salir de casa con la batería externa de su móvil.

Pero claro, el verdadero problema era doble: la frecuencia y verdadera importancia de actualizaciones que recibía el juego. Las remesas de nuevos Pokémon eran modestas, demasiado, y no había rastro de los prometidos combates Pokémon, las batallas entre jugadores o el sistema de intercambio.

A fin de cuentas, que Pokémon Go perdiera fuelle entre los jugadores era algo casi natural. Lo cual no justificaba el volumen de actualizaciones y novedades que estaba recibiendo el proyecto conforme pasaban los meses. De hecho, ¿dónde estaban los Pokémon Legendarios?

La respuesta, y el primer gran revulsivo de Pokémon GO,  llegaría durante el evento Pokémon GO Fest de finales de julio de 2017: a través de varias pruebas de facciones que tuvieron lugar en Grant Park (Chicago) se consiguió despertar a Lugia, el cual sería el primer Legendario que podríamos capturar, seguido de Articuno, Zapdos y Moltres. 

Duhffcfw4aeuhdh

Ese mismo mes llegaban las Incursiones, de modo que los jugadores podían formar equipos de hasta 20 personas de cualquier facción para enfrentarse a verdaderos desafíos. Dicho de otro modo: cualquier aliado es bien recibido ante los enemigos más poderosos.

De manera gradual, Pokémon GO ha ido cumpliendo las promesas iniciales con -literalmente- años de margen frente a los anuncios originales. Los combates de Jugador contra Jugador llegarían en diciembre de 2018 y pese a que varios Pokémon de Alola han asomado en el juego, las especies más recientes pertenecen a las ediciones de Diamante, Perla y Platino

Lo cual no eclipsa todas las grandes novedades y aquellos ajustes que el proyecto ha recibido a lo largo de estos años. Algunos esenciales, como el intercambio enre jugadores, y otros realmente curiosos.

Algunos de lo más llamativos fueron la desaparición de huellas y el sistema de radar o el curioso caso del Apple Watch: Niantic adaptó funciones del juego al dispositivo de Apple para luego retirar aquella compatibilidad tras la función de sincroaventura. A fin de cuentas, el nuevo sistema para abrir los huevos con la app cerrada solapaba el cometido del reloj hasta hacerlo innecesario.

D8u5dv V4aaoy7s

También hemos visto otros experimentos realmente fascinates, como la realidad aumentada plus de los dispositivos iOS o el replanteamiento de los módulos cebo. A fin de cuentas la experiencia se centra siempre se ha basado en cuatro ideas: caminar, descubrir,  atrapar y combatir

Ahora bien, Niantic se guardaría la siguiente gran novedad para el segundo aniversario del juego: el  mencionado intercambio de Pokémon entre jugadores llegaría a Pokémon GO con algunas limitaciones razonables pero con vistas al doble lanzamiento de Pokémon Let’s GO!. Un golpe de efecto a la experiencia que nos permitiría trasladar nuestros Pokémon a los juegos de la saga principal.

El primer RPG de Pokémon en Switch permitió importar (sin camino de vuelta) nuestros Pokémon del móvil a la consola, e incluso jugar con ellos. A cambio, recibiremos caramelos en Pokémon GO, pero de todos modos ya era bastante complicado justificar para qué queríamos aquellas hordas de rattatas y zubats acumuladas durante dos años.

Poké

Sin embargo, el plan no acaba ahí: Nintendo tiene planes para congregar todos nuestros Pokémon en un mismo punto. Y no es la única idea que, a día de hoy,  tiene en el horno.

Presente y futuro de Pokémon GO (y otros proyectos en paralelo) 

Duhffsqwoaarfw3

El verano de 2016 fue el verano de Pokémon GO. De eso no cabe duda. Sin embargo, y pese a que la iniciativa ha perdido fuelle, la base de jugadores fieles es enorme. Lo suficiente como para que quede patente que ni se trata de una moda pasajera, ni su éxito fue fruto de la casualidad. Y hay planes de futuro de cara a la valiosisima comunidad en torno al proyecto.

Por un lado, Pokémon Home será el punto de encuentro entre todas las entregas principales de Pokémon y, cómo no, Pokémon GO. Un lugar en común en el que podremos reunir a nuestros monstruos de bolsillo, importarlos a otros sistemas e incluso acceder a nuevas actividades exclusivas.

Pokémon Home

Por otro, Pokémon GO sigue teniendo un calendario de eventos tremendamente saludable y muy bien repartido a lo largo del globo, a lo que hay que sumar los días de la comunidad o las temáticas de corte estacional. Estupendos motivos para seguir desviandonos de vez en cuando de nuestras rutas habituales en el día a día de cara a pasarnos por un punto de interés.

Por su parte, Niantic y Nintendo seguirán apostando por expandir sus propias ideas a través de nuevos proyectos no asociados a Pokémon GO.

  • En Harry Potter: Wizards Unite vemos cómo Niantic añade toques de magia y fantasía a su fórmula original y aplica lo aprendido durante estos años, trasladando al jugador al universo literario de J.K. Rowling.
  • En Pokémon Masters Nintendo quiere centrarse en el aspecto competitivo de la licencia. La siguiente gran incursión de Pokémon en móviles, esta vez de la mano de Dena, nos permitirá combatir junto a los personajes más emblemáticos de todas las entregas principales de la saga.
  • Finalmente, Nintendo seguirá explorando la manera de mejorar nuestra calidad de vida a través de Pokémon Sleep. Una iniciativa fuertemente inspirada en Pokémon GO, solo que en esta ocasión se recompensará otro hábito igual de saludable que los paseos: la calidad de sueño del jugador.   

¿Cuál será el siguiente gran revulsivo de Pokémon GO? Más allá de estos tres proyectos, tenemos pendiente la entrada en escena de los Pokémon de las regiones de Unova, Kalos o Alola, así como la aparición de una nueva tanda de especies por revelar al mundo que llegarán de la mano de Pokémon Espada y Escudo. Es más, damos por hecho que alguna nueva especie proveniente de Galar aparecerá en la pantralla de móvil.

A lo que hay que sumar la reciente aparición de un Mewtwo Acorazado especialmente intimidatorio inspirado en el próximo filme de animación digital de Pokémon. 

A partir de ahí estamos deseando averiguar con qué nos sorprende de cara a este tercer año. Una renovación de intenciones que además supone un lienzo en blanco al tener (por fin) todas las grandes promesas cumplidas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir